El conflicto en Ucrania marca el fin de la era dominada por el poderío occidental

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

http://www.strategic-culture.org

*/ El Viejo orden liderado por Estados Unidos tiene que terminarse y terminará porque precisamente ha dejado de ser sostenible en cuanto a lo que concierne al resto de la Humanidad./*

El actual conflicto militar en Ucrania, es un evento que marca un hito de inmensa importancia histórica. Marca la ruptura con el pasado y el comienzo de una nueva realidad geopolítica, realidad que significará el avance en las relaciones internacionales hacia un mayor desarrollo económico, justicia y paz.

El conflicto militar en Ucrania, no consiste en un estrecho conflicto entre Ucrania y Rusia. Se trata del síntoma exterior de una confrontación mayor—por un lado – el orden occidental dirigido por Estados Unidos y por el otro, naciones como Rusia, China y otras que se rehúsan a aceptar un rol subordinado. Nuestra entrevista con…

https://www.strategic-culture.org/news/2022/04/14/war-ukraine-really-about-us-pursuing-regime-change-in-russia-bruse-gagnon/

Bruce Gagnon esta semana revela el cuadro geopolítico mayor y lo que está en juego.

Un síntoma seguro de las mayores dimensiones es el modo en que Estados Unidos, la OTAN y los aliados europeos han rápidamente desplegado una guerra hibrida contra Rusia en un intento por destruir la economía de esta última. Los reclamos occidentales acerca de ¨defender la democracia, la soberanía y el derecho internacional ¨ son despreciables y fraudulentos. Envían armamentos a un régimen corrupto y represor, cuyos militares están infestados de regimientos nacistas.

No, Estados Unidos y sus aliados occidentales están utilizando el conflicto—conflicto que Rusia denodadamente trató de evitar apelando a los tratados de seguridad con la OTAN—como una ocasión para aplastar a Rusia. Se trata de aplastar cualquier desafío al orden occidental. Eso, inevitablemente significa una confrontación con China y otros países que tratan de desafiar al ¨ Consenso de Washington¨.

La draconiana censura contra los medios periodísticos internacionales rusos y el bloqueo a la economía de Rusia indica una descomunal campaña de hostilidad de parte de las potencias occidentales que ya estaban preparadas para hacerlo. La intervención rusa en Ucrania del 24 de febrero pasado estuvo basada en los plausibles principios de la defensa propia y aportó la plataforma de lanzamiento de la contenida hostilidad occidental. Pero, esta hostilidad no es solo contra Rusia. También está dirigida a confrontar el surgimiento de un orden mundial multipolar que estaría más allá del dominio de Estados Unidos. El dominio -- o hegemonía—que descansa sobre el control que Estados Unidos ejerce sobre el sistema financiero global como también sobre el brutal poderío militar de Estados Unidos asistido por sus seguidores de la OTAN.

Las inmediatas preocupaciones rusas en torno a Ucrania se basan en la creciente amenaza que plantea este vecino país occidental y su traicionero involucramiento con la OTAN además de los inaceptables asaltos que el régimen de Kiev lanza contra la población de habla rusa en la región del Donbass durante casi los últimos ocho años. Pero, al defender aquellos aspectos nacionales, la intervención militar en Ucrania también plantea un desafío a todo el sistema del orden occidental dominado por Estados Unidos.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, hizo hincapié en estos acontecimientos fin de época.

https://tass.com/politics/1435849

Dijo esta semana a los medios rusos que "nuestra operación militar apunta hacia poner fin a las libres expansiones y curso sin restricciones hacia el total dominio de parte de Estados Unidos y otros estados occidentales dirigidos por este en el plano internacional.

Vale la pena reflexionar sobre este pensamiento sobre por qué la duplicidad y la hipocresía de las potencias occidentales se han tornado insoportables y por qué tal arrogancia unipolar estuvo y está destruyendo el orden internacional.

Lavrov comentó con ironía: "Resulta posible reconocer la independencia de Kosovo sin un referéndum, pero resulta imposible reconocer la independencia de Crimea, declarada luego de un referéndum supervisado por cientos de objetivos representantes extranjeros. Estados Unidos imaginó una amenaza a su seguridad nacional a cientos de kilómetros de distancia en Irak, pero cuando lo bombardearon y descubrieron que no había tal amenaza, ni siquiera se disculparon. Luego, los ultra radicales y los neonazis están aumentando justo en nuestras fronteras, decenas de laboratorios biológicos están siendo instalados bajo la supervisión del Pentágono realizando experimentos que apuntan primero y principalmente a desarrollar armamento biológico –la documentación descubierta no deja lugar a ninguna duda—luego entonces a nosotros no se nos permite reaccionar ante esta amenaza justo en nuestras fronteras –no más allá del océano."

Lo que Rusia ha hecho a través de su operación militar en Ucrania en sus propios e independientemente evaluados términos, es una señal que la presunta dominación de Estados Unidos y sus aliados occidentales ha terminado.

La era post soviética de los últimos treinta años ha terminado. Rusia ya no está interesada en integrarse en el orden global centrado en Occidente, como lo señala Fyodor Lukyanov…

https://eng.globalaffairs.ru/articles/old-thinking

esta semana en un artículo para la publicación rusa "Russia in Global Affairs" –Rusia está ahora eligiendo "un camino diferente".

Ese camino significa abrazar plenamente un mundo multipolar como lo anunciaba la integración económica Euroasiática y la asociación estratégica con China, la India y otros países. Los abundantes recursos naturales de Rusia, primeramente en el campo energético, serán dirigidos hacia el desarrollo Euroasiático y al hacerlo se desarrollará un inmenso beneficio. La cosa es que las economías occidentales necesitan de Rusia más que esta de ellas, como lo señaló…

https://www.euractiv.com/section/global-europe/news/putin-tells-europe-you-still-need-russian-gas-but-were-turning-east/?utm_source=piano&utm_medium=email&utm_campaing=9707&pnespid=qed7DSlJafIf1OTDqz6uTorwtkuvxoV2LbG_nv8yrOVmXX.o5nJtofy3ubCZTWRGDOyQAOPR

esta semana el presidente Vladimir Putin.

La transición hacia un nuevo orden mundial tomará tiempo y provocará algunas dislocaciones temporales. Tomará tiempo construir la necesaria infraestructura para el gas y el petróleo, por ejemplo. Pero la trayectoria total es viable y factible y ya está en camino.

La profunda importancia histórica de los tectónicos cambios globales es evidente desde el punto de vista del economista ruso Sergey Glazyev, como lo señala en su erudita entrevista con Pepe Escobar.

https://thecradle.co/Article/interviews/9135

Glazyev ha estado trabajando oficialmente durante años sobre la Unión Económica Euroasiática (EAEU). Describe la evolución e implementación de un nuevo orden financiero global que reemplace al sistema basado en el dólar norteamericano. El nuevo orden está siendo desarrollado por Rusia, China y otros países con el explícito propósito de hacerse independientes de la dominación de Estados Unidos y del imperialismo de las divisas y la deuda occidentales.

En realidad lo que está sucediendo en Ucrania es el fin de una era y el inicio de una época. La guerra y el sufrimiento son abominables. Pero el sistema dominado por Occidente no le dejó a Rusia otra alternativa sino el empleo de la fuerza física con el objeto de defender sus intereses vitales. Ahora que la ruptura se ha consumado existe la impresión que el Rubicón ha sido cruzado. No hay vuelta atrás. La respuesta occidental ha sido una derrota auto infligida. Su guerra híbrida contra Rusia ha catalizado el fin de la dominación occidental global de Estados Unidos. Su politizado abuso del sistema dolarizado ha dañado de manera fatal al sistema y presagia el advenimiento de una alternativa mejor y más globalmente democrática.

Discutiblemente, los espacios de tiempo de este proceso global datan de más allá de las tres décadas post soviéticas o del post Patrón Oro que finalizó el año 1971 cuando Estados Unidos lo liquidó a favor de la supremacía del dólar.

Más allá incluso de las ocho décadas desde la Segunda Guerra Mundial. Estamos observando los últimos quinientos años de la Europa Occidental y sus potencias colonialistas posteriormente enfrentadas por la hegemonía de Estados Unidos y su criminal belicismo y ganas de viajar.

No existe garantía alguna para el resultado. Pero baste con señalar que el viejo orden liderado por Estados Unidos tiene que irse y se irá precisamente porque ya ha dejado de ser sostenible en cuanto se refiere al resto de la Humanidad.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 756 veces.



Strategic Culture Foundation

Plataforma para el análisis, la investigación y los comentarios de política exclusivos sobre asuntos globales (Strategic Culture Foundation)


Visite el perfil de Strategic Culture Foundation para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: