Siria, otra victoria y el ruidoso silencio occidental

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

La liberación de Jan Cheijún en la Provincia de Idlib por parte del ejército sirio y sus aliados rusos marca otra importante victoria en la vía de poner fin a la guerra de ocho años de duración en Siria.

La semana pasada presenció el retorno a una relativa normalidad esta ciudad noroccidental que estuvo sitiada por los militantes afiliados a Al Kaida durante cinco años. Situada al sur de Aleppo en la vía hacia la capital, Damasco. Jan Cheijún fue oficialmente declarada bajo control de las fuerzas del estado sirio el día 21 de agosto pasado luego de una cruenta batalla contra los militantes.

Periodistas internacionales de Italia, Bulgaria, Grecia y Rusia presenciaron el retorno de los residentes y los esfuerzos para reanudar los servicios eléctricos y reabrir las escuelas. Jan Cheijún fue saqueada por los terroristas yijadíes en retirada con la típica depravación que se les ha visto en otras áreas liberadas. Pero, a pesar de la devastación, los residentes fueron reconfortados al comenzar las tareas de restauración de lo que anteriormente era una ciudad reconocida por su cultura y belleza antes que se iniciara la guerra en el mes de marzo del 2011.

Los remanentes rezagados que dejaron los militantes derrotados como también la identidad de los combatientes caídos…

https://friendsforsiria.com/2019/08/21/these-are-the-monters-your-government-support/=respond

atestiguaron su filiación terrorista. Muchos de ellos eran mercenarios extranjeros. Jan Cheijún era una plaza fuerte del grupo Hayat Tahrir al-Sham que anteriormente se le conoció como el Frente Al Nusra. A pesar del camaleónico nombre ellos forman parte de la agrupación yijadista de la red terrorista Al Kaida, la cual está proscrita internacionalmente y los gobiernos occidentales oficialmente se oponen a ella.

La captura de la ciudad demuestra una vez más la ruin naturaleza de la guerra cómo una agresión patrocinada desde el extranjero para conseguir un cambio de régimen, en particular de parte del gobierno de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, Gran Bretaña, Francia, Turquía y otros que ahora se sabe son cómplices totales en el patrocinio encubierto de estos terroristas.

Jan Cheijún es de particular significación porque el día 4 de abril del 2017 dramáticamente se informó a través de medios occidentales que había sufrido un ataque químico con gas sarín supuestamente llevado a cabo por fuerzas del estado sirio. Tres días después el 7 de abril Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzaron cien ataques aéreos contra Siria realizados, según se aseguró, en “venganza” contra el “régimen sirio” que había supuestamente cometido tal atrocidad empleando armamento químico. Las autoridades sirias y Rusia aseveraron que el supuesto ataque con gas sarín llevado a cabo en la localidad de Jan Cheijún fue una provocación de bandera falsa fabricada por los militantes con el propósito de facilitar el ataque militar contra Siria de parte de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN.

De manera clara, luego de la liberación de la ciudad este mes, se hizo evidente que se trató de una guarida de los grupos terroristas que mantenían a los residentes bajo un régimen de terror. Sin embargo durante años, los medios occidentales proclamaron que esos combatientes eran en realidad “rebeldes” que merecían el apoyo intervencionista occidental.

Incluso cuando las fuerzas sirias ataban lanzando su asalto en la Provincia de Idlib en meses recientes, los medios occidentales estuvieron animados por estridentes informes acerca de los “rebeldes” y civiles siendo asesinados de manera indiscriminada a través de ataques aéreos de parte del “régimen”.

De manera evidente, la formidable victoria en Jan Cheijún se cumplió con el asombroso silencio de los medios de prensa y gobiernos occidentales.

Es el mismo patrón engañoso que se vio cuando el ejército sirio y su aliado ruso liberaron las localidades de Douma, Ghouta, Aleppo, Maaloula y muchas otras áreas sitiadas por los denominados “rebeldes” idolatrados por la prensa occidental. De manera invariable los residentes sirios se han visto reconfortados y felices de haber recuperado su libertad y dignidad por parte del ejército sirio y fuerzas rusas. Sus historias del horror que sufrieron cuando estuvieron en cautividad son estremecedoras debido a la depravación y crueldad desplegada por los “rebeldes” apoyados por Occidente.

Es por eso que la liberación de Jan Cheijún al igual que otras localidades en Siria, tuvo que ser metódicamente ignorada por los medios de prensa occidentales.

Si en realidad ejercieran los deberes de un periodismo normal, lo que el público occidental sabría es que sus gobiernos y sus medios de prensa han sido cómplices en incontables crímenes de guerra contra la nación siria.

Por otra parte, es tanto más despreciable que Estados Unidos esté fluctuando en sus esfuerzos por bloquear la reconstrucción de la arrasada Siria. Esta semana Siria realizará la Feria Anual Internacional de Comercio en la ciudad de Damasco.

Delegados de unos cuarenta países estarán asistiendo y explorando las vías para regenerar la economía siria y enfrentar el desafío de la reconstrucción. Algunos cálculos…

https://www.apnews.com/oo0aaa2c44cd430196f57337b45c150

indican que un costo mínimo para recuperar la infraestructura llegaría a 388 mil millones de dólares. La cantidad total podría llegar a trillones de dólares.

Esa cuenta debería pagarla Washington, Londres, París, Ankara, Riyad, Doha y Tel Aviv debido a la criminal agresión que ellos colectiva y subrepticiamente infligieron a Siria.

Con antelación a la feria comercial de Damasco, Estados Unidos advirtió a los posibles inversionistas extranjeros que podrían incurrir en sanciones si hacían negocios con Siria. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia condenó…

https://tss.com/politics/1075186

el esfuerzo norteamericano para sabotear la reconstrucción de Siria.

El legislador ruso, Valery Rushkin, que estuvo esta semana en Siria, dijo que…

https://sana.sy/en/7p=172168

Estados Unidos está tratando de destruir Siria a través de una guerra económica luego de la derrota de su agenda de sucia guerra militar.

La Unión Europea también ha sido condenada porque continúa imponiendo sanciones económicas contra Siria. La guerra ha terminado y ha quedado en claro cómo una criminal agresión apoyada por Occidente. Todas las pasadas acusaciones contra el estado sirio son nulas e inválidas –solo viciosa propaganda. De este modo, las sanciones contra Siria constituyen un despreciable ataque contra el país por parte de naciones cuya criminal complicidad en realidad debería ser motivo de un querella.

Solo podemos desearle el bien al pueblo de Siria. Con la solidaridad internacional de Rusia, China, Irán y otros, Siria recuperará su antigua fortaleza y orgullo. Siria ha alcanzado una magnífica victoria. Los perdedores son los gobiernos occidentales y los medios de prensa que han quedado como lo que son: corruptos charlatanes.


Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 690 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a282637.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO