Revocada mi suegra

Después de haber recibido todo el apoyo, tanto de su hija, como de su yerno, mi suegra decidió saltar la talanquera – y eso que pesa ciento ochenta kilos- y pasarse al enemigo.

Disfruto de casa, comida, ropa limpia y lavada, y carro con chofer –en este caso yo-. De buenas a primeras mi suegra decidió no seguir participando en el juego democrático y tomo una actitud golpista: No le puso más el uniforme a sus nietos, Alekos y Oriana, no les preparo el desayuno, no los espero más cuando el autobús los trae de regreso del colegio.

Ante esta posición política, asumida por mi suegra, instigada y financiada por sectores externos, es decir, todas sus amigas italianas, del pueblo Marina de Camerota, mi esposa, mis hijos y mi mama, quien también esta viviendo en esta asamblea legislativa que es mi hogar, decidimos llamar a un referéndum revocatorio como esta contemplado en el código italo-venezolano que aprobamos mi esposa y yo cuando decidimos casarnos.

El sábado pasado colocamos la mesa con los testigos y un observador Internacional que vino de Marina de Camerota. Una vez que todos presentamos nuestras cedulas, firmamos y dejamos la huella digital, decidimos ante el observador internacional contar las planillas y mi suegra fue revocada por unanimidad.

Es importante decir que el acto revocatorio fue una jornada cívica. Se llevo con la mayor tranquilidad y fe en la democracia de mi hogar, y sabiendo que de ahora en adelante todo lo que perturbaba el buen camino hacia un futuro mejor estaba siendo maltratado y obstruido por elementos como mi suegra, que fue elegida popularmente por mis hijos y yo, y voluntariamente por su hija.

La señora Franca –así se llama-, que de paso, lo único franco que tiene es el nombre, se ha convertido en una arpía dedicada única y exclusivamente a obstruir los estudios de mis hijos y la buena marcha de la institución matrimonial que llevamos su hija y yo.

Ahora, hemos decidido que el 31 de diciembre pondremos la maleta de mi suegra en la calle, para ver si el año nuevo le trae una mejor suerte, y busca otra conducta que sea capaz de armonizar con los principios democráticos y sobre todo, mantener una dieta que le permita bajar de peso.

Ella ha dicho que se va a asilar en la casa de una de sus amigas, que se va al exilio a seguir luchando, que cree en el pueblo venezolano y en que la va a apoyar, pero ya decidió abandonar el hemiciclo, es decir, mi casa, y eso es ganancia.

Robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4176 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a5797.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO