Entrevista realizada por José Vicente Rangel

Muller Rojas: Como productor petrolero somos posible blanco de los Estados Unidos

Muller Rojas dijo a José Vicente Rangel que él siempre ha sido un general rebelde.

Muller Rojas dijo a José Vicente Rangel que él siempre ha sido un general rebelde.

Credito: Unidad de Prensa José Vicente Hoy

Programa José Vicente Hoy transmitido por Televen el día 22 de julio de 2007.

Rangel: Buenos días y bienvenido

M. R: Siempre es placentero hablar con un hombre de talento.

Rangel: ¿Un general rebelde?

M. R: Siempre lo he sido. A mí me calificaron como un hombre muy contestatario, desde que era cadete.

Rangel: Ahora, usted ha dicho algunas cosas interesantes que han suscitado un debate, lo cual es muy importante. Creo que en éste país se debe discutir todo, analizar todo. Sin perjuicios, sin dogmas sin inhibiciones. Eso ayuda mucho al país. ¿Usted está consciente que la Fuerza Armada Nacional sigue siendo un poder en el país?. Como en todos los países del mundo. Ahora el debate está centrado, prácticamente en la consideración sí la Fuerza Armada Nacional puede ser, lo que pudiéramos llamar la Fuerza Armada del Pueblo ó la Fuerza Armada Profesional. Esos dos conceptos se han estado debatiendo incluso Alberto Garrido, que es un analista bastante consciente hablaba de la bondad de un debate en el
campo militar. Que algunos los aterroriza, los paraliza por aquella idea de que el militar no debe debatir, no debe discutir, porque es un ser obediente no deliberante, de acuerdo con una concepción absolutamente anacrónica.

MR: Lo cual no ha sido nunca verdad.

Rangel: Exacto, empezando por ahí. Bueno usted general diga algo sobre el particular.

MR: Yo creo y lo dije en algunas declaraciones que he dado últimamente que nada es más importante en Venezuela, dado el cuadro internacional que hay en estos momentos que todos conocemos: Las amenazas que representa el imperio, Estados Unidos en particular, para la humanidad en su conjunto, una guerra que ha declarado que no tiene límites, ni temporales, ni espaciales, este, una guerra que va contra cualquier pueblo que ellos consideren que pueden considerar una amenaza. Y especialmente, aunque esa es la tesis va contra los países que tenemos importantes reservas petroleras o que tienen importancia en la distribución del petróleo, es el caso de Afganistán, que es la vía de salida de todo el
petróleo del Caucazo hacia China y hacia Japón. De manera que el hecho de ser un país petrolero, de no acompañar la política unilateral de los Estados Unidos de buscar un multilateralismo hace que nosotros seamos un posible blanco de acciones militares directas o indirectas de los EEUU. Por lo tanto, es un problema de defensa. ..

Rangel: ¿Cómo se asume en una política de defensa nacional, ese aspecto?

MR: En la realidad la fuerza profesionalizadas clásicas en el momento actual que vive la humanidad, no tiene vigencia. Incluso en los Estados Unidos hay una tendencia para eliminar las unidades de tanques por ej.,. El tanque hoy en día- como se demostró en el Líbano- es un blanco fácil de destruir y tiene poca eficacia…

Rangel: allí hay un dato importante. Están contratando miles de mercenarios en el mundo para operar.

MR: Sí, se está privatizando la guerra y se está ejerciendo con pequeñas unidades. Por ejemplo cuando uno ve la mortalidad que había en las guerras convencionales, hasta la segunda guerra mundial, la guerra en Corea, y vez la mortalidad ahorita. El número de muertos ha disminuido sensiblemente, pero los daños a las sociedades han sido gigantescos, no solamente los daños materiales sino los daños morales que han ocasionado a los pueblos las intervenciones norteamericanas en sus problemas domésticos.

De manera que, yo creo que, en el momento actual ese debate tiene mucha pertinencia, especialmente porque sí consideramos, quien a final de cuentas va a pagar… porque hoy en día se borraron las distinciones entre el combatiente y el civil en la acción militar, en lo bombardeos no se distingue . Faluya, que es uno de los sitios donde hubo más bajas irakíes, la gran mayoría de muertos fueron civiles. La sociedad necesita estar informada sobre como se va a planificar la defensa del Estado, del país, de la propiedad, porque ella es la que va a poner a fin de cuentas la
sangre.

En casi todos los países hoy en día es común, la publicación de lo que se llama el libro blanco de la defensa, donde se expone para conocimiento de la sociedad, los programas y los proyectos de defensa. Y aquí dejó de ser secreto - desde que asumió Chávez el poder - los gastos militares.

Rangel Interpreto General lo que usted dice, en los términos siguientes: Frente al imperio en un primer momento un Ejército profesional no tiene…? Entonces queda el concepto de guerra asimétrica.

MR: El concepto de guerra asimétrica y el concepto de guerra de todo el pueblo. El concepto de resistencia de guerra.

Rangel: Que es lo que envolvió a los vietnamitas por ejemplo

MR: Que envolvió a los vietnamitas y que es lo que está haciendo Irak por ejemplo o hicieron los franceses, para enfrentar a un enemigo como Alemania que era desproporcionalmente poderoso en relación con la capacidad militar francesa, de aquel momento (…) ese es el mecanismo y nosotros tenemos más que una razón práctica una obligación moral. Porque resulta que nuestra Constitución, y esa es parte de nuestra seguridad, nos declaró a Venezuela una zona de paz. Entonces nosotros no tenemos la capacidad de usar fuerzas convencionales para obtener objetivos en el área internacional. No lo podemos hacer, por la misma restricción que nos impone la Constitución. Y debemos luchar por el desarme, porque eso forma parte del concepto de zona de paz que reemplaza aquella neutralidad que era prácticamente inactiva. Una neutralidad que veía los conflictos sin tomar posiciones.

Rangel: ¿No es contradictorio ese planteamiento con el reequipamiento?

MR: No, porque el reequipamiento que estamos haciendo- porque una medida que realmente te aplaudo, es el haber adquirido los cinco (5) submarinos - . Nosotros hemos vivido de espaldas al mar y el mar es nuestra vida, del mar salen todas nuestras explotaciones, fundamentalmente petroleras y por el mar vienen todas las importaciones, en un país que dependemos, desde el punto de vista alimentario, casi en un 70% de consumo nacional. Entonces el mar tiene para nosotros una importancia bien particular. Y desde el mar es donde posiblemente nos venga cualquier amenaza externa.

Y no creo posible, algunos de los planteamientos que hizo el Ministro de la Defensa- y no incorrecto y no fuera de la realidad – de la posibilidad que un vecino nos ataque, un caso concreto, el caso colombiano. Un ataque de Colombia a Venezuela significa el empeñar la capacidad militar colombiana en esa operación. Por unas fuerzas rebeldes en Colombia que no van a perder la oportunidad de intervenir y lograr sus objetivos por los cuales tienen 40 años luchando.

Rangel: ¿La hipótesis de una agresión concretamente de los EEUU es válida?

MR: Yo creo que sí. Aunque en éstos momentos ha perdido peso.

Rangel: Mucha gente se inquieta, se atemoriza cuando se usa ese lenguaje y se habla en torno a una invasión, una guerra, siempre en términos bélicos.

MR: Bueno eso es parte de la influencia que ha tenido la propaganda política que se desarrolla aquí en Venezuela. Cualquiera que observe la realidad suramericana además hay más de 20 intervenciones de los EEUU en los países suramericanos por situaciones menos graves que las situaciones políticas que las que se han generado entre Venezuela y Washington en estos momentos.

La más reciente intervención fue Haití. La injerencia de los EEUU en la vida política de los países de la región y en la vida política de todo el mundo es un problema verdaderamente a temer.

Rangel: ¿Usted cree que en los actuales momentos, que los EEUU está tan comprometido en el mundo?.

MR: Yo creo que en estos momentos ha bajado mucho el peligro. No era así en el año 2003 ni en el año 2004 y creo que hasta el año 2005.

Rangel: En el año 2003 intentaron la intervención a través del golpe

MR: Intervención indirecta. Ya ahorita no. Además la propia quinta columna venezolana se ha debilitado extraordinariamente.

Rangel: ¿Qué es la quinta columna?

MR: La quinta columna es un término que acuñaron en España para significar un movimiento que estaba en la retaguardia que …

Rangel: Que avanzaban cuatro por una sobre Madrid y Franco dijo la quinta columna…

MR: Esa quinta columna les pesa los grupos venezolanos que tienen tendencia fascista. Porque hay una diferencia, porque yo hago una diferenciación entre el fascista y el conservador. Yo respeto al conservador…

Rangel: Yo también…

MR: El fascista no porque el fascista tiene unas posiciones que son inhumanas. La discriminación racial por ej., o socioeconómica…

Rangel: Y toma el poder para matar…

MR: Y especialmente el problema de la discriminación y de la exclusión social que está implícita en la posición neoconservadora norteamericana, es un problema verdaderamente detestable. El haber construido un muro entre México y los Estados Unidos para impedir el acceso de los hispanos a territorio norteamericano – territorio en gran parte usurpado a México – me parece a mí un insulto. No solamente a los hispanoamericanos sino un insulto a la humanidad .

Y por cierto una posición que está tomando mucha fuerza en Europa, los problemas de rechazo a personas de diferentes culturas y de diferentes apariencias, es un problema realmente odioso… Y esa es la historia neoconservadora y fascista venezolano, están optando por la violencia. Desde luego arrastraron también a los conservadores , pero los conservadores han ido – y uno lo puede ve,r apreciar – intentando diferenciarse paulatinamente de ése grupo extremista – fascista que verdaderamente es contra natura.

Rangel: ¿Hay otros aspectos, sigilosos, sinuosos de penetración a través de organismos de inteligencia, de hechos desestabilizadores en el país y a través incluso de los propios errores que comete el Gobierno en un momento dado?- El propio funcionamiento de la administración pública que crea preocupación y angustia en mucha gente. Ese es otro tipo de desestabilización.

MR: Eso le llaman operaciones de influencia… la primera cuestión es el uso de los medios, la propaganda, el intento de aislarnos internacionalmente a través de la creación de una opinión adversa a la conducta del pueblo venezolano y de los funcionarios venezolanos. Ahorita tenemos el caso de la CIDH con Freddy, un caso verdaderamente bochornoso.

Rangel: No lo dejaron ni hablar, ni defenderse…

MR: El debido proceso, eso no existe para esos señores que actúan de una manera pero fascista de verdad.

Rangel: A causa de los derechos humanos…

MR: Hay otros mecanismos también. El entorpecimiento de las exportaciones hacia Venezuela, la subida de los precios de los alimentos. En la estrategia ésta de la sustitución de petróleo por biocombustibles, hay algo de ese proceso, el uso de tierras y de cultivos no para el alimento humano sino para (…) el combustible encarece los alimentos de una manera, para países como Venezuela que somos importadores, eso es una forma de entorpecer la economía.

Y ahí el promover agitación interna a través de esa quinta columna que obra a favor de sus intereses. Ahí hay un arsenal de problemas. Ahora yo he visto y en eso tengo que reconocer, la habilidad de Hugo en manejar ese problema, el tiene un sentido de la estrategia, sobre todo de la estrategia operacional que es fuera de lo común.

Rangel: ¿Cómo es su relación con el Presidente actualmente?

MR: Actualmente no me he vuelto a entrevistar con él, pero de mí parte yo siento el mismo sentimiento de afecto y de respeto…

Rangel: Porque muchas veces ha habido enfrentamiento entre ustedes y reencuentros

MR: El problema es que siempre ha habido gente interesada en separarnos, no sé porqué. Cuando estaba yo de jefe de la campaña de él, tú te acuerdas, había una relación excelente, pero ya había personas que estaban interesadas en romper la relación. Después hubo el caso de Alfredo Peña, que también intervino en la relación, bueno tú me enviaste a Chile siendo Ministro de Relaciones Exteriores, no tenía una posición aquí en Venezuela, además yo no la estaba buscando.

Tú me conoces perfectamente bien que no soy buscador ni de puesto, ni de real…entonces fui para Chile disciplinadamente fue un alejamiento. Yo continuaba siendo secretario de organización del partido Patria Para Todos y en el momento de relegitimación del poder hubo una situación muy tensa entre el PPT y el Presidente de la República. Ese fue el momento en que Aristóbulo le dijo que se estaba fumando una lumpia… a mí no me pareció correcto que siendo yo secretario d e organización siguiera estando…

Rangel: ¿Que le dirías tú al Presidente para iniciar una conversación?. Así al rompe.

MR: Yo empezaría diciéndole que es necesario revisar su entorno. Yo creo que en el entorno del Presidente hay personas que quieren aislarlo, quieren aislarlo porque tienen intereses que son muy distintos a la revolución y al cambio. Y que es bueno que él reestablezca el contacto con algunas personalidades del país, no necesariamente conmigo. Pero hay algunas personalidades del país que son figuras que expresan un sentimiento de comunidades etc. Porque ya que es muy difícil acercársele directamente el pueblo dada las condiciones de seguridad que tiene que mantener obligatoriamente en una coyuntura como la actual, el debiera reunirse con gente. Y además debiera dedicarle un tiempo al descanso, yo creo
que el exceso de actividad, sin los reposos adecuados, sin los tiempos de meditación, sentarse a leer un buen libro. Dejar más, desconcentrar un poquito más el proceso de toma de decisiones. También que el tenga un cuadro administrativo que el crea que son de su confianza en el cual el puede delegar muchas de sus atribuciones.

Rangel: General en éste cuadro de debate en torno a la Fuerza Armada Nacional. Un debate muy importante se ha manejado la tesis de la Fuerza Armada no política y la Fuerza Armada política. Desde luego ese es un debate estéril porque no hay ninguna fuerza armada apolítica. ¿Pero qué se oculta detrás de ésta situación?

MR: El deseo de burocratizar la Fuerza Armada y ponerla al servicio de una causa Y eso está en el más profundo sentir conservador, en el más profundo sentir en el espíritu de la leyes y el fetichismo de las leyes. Las Fuerzas Armadas obran de acuerdo con la Ley , cuando las Fuerzas Armadas realmente obran extrajudicialmente, obran por razones políticas, nunca obran por razones jurídicas. Detrás de eso lo que hay es colocar o hacer impersonal la actuación de la Fuerza Armada. Pero ¿Quién hace las leyes? Las leyes las hacen grupos de interés, especialmente en el modelo de la democracia representativa, las hacen grupos de interés. Ahí caemos en el fetichismo de las leyes, lo que se encubre allí son la protección de intereses o de régimen.

Fíjate que en el proceso de profesionalización de la Fuerza Armada , arranca con Juan Vicente Gómez en los años 13, cuando el le escribe al general Paredes que era en esa época Presidente del Estado Táchira: "Estoy formando un Ejército donde no habrá ni Generales azules ni generales amarillos. Todos serán profesionales que ascenderán por mérito". Ahora lo que él construyó fue una Guardia pretoriana y una Guardia pretoriana tuvimos desde la época de Gómez hasta hoy. Una Guardia que lo que hacía era conservar el Gobierno y conservar al poder que estaba detrás del Gobierno que eran los sectores aristocráticos…

Rangel: ¿Usted cree que ya sedimentó un concepto nuevo?

MR: Bueno, cuando se modifica la Ley y se le da la importancia que se le ha dado y se empieza realmente a entrenar la reserva, bajo el concepto de ciudadano-soldado, ya ese papel de Guardia pretoriana que ha tenido la Fuerza Armada disminuye. Por eso yo me he opuesto a la idea de la profesionalización total de la Fuerza Armada. Debe haber un núcleo profesional, de personas que entienden la técnica y la táctica militar para entrenar…

Rangel: pero es incompatible con esa noción del Ejército del pueblo…

MR: No, no es incompatible. En Suiza que tienen un Ejército popular…porque ¿Qué significa el tener un Ejército profesionalizado? Significa una concentración inmensa de poder, de capacidad de hacer violencia y eso significa que automáticamente como ocurre casi en todas las sociedades incluyendo la norteamericana el Gobierno es tutoriado por la fuerza militar.

En una verdadera expresión socialista tiene que redistribuirse el poder y uno de las manifestaciones de poder que tienen que redistribuirse es el poder militar. Yo siempre saco como ejemplo a Suiza, hubo aquel filósofo adeco que dijo que no somos suizos. Yo no creo que somos ni inferiores ni mejores que los suizos, pero tenemos la posibilidad por lo menos de intentar copiar alguna de sus instituciones que han hecho de ese país una sociedad bien equilibrada.

Rangel: Esa situación que usted señala existía en la Fuerza Armada Nacional para el 11 de abril, que es lo que explica el golpe. Hoy en día no existe.

MR: El control del golpe que lo hizo el pueblo. Hay que reconocer que quien realmente retornó al poder al Presidente Chávez, fue el pueblo venezolano, intervinieron los militares después que vieron que el pueblo estaba en la calle, eso hay que tenerlo bien presente. Hubo algunas manifestaciones, particularmente aquí en Caracas –particularmente yo desconozco las actividades que realizó el General García Carneiro, especialmente en el Valle para movilizar la población hacia…

Rangel: Y el general Baduel en Maracay…

MR: Pero realmente mucho de los bandos militares estuvieron en una espera, ver y esperar.

Rangel: Como el cuadro es distinto. ¿Se descarta la posibilidad hoy en día de un golpe tipo 11 de abril?

MR: Yo creo que no se puede dar, creo que es imposible darlo, porque yo creo que la reserva triplica el tamaño de las fuerzas regulares, las fuerzas convencionales.

RANGEL: ¿Cuál sería el recurso entonces, de la derecha?

MR: No tiene. Hasta ahora no tiene. El único recurso es ser irregular. Irse para el monte como se fue la izquierda en los años 60. Pero yo creo que esa gente es bien comodona que va a las demostraciones públicas con zapatos Niké – perdone la cuña – con la ropa de moda, con caimancitos pintados por aquí, esa gente no es muy capaz.

Rangel: ¿No necesita el país de una oposición consciente, seria?

MR: Por eso yo digo que hay todas las posibilidades- tenía las esperanzas, incluso antes de que viniera Hugo al poder – de que Primero Justicia se convirtiera en la expresión de la derecha venezolana. Porque después de la guerra federal la derecha civilizada nunca tuvo una expresión en Venezuela, yo pensaba que Primero Justicia podía encarnar esa posibilidad. Que permitiera la relación dialéctica que es lo que estimula los procesos de revolución continua, el cambio social permanente.

Porque una de las razones a las cuales yo le atribuyo el fracaso del llamado surrealismo real, es la ausencia de debate.El régimen comunista soviético se convirtió en una fuerza ultra conservadora, lo que le interesaba era mantener la élite del partido en el poder, lo que llamaban la vanguardia. Por eso a mí incluso el término vanguardia – ahora que estábamos haciendo unas consideraciones Alí y yo, en el trabajo que hicimos para el partido – yo no uso el término de vanguardia. Es un término militar, anterior al de vanguardia que era el de avanzada, porque el término de avanzada es distinto al de vanguardia. La avanzada es el que primero se encuentra y mantiene la relación con el enemigo, pero no tiene la posibilidad de convertirse en la orientadora de la batalla.

Rangel: ¿Sigue usted en el partido Socialista Unido?

MR: por supuesto. Yo me inscribí en el partido y fue para militar en el partido, yo soy un hombre de partido. Desde que abandoné las Fuerzas Armadas he estado actuando y haciendo vida partidista porque yo creo que individualmente una persona no puede participar en la acción política, es un esfuerzo colectivo, es un esfuerzo creador . Yo veo la política como una actividad creadora, no la veo como lo que normalmente llamamos nosotros politiquería. La veo como elevación del ser humano y elevación de la calidad de las relaciones entre los seres humanos.

Rangel: ¿Tú situación actual no es el reposo del guerrero?

MR: No, bajo ningún respecto…

Rangel: ¿Qué planes tienes?

MR: Seguir escribiendo. Los últimos años yo lo que he hecho fundamentalmente es escribir y militar en el partido sino llego a ser vocero o delegado en el congreso fundacional, sí, seguiré siendo soldado raso en el Partido Socialista Unido de Venezuela. Tengo una gran esperanza – porque uno de los problemas que necesitamos para estabilizar aún más al Estado venezolano – es completar la institucionalización. Yo he estado siempre preocupado porque instituciones que están previstas en la Constitución como el Consejo de Estado y como él … no se han activado. Es una necesidad porque es el reemplazo de lo que fue el antiguo senado, que pesa los intereses de las regiones en Venezuela, etc., y eso tiene que funcionar.

Antes del 11 de Abril a mí se me hizo una consulta de Cordiplán, Giordani a través de uno de los directores. Porque ya se sabía el problema del golpe. Y yo dije una de las medidas que pudiese parar el golpe es convocar un Consejo, un Consejo federal.

Rangel: Un golpe no lo paraba nadie

MR: Sí lo hubiese parado porque al meter a Gobernadores como Mendoza, los comprometías. Pero ya era muy tarde para hacerlo. Faltaban dos semanas. Incluso Chávez lo anunció una semana antes del golpe, que iba a convocar a un Consejo Federal de Gobierno, pero no había ya tiempo porque todo se estaba adelantando.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6816 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n98380.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO