Clarito, Clarito...La BBC pregunta a una deportista paralímpica venezolana sobre el gobierno bolivariano

La atleta venezolana Yomaira de Jesús Cohen

La atleta venezolana Yomaira de Jesús Cohen

Credito: Agencias

07/09/12.-Yomaira de Jesús Cohen nació en un ascensor el 25 de diciembre de 1982. Su madre se había quedado encerrada allí y la tuvo sola. La falta de oxígeno le provocó a la bebé hemiplejia.

La mitad izquierda de su cuerpo quedó paralizada para siempre. Pero con la otra mitad, "la buena" como ella dice, lanza el disco, la bala y la jabalina con una fuerza que le ha valido la clasificación para estos Juegos Paralímpicos Londres 2012.

Cuenta que el deporte le cambió la vida, y cuando se le menciona a su presidente se le ilumina la cara: "El gobierno de Hugo Rafael Chávez Frías para nosotros, los discapacitados, ha sido el mejor porque nos ha dado un apoyo incondicional", le dice a BBC Mundo en una reunión de la delegación cerca de la Villa Olímpica, entre arepas y joropos (música típica).

Vivienda en una residencia cercana a los centros de entrenamiento, además de becas y seguridad social, son algunos de los beneficios que reciben los atletas."Nadie puede decir que no ha cambiado para mejor el deporte adaptado en Venezuela", resume.

"Si antes ibas a una competencia internacional y ganabas, cuando llegabas te decían 'era tu deber', no había un incentivo", agrega su marido, el corredor multimedallista en silla de ruedas Juan Ramón Valladares.

"Ahora todo es diferente. El gobierno me da casa, un sueldo, he cambiado de vida. Gracias al deporte mi vida cambió, tengo motivación, le doy sustento a mi familia. Yo vengo de una familia de una pobreza extrema", cuenta.

"Es fundamental en un gobierno que profesa el socialismo", le dice a BBC Mundo el viceministro de Deportes, Yuri Quiñones, y explica que la clave de esta "delegación revolucionaria" está en la Ley del Deporte sancionada el año pasado, aprobada de manera unánime y que incluye el acceso a la seguridad social de los atletas.

De Siberia al Caribe

Pero otra de las claves para el impulso del deporte adaptado es la pareja de entrenadores rusos conformada por Mikhail Poliakov, que entrena a los atletas en silla de ruedas, y su esposa Elena Goncharova, que prepara a los amputados y a los ciegos.

Ambos fueron atletas destacados en la era soviética y ahora comparten sus secretos con los venezolanos.

Alegres y distendidos, cuentan que viajaron desde su lugar de origen, Siberia, a Caracas hace trece años por invitación del Ministerio de Deportes. "Venezuela no es tan diferente a Rusia, de hecho es una mini-Rusia, la gente, las charlas, son parecidas", dice Elena, quien en su juventud fue una destacada corredora.

La pareja ha establecido un lazo profundo con los deportistas, al punto de que admiten: "les prestamos más atención que a nuestro propio hijo".

Lograr que nos revelen alguno parece imposible. "Trabajar, trabajar y trabajar, como dice nuestro presidente Chávez", dice Mikhail, en un castellano tosco con marcado acento ruso.

"Es un lideresa", dice el corredor de fondo ciego Oscar Herrera, entrenado por Elena, y la define como "flexible pero con un conocimiento científico".

"Ella nos aplica los métodos que usaban en la Unión Sovética. Aporta mucho conocimiento su experiencia como atleta".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 10915 veces.