Día Mundial del Docente: Condiciones de precariedad del magisterio venezolano son cabalgadas por direcciones de la derecha pro-intervencionista

05 de octubre de 2020.- En el marco del Día Mundial del Docente se realizaron diversas concentraciones. En Caracas abiertamente el sector pro Guaidó junto a federaciones y expresiones sindicales de diversos partidos de la derecha tradicional convocaron a la Plaza Morelos. Esta acción se llevó simultáneamente en varias regiones del país.

La otra convocatoria apoyada por sectores como el de María Corina Machado y Antonio Ledezma se realizó en la Plaza Caracas frente a la sede del Ministerio de Trabajo.

La situación de los docentes en Venezuela

La situación de los docentes en Venezuela es de profunda crisis. El salario promedio de un docente oscila entre el equivalente de 3 a 6 dólares mensuales. Asimismo, y desde agosto de 2018, los docentes al igual que el conjunto de la clase trabajadora en el país, perdieron de hecho el valor de las prestaciones sociales. Un docente en Venezuela, luego de 25 años de servicio no goza de prestaciones sociales. Muchas veces el monto por los años de servicio no cubre tan siquiera una taza de café. "Es la triste realidad de los docentes", nos comentaba Maria Eugenia Calzadilla, docente jubilada desde el año 2019.

Los beneficios contractuales desparecieron y han sido desconocidos por el Ministerio de Educación, alcaldías y gobernaciones. No gozan de servicios funerarios, ni de seguross de Hospitalizacion, Cirugía y Maternidad y los servicios de IPASME en materia de salud, previsión social o recreación son prácticamente inexistentes.

El cuerpo de docentes en Venezuela tampoco tiene acceso a los materiales y recursos necesarios para impartir clases, ya que en los centros educativos, desde antes de la pandemia, no se provee de los mismos. Muchos tienen problemas de infraestructura y hasta carecen de servicio de agua por tuberías. A esto se le suma la virtualización de la educación impuesta por la cuarentena de la pandemia. No es sólo el problema de conectividad y de energía eléctrica que afecta a gran parte del territorio nacional, sino que hay `problemas con el acceso a computadoras y equipos inteligentes para llevar a cabo la virtualidad educativa.

Guaidó cabalga la miserable situación de los docentes

Guaidó y diversos sectores políticos de la derecha tradicional convocaron para este miércoles una concentración que se llevó a cabvo en diversas regiones del país. Esta convocatoria fue acompañada por la FVM, entre otras federaciones y sindicatos.

Con la etiqueta #DocentesPorLaLibertad reflejaron en las redes sociales las concentraciones que hicieron en algunas regiones. Evidentemente la agenda estaba transversalizada por el eje político, que traspasó lo reivindicativo.

Las distintas federaciones y sindicatos que fueron parte de esta convocatoria son de los mismos que ostentan cargos directivos desde hace hasta dos décadas. Hoy colocan al servicio de de sus partidos las necesidades de los docentes de base, que sufren las calamidades de la polìtica salarial del gobierno de Nicolás Maduro y las consecuencias de las sanciones del gobierno de Trump promovidas por Juan Guaidó y sus aliados. Esta situación la utilizan a la orden de movilizaciones convocadas para favorecer a la figura de Guaidó, desgastada y venida a menos dentro de las mismas filas de la oposición de derecha.

Maria Corina y Ledezma no se quedan atrás

Desde la Coalición Sindical a través de su vocera del sector educación Griselda Sánchez se realizó una convocatoria a la Plaza Caracas, y aunque en las preliminares, desde este espacio, se emitió la opinión de que la lucha docente no se podía convertir en discurso político de Juan Guaidó, el respaldo ofrecido por María Corina Machado y Antonio Ledezma, dan cuenta de la política a la que responden los convocantes de esta concentración.

Aunque numéricamente fue menor que la de la Plaza Morelos, contó con una participación más compuesta por docentes de base que atienden al llamado para levantar su voz, ante el oprobio en el que viven.

Los docentes alli concentrados tuvieron que trasladarse a la Av. Baralt a causa de diversos hostigamientos que denunciaron por parte de presuntos integrantes de colectivos.

https://www.instagram.com/p/CF6_PHyItGJ/?igshid=rqhd1qhog6yp

Un de los elementos presentes en las convocatorias que se realizaron en el marco del dia mundial del docente es que en Venezuela el maestro de base adolece de un espacio autónomo e independiente que se coloque por encima de las agendas de factores políticos, en este caso de derecha, que pretenden cabalgar la situación que sienten y viven maestros y maestras en su cotidianidad para ponerla al servicio de políticas que tampoco garantizan que resolverán las necesidades y problemáticas que atraviesan. 

Ambas expresiones políticas son la promotoras de las sanciones que hoy infringen más sufrimientos al magisterio venezolano, a la clase trabajadora y a la población en su conjunto. En el fondo subyace un duro golpe a la educación pública, porque al eliminar -de hecho- el salario docente se atenta contra el derecho a la educación, su calidad y su funcionamiento.

La respuesta del gobierno

La respuesta del gobierno ante la calamitosa situación del magisterio ha sido una política de llevar adelante la desaparición del salario y los beneficios contractuales de los docentes, además de emitir propaganda en la que se habla como si tuviésemos un sistema educativo que funciona a la perfección y sin problemas.

La desaparición del salario y la destrucción de los beneficios contractuales y laborales son acompañados en las escuelas y liceos con una politica de hostigamiento, amenazas y chantaje. Aunada a las exigencias de cumplimiento de las "orientaciones escolares" que violan la autonomía del docente en el aula.

Sumado a esto en las distintas protestas en las que más allá de las direcciones que la convocan envian grupos de civiles afectos al gobierno, en ocasiones colectivos, a amedrentar y atropellar a docentes de base que asisten a estas convocatorias. El 16 de septiembre del año 2019 se efectuaron disparos a una concentración docente frente a funcionarios policiales que no hicieron nada por evitar este ataque por parte de colectivos a los maestros.

El 15 de enero de 2020 maestros concentrados frente a la Catedral de Caracas fueron atacados con orín y excremento por parte de integrantes de grupos que responden a lineamientos del Ministerio de Educación y de la alcaldía. Hoy no fue la excepción y las concentraciones atravesaron por muestras de la misma conducta amenazante por parte de estos grupos de civiles, en ocasiones armados, afectos al gobierno de Maduro.

Basta decir que los que alli concurren son los mismos maestros y maestras que muchas veces deben ir a pie a las escuelas (por la carestía del pasaje o por falta de transporte o de dinero en efectivo), que enfrentan la virtualización sin planificacion y sin instrumentos tecnológicos adecuados. Los mismos que al cobrar la quincena no pueden comprar ni 1/2 kg de carne. Los mismos que dan clases sin recibir tizas, marcadores, hojas, ni lapices o que van a escuelas sin agua. Los mismos maestros sin salud, sin vivienda, sin alimentos y sin salarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3578 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter