Dilma Rousseff denuncia

Brasil: La persecución jurídica alcanza ahora a la presidenta del Partido de los Trabajadores

Gleisi Hoffmann y Lula

Gleisi Hoffmann y Lula

Brasilia, junio 19 - El juicio que enfrentará hoy en el Supremo Tribunal Federal la presidenta nacional del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, ''tiene todas las características de una farsa'', afirmó la ex mandataria brasileña Dilma Rousseff.

Gleisi pasó a ser el blanco principal de la persecución jurídica y política que llevó al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a prisión, advirtió Rousseff en una nota publicada anoche en su sitio web y en la cual subrayó que todo el proceso contra la dirigente petista está repleto de mentiras evidentes y declaraciones contradictorias.

Los acusadores (de Gleisi, su esposo y ex ministro Paulo Bernardo y el empresario Ernesto Kugler) se convirtieron en delatores para obtener ventajas jurídicas, como su propia libertad y el acceso a los recursos financieros obtenidos de forma ilegal, señaló.

Rousseff calificó además de 'absurda' esa situación en la cual delincuentes confesos forjan acusaciones contra inocentes a cambio de su impunidad, lo cual se ha convertido en parte ponderable de las investigaciones basadas en delaciones premiadas sin cualquier prueba que las respalde; un método utilizado por la operación Lava Jato.

La víspera, el sitio web del PT destacó en su portada que el juzgamiento de la líder nacional de ese partido y también senadora tendrá una clara intencionalidad política.

'Gleisi será juzgada por defender a Lula y a la democracia brasileña', apuntó el portal y subrayó que las evidencias de que el accionar de la operación anticorrupción Lava Jato fue guiada desde su comienzo por el partidismo y la ausencia de imparcialidad son cada vez más claras.

Como si no bastara con la prisión política de Lula, ahora también es atacada una de las líderes más activas en la lucha por la democracia en el país, enfatizó la publicación.

Según se anunció, la segunda sala del Supremo Tribunal Federal (STF) debe juzgar este martes una acción penal de Lava Jato contra Hoffmann, Paulo Bernardo y Kugler, reos por los presuntos delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

Las denuncias no tienen ninguna sustentación técnica ni jurídica; Gleisi está siendo juzgada por el papel político que ejerce en el país, valoró la también senadora petista Fátima Bezerra, quien insistió en que es el propio legado de la dirigente partidista lo que la convierte en una víctima más de las arbitrariedades del sistema judicial brasileño.

En ese sentido, el líder del PT en la Cámara alta, Lindbergh Farias, significó que Hoffamnn es reo en un proceso basado única y exclusivamente en la delación sin pruebas de un individuo con una conexión 'umbilical' con el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

A juicio del líder de la oposición en el Senado, Humberto Costa (PT), para que Hoffmann sea declarada inocente debería bastar el hecho que en fecha reciente el abogado que condujo el proceso de delación premiada en su caso fue acusado de recibir mesadas para -en las delaciones que inducía- establecer una selectividad.

La que involucra a la presidenta nacional del PT será la segunda acción penal de Lava Jato que llegará a juzgamiento final en la Corte Suprema después de más de cuatro años desde el comienzo de la operación.

El pasado mes de mayo el STF juzgó la causa del diputado federal Nelson Meurer, del Partido Progresista (PP), también acusado de corrupción y lavado de dinero y quien fue condenado a 13 años y nueve meses de prisión en régimen cerrado.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2318 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /internacionales/n326792.htmlCd0NV CAC = Y co = US