Ex-presidente de VTV

La gigantesca corrupción de Marta Colomina

Nota de Aporrea: La organización Periodistas por la Verdad desde hace tres meses cuenta con un semanario llamado Impacto, el cual circula en Carabobo con un tiraje de 10 mil ejemplares. Sus periodistas han conseguido informaciones importantes. Tal es el caso de la gigantesca corrupción de Marta Colomina durante su triste pasantía como presidenta de Venezolana de Televisión.Aqui un material publicado hace pocos días.
En Venezuela el ejercicio del periodismo viene enfrentando un confuso proceso de distorsión donde algunos los comunicadores sociales se han alejado de sus verdaderos y nobles ideales y se han alienado con pequeños grupos de poder a los cuales le sirven de voceros, prestándose y sirviendo entonces para la manipulación de la información.

Estos colegas que malgastan con su actitud lo más preciado que tenemos los periodistas como lo es la credibilidad, están empujando la profesión hacia el despeñadero, hacia un punto que no tendrá vuelta atrás. Amparados en el hecho de tener el monopolio de la información de las grandes corporaciones comunicacionales, ofenden, mancillan y agreden el honor de ciudadanos venezolanos que no profesan o no comparten sus mismos criterios sobre el país que todos queremos. Estos colegas amparados en la libertad de expresión que hoy tenemos, irresponsablemente empujan y motivan a los venezolanos a una confrontación que bien pudiera llevar al país a una tragedia, de la que ellos y únicamente ellos serán los causantes.

Pero muchos de estos colegas tienen un pasado oscuro y depravado que lo asocian a hechos de corrupción y tráfico de influencias. Uno de ellos es la profesora Marta Colomina, quien durante su estadía como presidenta de Venezolana de Televisión fue acusada de la más grande corrupción en la historia de ese canal, hasta el punto que en 1989 le dictaron prohibición de salida del país. Pero veamos porque esta prestigiosa periodista se le siguió juicio por corrupción y tráfico de influencia.

Esta periodista que nosotros vemos y escuchamos todos los días por Televen y Unión Radio, que se nos vende como un modelo a seguir tiene cuentas muy borrascosas en su largo historial de adeca..-

Siendo Presidenta de la televisora del estado venezolano, esta dama tenía un amigo “íntimo” de nacionalidad argentina quien la dotaba de películas cuyo precio en el mercado era de 500 bolívares, pero ella las pagaba a 2.500, lo que podríamos llamar un menudo sobreprecio.-

La cosa no se quedó allí, pues lo más sintomático de la credibilidad de esta señora pasa por la investigación que en el extinto Congreso Nacional le hicieran sus propios compañeros de partido como Joaquín Marta Sosa, quien posteriormente asumiría la presidencia de ese canal con un pañuelo en la nariz, el copeyano Oscar Yánez y el independiente Gonzalo Pérez Hernández.-

Le robó a VTV una casa-quinta

La dama se apropió indebidamente de una casa-quinta propiedad de VTV la cual fue obtenida en intercambios comerciales del canal con Valencia Entidad de Ahorro y Préstamo. El intercambio promocional fue por seis viviendas, pero de las otras cinco nunca nadie supo nada, ni en manos de quién fueron a parar.-

Igualmente apareció una factura por muebles lujosos por un monto superior al medio millón de bolívares procedente de Muebles Revi, sin embargo, éstos fueron a parar a la residencia de un ejecutivo del canal.-

El Ministerio de Información y Turismo donó grandes sumas en esa ocasión al canal del estado en aparatos electrónicos y mobiliario de oficina los cuales se esfumaron como por arte de magia de VTV. Pero lo más grave de la administración Colomina a su paso por VTV fue el resultado de la auditoría contable que le ordenó Oscar Yánez, presidente de la Comisión de Contraloría del Congreso Nacional, la que resultó un completo desastre.-

Esa auditoría partía de un saldo en la cuenta de Efectos y Cuentas por Cobrar de 420 millones de bolívares, con una provisión para cuentas de dudosa recuperación de 223 millones de bolívares, lo que revela una diferencia en contra de VTV por 194 millones.-

En el informe de Contraloría de la Cámara de Diputados, se estableció un déficit en el canal del estado desde el año 84 hasta abril del 87 de 140 millones de bolívares, situación que puso a VTV en una precaria situación producto de la bestial corrupción y del desorden administrativo en caja y bancos.-

Se quedaba con cifras millonarias de intercambios

Se consiguieron marcadas diferencias en la relación de caja chica en dólares, cheques cancelados cuyos asientos contables no fueron revertidos, depósitos no registrados adecuadamente en los libros, cheques con más de un año no entregados a sus beneficiarios; operaciones no soportadas con su documentación; facturas y cobros no registrados; doble facturación; cuentas de intercambios por publicidad millonarias no registradas; saldos de intercambios por consumir aparecieron consumidos, etc.-

Detectaron también los diputados que esta mujer que profesa tanto odio en sus transmisiones televisivas, cargo a la cuenta de intercambios no registradas por montos de 8.112.446 bolívares; no autorizados, no respaldados por contratos 223 millones; contratos de intercambio sin registrar por 24.016.324; cuentas de deudores con saldos vencidos y sin movimiento por falta de documentación e insuficiencias en los cobros por 28 millones de bolívares.-

En este elevado volumen de irregularidades detectadas a esta dama de la televisión venezolana, que tanto se desgañita en las mañanas vomitando odio y desprecio hacia los venezolanos pobres de este país, se encontró que ni siquiera con la empresa Pifano, SRL, contratada para la gestión de cobros, conciliaba las cuentas a cobrar por lo que había una diferencia alarmante de 79 millones de bolívares en perjuicio de la televisora nacional.-

Las cuentas que no cobró

ARS Publicidad le debía al canal 16.098.822; Corpa 13.418.717; J. Walther Thompson de Venezuela 14.182.057; Líder Sport Produccions 23.079.322; Clepsidra 23.223.074. Marta Colomina le causó, adicionalmente a todo lo antes denunciado, pérdidas patrimoniales al canal del estado por el orden de los 35 millones de bolívares, por uso indebido de señales utilizadas como miembro de la Organización de la Televisión Iberoamericana (OTI) durante los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1.988.-

Tres pasajes para una sola persona el mismo día

Esta flamante presidenta de VTV, que le robó y le causó tantas pérdidas a ese canal, firmó contratos con CPT Publicidad, C.A., donde las irregularidades condujeron hasta encontrar facturas millonarias sin sellos ni firmas de la dependencia receptora.

El bulto de corrupción llevó también a ubicar viáticos para viajes personales de la Colomina a dólares preferenciales (14,50) con destino al exterior. Incluso recibió esta joyita peluda tres montos diferentes para tres viajes, en un mismo día y para la misma persona. Tenía el don de la ubicuidad, de estar en tres partes del mundo al mismo tiempo, todo un fenómeno. Viajó tanto la Colomina que recibió 108 pasajes también para el interior del país.-

La amiga que cobraba sin trabajar

Marta Colomina era tan buena que a sus amigas como Enza Carbone las ponía a cobrar como “animadoras”, pero sin aparecer en pantalla. La Carbone cobraba como animadora 245 mil bolívares, más la ayuda de la Colomina para que no pagara costos de producción ni pantalla lo que incrementó los costos al canal en 156 mil bolívares más. Además, Colomina sobre valoró en un millón de bolívares las cuentas por cobrar y subvaloró las cuentas por pagar en 382.651 bolívares, tanto con Enza Carbone como en el programa “Esta Semana”. -

Simón Díaz, Orlando Urdaneta, Guillermo González
y Nelson Bocaranda hacían de las suyas


Simón Díaz, Orlando Urdaneta, Guillermo González y Nelson Bocaranda Sardi, tenían el privilegio de contratar con VTV en forma ventajosa. Un 60 por ciento para ellos y el 40 por ciento era del canal del estado, los gastos se contabilizaban a partes iguales. En el año 1.989 le quedaba a Simón Díaz un saldo favorable de 950 mil bolívares, sin embargo, la Contraloría determinó que, por el contrario, el canal le debía 94 mil bolívares a Díaz, como producto de las irregularidades, omisiones e inexactitudes en los ingresos por publicidad.-

Orlando Urdaneta y Nelson Bocaranda facturaban doble y en el canal había omisión de ingresos por publicidad; costos elevados en la producción de sus programas y en la misma contratación de ambos personajes, ocasionándole pérdidas totales al canal por 10 Millones 500 mil bolívares.

Es decir que Marta Colomina le reconocía a estos señores montos superiores a los verdaderos para ella después cobrar comisiones, y esto lo hacía como presidenta del canal del estado venezolano.-

Eran obvios los otros favores que recibía tras bastidores esta preciosura de periodista que vemos diariamente vaciar su veneno. Sus amigos sindicalistas y compañeros de partido fueron con ella todo un portento de donosura y cordialidad.-

Junto a sus hijas recibió, de parte del presidente del Banco de los Trabajadores de Venezuela, un apartamento lujosísimo en el edificio Florida Cristal, como parte del festín que tenían los adecos con el dinero depositado por los trabajadores en ese banco creado por la CTV, central obrera que fue y sigue siendo dirigida por zánganos y ladrones de la más diversa especie.- ¿De qué moral hablamos?

Marco Hernández
Presidente

César Zambrano
Vicepresidente

Vidal Atencio
Capítulo Zulia

José Gregorio Nieves
Capítulo Aragua

Patricia Brolati
Capítulo Lara

Mariela García
Capítulo Monagas

Susana Becerra
Capítulo Táchira


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13185 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a6921.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO