19 de octubre día mundial del Cáncer de Mama ¡Tócate para que no te toque!

Credito: Jeidelberg Torres

19 de octubre de 2018.- Es el 19 de Octubre el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, fecha que pretende sensibilizar a la población con un mensaje clave: la importancia de la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de Mama, lo cual sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad, informó Prensa Corpivensa.

Actualmente, el cáncer de Mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en desarrollo. La mayoría de las muertes por este flagelo se produce en los países de ingresos bajos y medianos, donde gran parte de los casos se diagnostican en un estadio avanzado, sobre todo, por la escasa concienciación y las barreras que dificultan el acceso a los servicios de salud.



Pero para conocer un poco sobre que vive y que padece una mujer con esta enfermedad, así como su entorno familiar, conozcamos el caso de Leima Fernández, una mujer venezolana luchadora y trabajadora, que se desempeña en la Coordinación de Productos adscrita a la Gerencia General de Proyecto, de la Corporación de Industrias Intermedias de Venezuela S.A. (Corpivensa).

La Coordinación de Productos es más un área de trabajo de Investigación y desarrollo de nuevos productos. Es decir, desde esta unidad se propone la creación de productos alternativos en las plantas para mantenerlas operativas.

LEIMA NOS CUENTA SU HISTORIA

"Yo llego a Corpivensa como por cosas del azar, o algo así, trabajaba con unas compañeras que aun hoy están aquí y fueron quienes ingresaron primero y luego me indicaron que había vacantes en el área y aquí estoy. Inicialmente pertenecí a Proyectos, en la actualidad lo que es la Gerencia General de Redes y Proyecto, que es donde inician los proyectos como tal y allí estuve hasta el año 2015.

A finales del 2015, más o menos, paso a la Gerencia de Puesta en Marcha en la búsqueda de otras actividades, otro aprendizaje, otras cosas y estando allí me ha tocado involucrarme hasta en la parte administrativa. Desde hace un tiempo he estado apoyando a la Unidad de Propiedad Social Agroindustrial (Upsa) La Gaviota (…) y estando en Corpivensa me toca pasar por la prueba de una enfermedad, como es el Cáncer de Mamas, me lo diagnostican en el año 2014. Obviamente como para todo el mundo fue un shock, un impacto muy fuerte porque nadie se espera esa noticia"

¿Cómo te enteras de la enfermedad?

"Bueno, primeramente, no sentía ninguna anomalía en mi cuerpo, yo acostumbrada a realizar anualmente mi chequeo ginecológico, como debemos hacer todas las mujeres. Acudí a mi control ya que venía de un tratamiento de fertilidad y es justo en esa evaluación médica que el doctor detecta algo extraño. Decirte que yo padecía de algo, me dolía algo, tenía algo inflamado, nada o por lo menos para mí, no era evidente hasta ese momento. Allí comienza para mí esta historia.

En el transitar, se elaboran los análisis respectivos hasta corroborar las sospechas del médico y se determina que padezco de Cáncer de Mamas, pero no me quedé con ese primer diagnóstico, busqué otras opiniones, teniendo como resultado el mismo diagnóstico por tres médicos diferentes, es allí cuando comienza el proceso de aceptación"

Una vez confirmado el diagnóstico, ¿Cómo procesas los resultados, qué ocurrió en esa etapa de aceptación?

"El proceso de aceptación o el ¿Cómo tomarlo? tiene mucho que ver con la personalidad de cada quien. En mi caso muy particular, soy una persona muy positiva y pienso que todo problema tiene solución, en nuestras manos o no pero la solución existe.

Pero como dije, al inicio la noticia te impacta de momento y sí me visualicé ya con la lápida y todo, pero al instante cancelé ese pensamiento y decidí enfrentar esta enfermedad como un problema con solución y gracias al apoyo de mi esposo, de mi familia e incluso de mis compañeros de Corpivensa salí adelante.

Me dije: ok tengo Cáncer ahora ¿Qué hacemos? ¡Vamos a informarnos! Como te dije anteriormente, no me quedé con esa primera impresión, buscamos tres opiniones, incluso busqué la opinión de una fundación que se especializa en tratamientos para el Cáncer de Mama, como tal. Es allí donde conté con un grupo de profesionales que te orientan, asesoran y acompañan en el proceso, buscando respuestas.

Posteriormente, consulté con un cirujano oncológico, gracias a él pude comparar lo que me decía la parte médica privada y lo que me decía el grupo de apoyo de la fundación. Allí me plantean todo un plan de acción que es similar en todos los casos: la quimioterapia, la radioterapia, la operación etc.

Bueno, esa es la primera parte del proceso, la aceptación, y luego el qué hacer. Después de ello viene una parte que es fuerte también, comunicarlo a la familia, pareciera no ser importante, pero no es así, pues la enfermedad no es para uno nada más, al final toda la familia se ve involucrada de alguna manera.

¿Cómo decirle a la Familia?

"Lo importante en mi caso fue la actitud, seguir adelante.¡Yo de esta no me muero! Así como se nos ponen las piedras en el camino, también se nos ponen las herramientas para quitarlas del medio.

Tuve 2 años entre quimioterapias, radio y la operación, fue un proceso largo, nada fácil, pero cada caso tiene procesos diferentes. Yo lo asumí con mucha actitud y afronté toda mi situación, incluso venía a trabajar, sin cabello, pues como a la mayoría, se me cayó el cabello y no solo el cabello, todo el bello habido y por haber.

Eso no me amilanó, aun así, habían días donde me sentía mal y otros no tan mal, pero con el tratamiento de quimio que es un poco más fuerte, yo venía a trabajar tres veces por semana.

Mis quimioterapias eran los jueves no venía el viernes, me recuperaba el fin de semana y venia los lunes a trabajar hasta el miércoles. Esa era mi rutina al inicio del tratamiento, ya que luego a medida que iba avanzando en el tratamiento se van distanciando las sesiones.

En el comienzo, eran semanales, luego cada quince días y así hasta llegar al final, pero ya culminando llegas a un punto donde dices ¡Estoy cansada! ¿Hasta cuándo esto? ¡Ya quiero terminar! Más que depresión, era así como ¿Hasta cuándo sigo en esto?

Vas observando que evolucionas en todos los resultados de los estudios dando positivo, positivo, positivo, evolucionando, pero no terminas de salir de ese yugo del tratamiento, pero gracias a dios fue un éxito. Fue un gran aprendizaje, me permitió conocer mucha gente, recibí de muchas personas apoyo, ánimo, afecto incluso de gente que no era de mi entorno más cercano".

¿Cómo fue el proceso de acompañamiento familiar?

"La Familia es fundamental en este proceso, para mi mamá fue durísimo, algo no esperado, pero mi mamá era de las que todos los días o cada vez que tenía que ir al hospital, por la razón que fuera, por tratamiento, por control, por exámenes, ella estaba conmigo al lado apoyándome, cosa que no siempre podía hacer mi esposo, obviamente, por cuestiones de tiempo,o de trabajo, pero entonces era el chofer que me llevaba que me buscaba y siempre estaba presente también acompañándome.

En ese transitar por el cáncer, me topé con gente que me decía: no sé cómo haces Leima, eres muy fuerte, tú eres una Guerrera, yo estaría en una cama tirado llorando, pidiendo perdón o buscando razones ¿Por qué a mí?. Para mí eso es una pérdida de tiempo, desde mi óptica muy personal. Obviamente si crees en algo debes pedir perdón por lo que creas que hallas hecho, no importa si lo sabes o no, pero pide perdón.
¿Chequearte con regularidad hace la diferencia?

"Definitivamente si yo no hubiera estado al pendiente de mis controles me hubiera enterado muy tarde, de hecho, mi cáncer era avanzado, pero ese punto en particular, la prevención de chequearse anualmente, hizo la diferencia de que yo pudiera detectarlo a tiempo.

La conversación con el médico también marca la diferencia, pues muchas veces la rutina no permite una amplia interacción médico – paciente, pues el médico te ve por encima y no va al detalle, pero se debe buscar en esa conversación ir a los detalles. Si tú conversas, pides explicaciones, pides orientación, ellos se dedican un poco más a quien tiene en frente y son más detallista".

¿La recomendación?

"La recomendación es esa pues, estar pendientes, el ser un poco más rigurosa con una misma. Además, a veces nos arropa todo el tema económico, en donde no es un secreto que la salud no es barata, pero en estos casos creo que es importante invertir en hacerse un buen estudio, como dicen por allí, la salud no tiene precio".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1412 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n333151.htmlCd0NV CAC = Y co = US