Seguir sus señalamientos: Es el mejor homenaje que pueden dar los medios a Juan Pablo II

Todo el fin de semana la televisión, la radio y las páginas de los periódicos informaron profusamente sobre el fallecimiento del Papa Juan Pablo II. Su deceso acaparó la mayor parte de los espacios de los medios de comunicación con programas o trabajos especiales sobre su labor como máximo patriarca de la Iglesia Católica, calificándolo como “el Papa Peregrino” o “Papa Amigo”.

Los canales comerciales de televisión venezolanos colocaron en señal de duelo un letrero de “LUTO ACTIVO”, que acompañó la transmisión de estas informaciones. Pero también en el horario nocturno siguió sin reparo la publicidad de las líneas calientes.

Esa grotesca capacidad de pasar del dolor a la alegría, del llanto a la risa, de lo divino a lo profano, lleva a revisar la postura que en vida sostuvo el Santo Padre, Juan Pablo II ante lo medios de comunicación social.

Para ello se recurre a un documento emanado del Vaticano el 24 de enero de este año, que se encuentra en: (http://vatican.mondosearch.com/index_sp.html). La “CARTA APOSTÓLICA DEL SUMO PONTÍFICE JUAN PABLO II A LOS RESPONSABLES DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES”.

La lectura de ese documento ilustra sobre la opinión que el Papa Juan Pablo II tenía de los medios, la importancia que les asignaba y la labor que pueden desempeñar en el futuro de la humanidad. A continuación se ofrecen algunos párrafos de ese documento

La importancia de los medios en la actualidad

“3. En un mundo rico de potencialidad comunicativa como el nuestro, los desafíos para la nueva evangelización son múltiples. Por ello, en la Carta encíclica Redemptoris missio he querido subrayar, que el primer areópago de los tiempos modernos es el mundo de la comunicación, capaz de unificar a la humanidad convirtiéndola, como se suele decir, en “una aldea global”. Los medios de comunicación social han alcanzado tal importancia que para muchos constituyen el principal instrumento de guía y de inspiración en su comportamiento individual, familiar y social. Se trata de un problema complejo, puesto que tal cultura, aún antes que por “los contenidos”, nace por el hecho de que existen nuevos modos de comunicar con técnicas y lenguajes inéditos.”

La ética de los medios de comunicación

En opinión de Juan Pablo II dada la importancia de los medios de comunicación es vital que tengan un desenvolvimiento ético. Así queda expuesto en el mencionado documento.

“Dentro de una visión orgánica y correcta del desarrollo del ser humano, los medios de comunicación pueden y deben promover la justicia y la solidaridad, refiriendo con verdad y cuidado los acontecimientos, analizando en modo completo las situaciones y los problemas, y dando voz a las diversas opiniones.(*) Los criterios supremos de verdad y de justicia, en el ejercicio maduro de la libertad y de la responsabilidad, constituyen el horizonte donde situar una auténtica deontología en el aprovechamiento de los modernos y potentes medios de comunicación social.”

El papel de la Iglesia ante los medios de comunicación

La Iglesia no puede permanecer indiferente ante la determinante influencia que los medios ejercen. Por ello el Sumo Pontífice señala el deber que debe asumir la Iglesia y sus pastores.

“10. La Iglesia, que es maestra de humanidad en virtud del mensaje de salvación confiado por su Señor, siente el deber de dar su propia contribución en aras de una mejor comprensión de las perspectivas y de las responsabilidades que conlleva el actual desarrollo de las comunicaciones sociales. Precisamente porque influyen sobre la conciencia de los individuos, conforman su mentalidad y determinan su visión de las cosas, se hace preciso insistir, en modo claro y determinante, en que los medios de comunicación social constituyen un patrimonio que se debe tutelar y promover. Es necesario que también las comunicaciones sociales sean englobadas en un cuadro de derechos y deberes orgánicamente estructurados, ya sea desde el punto de vista de la formación y responsabilidad ética, cuanto en referencia a las leyes y a las competencias institucionales.” (*)

Los medios y el futuro del mundo

“Por último, no se deben olvidar las grandes potencialidades que los medios de comunicación tienen para favorecer el diálogo, convirtiéndose en vehículos de conocimiento recíproco, de solidaridad y de paz. Dichos medios constituyen un poderoso recurso positivo si se ponen al servicio de la comprensión entre los pueblos y, en cambio, son un “arma” destructiva si se usan para alimentar injusticias y conflictos. De manera profética, mi predecesor, el beato Juan XXIII, en la Encíclica Pacem in terris, ya había puesto en guardia a la humanidad acerca de tales riesgos potenciales[13].” (*)

El papel de los medios: responsabilidad de todos

“El positivo desarrollo de los medios de comunicación al servicio del bien común es una responsabilidad de todos y cada uno[12]. Debido a los fuertes vínculos que los medios de comunicación tienen con la economía, la política y la cultura, se hace preciso un sistema de gestión que pueda salvaguardar la centralidad y la dignidad de la persona, la primacía de la familia, célula fundamental de la sociedad, y la correcta relación entre las diversas instancias.” (*)

La profundidad de sus observaciones demuestra que el mejor homenaje que pueden rendir los medios comerciales venezolanos al Papa Juan Pablo II, es seguir sus señalamientos.

(*) Los subrayados son nuestros


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1656 veces.



gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a13111.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO