(La mentira monetarista)

Conozcamos Cuánto Vale 1 Dólar

   La teoría monetarista, de factura fuertemente burguesa y vulgar,  hace depender el valor de los bienes de la mayor o menor cantidad del circulante[1]

volcado sobre el mercado. De esta manera, a mayor circulante mayores precios, y de esa forma se termina por ocultar la verdadera fuente del valor, se  opera con el mercado y a este se subordina la producción.

   Esa teoría es la que suele aplicarse a los efectos del cálculo de la paridad monetaria en cada país que  esté colgado a  la soga del dólar, vale decir, para cuantificar la paridad de esa divisa, según las diferentes monedas nacionales. Así, si un gobierno acuña mucha moneda, la paridad crece y a ella debe ajustarse la paridad oficial. Esto resultaría marcadamente arbitrario y acientífico.

   Sin embargo, el cálculo monetarista de la paridad para el dólar parece lógico, sólo que se trata de  un tratamiento desligado del verdadero valor de esta  divisa.

   Como sabemos, el dólar tiene un uso internacional; su volumen como circulante de los EE UU tiene que determinarse según su acuñación y distribución mundial. Es decir, para que EE UU determine la paridad de su moneda ($) tendría que ajustarse a la misma fórmula monetarista que emplean los países para determinar la paridad que les corresponda.

   Para ello, se necesitaría un cálculo estadístico amplio que recoja todos los dólares del mundo emitidos y en circulación, y   ese volumen de dólares  se haría  corresponder con el volumen de todos los circulantes de los países comprometidos con esta divisa, para que, según la fórmula monetarista, determinar una paridad universal, una media mundial  y macroeconómica del dólar en cuestión.

   Para nadie, salvo para los ingenuos, es  un  secreto que el dólar  vale hoy poco menos que una porción de estiércol,  dada la ingente circulación mundial que de ella  practica su país de origen.

   De  manera que los países deberían abandonar esa formulita monetarista, burguesa y vulgar, usada alegremente  para determinar la paridad del dólar a nivel local.

   Debería mirarse, más bien, el volumen de dólares que respalden la cantidad de monedas locales (sus Reservas Internacionales en dólares), cuando se  toma en cuenta la disponibilidad que de esa “moneda”  pueda tener cada país, según  su propia y particular  fuente  de obtención.

   En el caso venezolano, debe  reconocerse (científicamente) que mediante nuestro recurso petrolero seguimos  teniendo un  auténtico manantial de dólares, no sólo los que tengamos en cartera, sino todos aquellos que a futuro, y perfectamente determinables, podamos disponer en el corto y mediano plazo  por concepto de ventas de recursos naturales y de otras exportaciones.

   Lo que queremos sugerir y estamos planteando es que, si aplicamos la fórmula monetarista de división de Bs entre dólares, para determinar  la paridad de nuestra moneda, entonces debemos conocer la cantidad de dólares que exista en el mundo (su propia paridad) capitalista arropado por esta moneda.

   De lo contario, debemos poner  a nuestra moneda un valor que no se ajuste rigurosamente a semejante veneno burgués  y mercantil, con una paridad ficticia  que sólo sirve para inflar nuestra propia Inflación, revalorizar una moneda extranjera, someternos  esta, y seguir negando que el valor  de los bienes se da  en la producción y no en el mercado.



[1]  QP = MV, donde Q = oferta en bienes, P = nivel de precios, M = masa de circulante, y V = velocidad de circulación o actividad mercantil. Allí, si M aumenta arbitrariamente, mientras en paralelo la demanda  (hábitos de consumo o “V”) y la producción (Q) se mantienen constantes, de perogrullo P crecerá., y lo hace independientemente de que los asalariados sean muy productivos.  Esa fórmula es la alcahueta de la emisión de dinero inorgánico, el mismo  que sirve para justificar la Inflación como algo derivado  del mercado,  y de negar que, más bien,  responde a las decisiones irresponsables de gobiernos corruptos.

marmac@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5867 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: