Alberto Pizango logra la libertad condicional

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía Peruana (Aidesep), Alberto Pizango

El presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía Peruana (Aidesep), Alberto Pizango

Credito: Agencias

El dirigente indígena fue puesto en libertad luego de haber comparecido ante la jueza del 37º Juzgado Penal de Lima. Pizango se dirige, junto a su abogado, a la sede de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (la cual presidía antes de salir del país) para ofrecer declaraciones a los medios.

27 mayo 2010 - La defensa del peruano Alberto Pizango, logró este jueves la libertad condicional del líder indígena al cambiar la orden de arresto que se le había dictado en su contra, por la comparecencia en los procesos que se le siguen por supuesta conspiración durante la denominada "Masacre de Bagua" de hace un año.

Según la reportera de teleSUR, Verónica Insausti, Pizango, quien fue arrestado este miércoles en el aeropuerto internacional Jorge Chávez de la capital peruana luego de llegar de Nicaragua, y posteriormente trasladado a una sede policial donde pasó la noche, fue puesto en libertad condicional luego de haber comparecido frente a la la jueza del 37º Juzgado Penal de Lima, Carmen Arauco.

Más temprano, el acusado fue interrogado sobre las protestas indígenas que se llevaron a cabo el 5 de junio del 2009 en Bagua, al norte de Perú, en contra de las intenciones del Gobierno de Alan García para darle concesiones a transnacionales de explotar tierras originarias.

Esto llevó a unos fuertes enfrentamientos en los que las acciones policiales dejaron al menos 34 muertos y un número aun desconocido de desaparecidos.

El abogado del acusado, Marcos Barreto, había anunciado antes de la comparecencia que la jueza tenía en sus manos la decisión de concede al líder indígena la libertad condicional o privarlo de la libertad.

Barreto señaló se le plantearía a Arauco la libertad del acusado pues no existía ningún riesgo de fuga ya que Pizango decidió voluntariamente ponerse a disposición de la justicia, al abandonar su exilio de 11 meses en Nicaragua.

"Alberto Pizango se fue en calidad de asilado (a Nicaragua) porque teníamos dos temores: uno, temíamos por su vida, dos, por la persecución política que se había dado", dijo el abogado en declaraciones a una radio local.

"El señor Pizango se está presentando de modo absolutamente voluntario. El no ha sido traído a la fuerza o en contra de su voluntad", resaltó.

La corresponsal de teleSUR narró que el acusado, en compañía de su abogado, se dirigían en un vehículo a la sede de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) donde presume que podría brindar unas declaraciones a los medios de comunicación.

El 5 de junio de 2009, las protestas de los nativos peruanos por la defensa de sus tierras ante la intención del Gobierno de dar concesiones a transanacionales, llegaron a su punto más álgido cuando la Policía y las fuerzas militares reprimieron a los indígenas, en la zona conocida como la Curva del Diablo.

Los indígenas protestaban para exigir a las autoridades la anulación del decreto 1064 que contiene el régimen jurídico para el aprovechamiento de las tierras de uso agrario y, según el recurso que introdujeron los indígenas, no respeta los derechos a la identidad cultural, de propiedad de la tierra y de la consulta previa a los pueblos indígenas, previstos en la Constitución y en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4797 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n158087.htmlCd0NV CAC = Y co = US