¿Qué es el ALCA?

¿Que es el ALCA?


Es un acuerdo impulsado por EEUU. Pretende asegurar la libre circulación
de las mercaderías y el capital desde Alaska a Tierra del Fuego.
Pretende asimismo lograr el control de las economías de los países de
todo el continente.

Expresado así podría creerse que el ALCA aportaría algún beneficio a
nuestros pueblos.

Si esto fuera cierto:
¿Por qué se negocia a espaldas del pueblo y del Parlamento?
¿Por qué se negocia en secreto con los respectivos gobiernos y
representantes de las grandes empresas?
Tratemos de aclarar estos puntos.

¿A quién beneficia el ALCA?
En primer lugar a los Estados Unidos o más precisamente al gobierno y
a los grandes grupos económicos de ese país, pero no a todo el pueblo
norteamericano pues sus trabajadores y desempleados, los inmigrantes
latinos, los negros pobres, los sin techo y otros sectores resultan
perjudicados con este tipo de acuerdos.

EEUU necesita el ALCA para solucionar sus problemas económicos y
satisfacer su ambición de dominar, a cualquier precio al resto de
América Latina y el Caribe, para asegurarse un mercado sin limitaciones
como podrían serlo las medidas de protección de la industria y la
producción nacional por parte del resto de los países.

El ALCA propicia la libre circulación de mercaderías, sin aranceles,
ni otras trabas aduaneras, pero no asegura la libre circulación de
personas, por ejemplo de trabajadores que quieran o necesiten ir a
trabajar a otros países. Por el contrario EEUU está interesado en
restringir las migraciones de trabajadores.

No quieren competidores en toda la región. Si se firmara el ALCA
también eliminarían la competencia de los productos europeos o
asiáticos.

El ALCA no es un proyecto de libre comercio sino una pieza fundamental
del proyecto norteamericano de dominación y saqueo de nuestros recursos
naturales y humanos. Cuentan para ello con la complicidad de gobiernos
corruptos y socios locales.

Si se firmara el ALCA atentaría

  • contra la soberanía
  • contra los derechos y las conquistas sociales
  • contra la tierra y los recursos naturales
  • contra el medio ambiente
  • contra la vida de nuestros pueblos.

No es un proyecto de integración, sino un intento en marcha, por
culminar la anexión imperial.

¿Cómo se ha preparado el terreno para el ALCA?
Es una larga historia de injusticia y dependencia, que se acentúa con
la dictadura militar de 1976-83. Fue necesario el genocidio de treinta
mil personas, para quebrarla resistencia de nuestro pueblo e implantar
el modelo neoliberal que desde entonces padecemos.

Modelo de infinitos ajustes a costa del hambre generalizado, el
desempleo, la exclusión social, la penuria de viviendas, la negación del
derecho a la salud, la educación y la seguridad social para millones de
argentinos.

Modelo de privatizaciones, mediante las cuales entregamos YPF,
Aerolíneas, Gas del Estado, el servicio de agua potable, las empresas
telefónicas, los ferrocarriles y subterráneos, los aeropuertos. Perdimos
nuestro patrimonio sin ningún beneficio a cambio.

Se instalaron represas que destruyeron el equilibrio ecológico y la
biodiversidad. Miles de hectáreas fueron desmontadas para desarrollar
cultivos de exportación, que utilizan agrotóxicos en gran escala. Se
abrió paso la proliferación de transgénicos y semillas híbridas. La
desforestación de grandes extensiones llevó a la desaparición de más del
80% del bosque nativo.

Si se firma el ALCA, éstos y otros problemas se agravarán.

¿En qué se fundamenta y qué propone el ALCA?
El ALCA representa un plan de apropiación de lo que producen nuestros
pueblos. Busca convertirnos definitivamente en consumidores de los
productos del norte y proveedores de recursos naturales y materia prima
o bienes manufacturados de bajo valor agregado.

Pretende imponer normas que eliminan la capacidad del control de cada
país, de cada estado-nación sobre las actividades de los inversores
extranjeros. Las ventajas son siempre para éstos. Los grandes problemas
y desventajas, para la pequeña y mediana empresa nacional y el resto de
la población.

Pretende fundamentarse en los "derechos" del mercado:

b.. El derecho a la mayor ganancia de los grandes capitales a costa
del saqueo de las riquezas naturales y la explotación de los seres
humanos.
b.. Igual trato para una pequeña empresa y para una gran
transnacional. Aunque todos sabemos que trato igual entre desiguales
sólo puede conducir a más desigualdad e injusticia.
Cualquier norma de protección a la industria y la producción agraria
nacional aplicada por los países de la región podría ser considerada por
las grandes empresas transnacionales como discriminatoria y éstas podrán
someter a juicio a esos Estados nacionales, juicios que serían resueltos
por tribunales internacionales y no en el ámbito de la justicia local.

Con la supremacía del mercado, se pierden los derechos fundamentales
de las personas, de los trabajadores en particular.

La instalación del ALCA agudizará

  • La precarización y flexibilización del trabajo
  • La desregulación del mercado financiero
  • La libertad de los grandes grupos económicos de ahogar a la
    pequeña y mediana empresa.

Todos los derechos para los grandes capitales, sin que el Estado pueda
regular o establecer derechos nacionales. Los grandes capitales
(inversores, monopolios) podrán chantajear -en una América Latina sin
barreras aduaneras- con irse a otro lugar donde puedan pagar menores
salarios y tengan más libertad para deteriorar el medio ambiente, etc.,
imponiendo así la generalización de los salarios más bajos y las normas
más favorables para ellos.

¿Qué pasó en México y Canadá que firmaron en 1994 el TLCAN?
(Tratado de Libre Comercio de América del Norte, o NAFTA según su nombre
en inglés)
Algunos datos solamente, aunque habría muchos más:

México: después de ocho años de haberlo firmado, tiene una pobreza
nunca antes vista: la mitad de la población vive en la pobreza y el 20%
en la indigencia. Bajaron los salarios y aumentó la carestía. Fueron
destruidos decenas de miles de puestos de trabajo, El trabajo informal
abarca el 50% del empleo actual. Creció fuertemente la deuda externa y
la dependencia de la economía mexicana respecto de los EE.UU. En el
Estado de Guerrero se desmontaron el 40% de las selvas. Ha aumentado
dolorosamente el trabajo infantil en terribles condiciones de
desprotección e insalubridad.

La incapacidad de poner limitaciones a la explotación de los recursos
naturales renovables determina que se experimente un verdadero saqueo de
los mismos. Por ej. Canadá tiene que enviar a EE.UU. el 55% de la
producción total de gas, aunque en Canadá lo necesiten. Algo semejante
sucede con el petróleo, tiene que enviar a EE.UU. 1,3 millones de
barriles diarios, siendo que la producción de Canadá es de 2,3 millones
de barriles diarios.

En Estados Unidos muchos miles de trabajadores han perdido sus
trabajos por el cierre y traslado de grandes empresas en búsqueda de
mayores ganancias en otros lugares.

¿Afectaría nuestra vida cotidiana?
Sí, y muy gravemente.

Actualmente, los gobiernos suministran servicios de salud, de
educación, de jubilaciones, asistencia social para gran parte de la
población. No lo hacen con fines de lucro, sino en función del bien
común, debiendo cuidar especialmente a quienes tienen menos recursos
económicos. Para las grandes empresas todos estos servicios se
convierten en una mercancía que puede dar muchas ganancias. Eso sí,
atendiendo solamente a quienes pueden pagar; eso ya lo vemos hoy con la
medicina prepaga, con las AFJP.

Si se firmara el ALCA los gobiernos perderían la posibilidad de seguir
prestando servicios gratuitos, porque las grandes empresas tendrían el
derecho a competir y ganar la posibilidad de prestar esos servicios a
los que puedan pagarlos.

Los pobres resultarían excluidos del derecho universal a la salud y la
protección social, quedando limitados a una asistencia precaria y, a
veces, inalcanzable. Es más, la prestación gratuita por parte de un
Estado nacional podría ser cuestionada por las empresas transnacionales
como competencia desleal, y podrían querellar y llevar a juicio a dicho
Estado ante tribunales supra-nacionales.

La ley de patentes que ya nos perjudica, haría aún más difícil
conseguir medicamentos. La salud se perjudicaría además con la
proliferación de alimentos transgénicos sin ninguna posibilidad de
control.

En cuanto a los campesinos ya no se habla de agricultura sino de agro
empresa o agro industria. La competencia de las grandes empresas
acabaría con todos los medianos y pequeños productores. Lo mismo pasaría
con los pequeños comercios. Recordemos lo que ha pasado en el barrio o
en el pueblo cuando se ha abierto una gran supermercado, han
desaparecido los pequeños comerciantes.

El ALCA afectaría también los derechos de los pueblos originarios,
aborígenes o indígenas, que se verían afectados en su derecho ancestral
a la tierra, a los recursos naturales, al respeto a su identidad, a su
cultura y a sus saberes tradicionales. Estos atropellos serían
gravísimos, para ellos y para todos. En sus culturas guardan valores
como el de la solidaridad, la armonía, el respeto hacia las personas y
la naturaleza, el valor de la palabra, que no deben perderse sino
afirmarse hacia el futuro. Los valores culturales de cada pueblo, son
patrimonio de toda la humanidad.

¿Integración con soberanía o "libre comercio" con dependencia?
Si se aprueba el ALCA predominará sobre todos los otros acuerdos de
integración existentes hasta el momento, lo cual incluye al Mercosur.

Sobre el Mercosur hay distintas opiniones, pero la mayoría está de
acuerdo en que hasta ahora ha dado pocos resultados. El MERCOSUR podrá
servir si se lo recrea desde una perspectiva más integral y solidaria,
que no se reduzca al comercio sino también a otros aspectos económicos,
sociales y culturales. Si, como tal, se orienta a la integración de
América Latina y el Caribe.

Consideramos imprescindible ".plantear la necesidad de una ruptura
completa con el sistema de dominación actual y aceptar en su lugar el
desafío de una integración y una globalización basada en los valores del
respeto a la diversidad cultural y nacional de los pueblos y a la
colaboración solidaria entre ellos."

"Plantear no solamente la denuncia y la lucha contra el proyecto
imperial que se expresa en el ALCA, la deuda externa y la creciente
militarización, sino también la construcción concreta de una integración
alternativa basada en el derecho de los pueblos al desarrollo así como
nuevos modelos de desarrollo respetuosos del medio ambiente, basados en
la equidad de género y en el respeto de los derechos humanos que sean
capaces de garantizar una existencia humana digna para todos y todas en
el ambiente de justicia, hermandad y paz". (Declaración de Jubileo Sur
Américas. Deuda, ALCA, militarización. Los desafíos para la emancipación
hemisférica. Quito, 25 de Mayo 2002).

¿Lucharemos sólo contra el ALCA?
El ALCA es un eslabón más de un plan integral de dominación que
incluye el mecanismo de la deuda externa, las imposiciones del FMI, el
Plan Colombia y la invasión cultural.

La DEUDA EXTERNA, ilegítima, inmoral y odiosa que ha sido pagada con
creces es mucho más que una cuestión económica; es un tema político, un
instrumento de dominación, mediante el cual más pagamos, más debemos,
menos tenemos y más esclavos somos.

La MILITARIZACIÓN CRECIENTE -con la expansión de bases militares
extranjeras en todo el continente (inclusive en Misiones y Tierra del
Fuego), los operativos militares conjuntos, con la aplicación del Plan
Colombia, el Plan Andino y el Plan Puebla Panamá- es una pieza clave de
este plan integral de dominación.

VIDA SÍ, ALCA NO, otra integración de América es posible.
Desde 1998, organizaciones sociales, políticas y culturales,
nacionales y regionales; grupos ecologistas, de derechos humanos, de
solidaridad; movimientos de campesinos, indígenas y mujeres; iglesias
cristianas y otros grupos religiosos se han venido pronunciando contra
el ALCA. Lo han hecho también el Foro Social Mundial de Porto Alegre
(2001-2002), el Foro Social Mundial de Argentina (2002), la Alianza
Social Continental, El Encuentro Hemisférico contra el ALCA (La Habana,
2001), Jubileo Sur Américas.

Se ha lanzado una Campaña a Continental contra el ALCA y existe una
Convocatoria a Jornadas de Resistencia Continental que tendrán lugar en
Quito, Ecuador, del 27 de Octubre al 1º de Noviembre de 2002, con motivo
de la Reunión de Ministros de Comercio que avanzará en las negociaciones
para el ALCA.

En todo el continente se realizan actividades de información y lucha
contra el ALCA. En varios países se proyectan consultas populares para
promover el rechazo al ALCA y afirmar el derecho a la vida, la
soberanía, la justicia y la esperanza, tanto como la decisión de actuar
en común para impedir la anexión.

Campaña contra el ALCA en Argentina.
En Argentina se ha constituido en abril de 2002 una Autoconvocatoria
contra el ALCA que reúne a organizaciones y movimientos sociales,
políticos, culturales y religiosos, asambleas populares y grupos
piqueteros que desde entonces se vienen reuniendo y delineando una
agenda común de actividades de análisis, difusión, capacitación,
articulación y movilización en todo el país con vistas a culminar en una
Cumbre de los Pueblos que tendrá lugar en Buenos Aires en abril de 2003,
fecha en que se había anunciado la realización de la IV Cumbre de las
Américas, donde 34 gobiernos del continente (todos menos Cuba)
aprobarían el texto del ALCA.

La Autoconvocatoria permanece abierta para la integración de los
interesados.

JUSTO EL PUEBLO [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 89755 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /venezuelaexterior/a903.htmlCUS