En Miami ya ganó Chávez

Visitando a la familia y de vacaciones, me encuentro en Florida pasando unos días. Mi tía, persona mayor y feroz opositora, llena de odio hacia nuestro Presidente, no hace otra cosa que ver Globovisón y, todas las noches a las 10, el programa del peruano Jaime Bayly. Invitada a cenar, me convidó a verlo.

Resulta impresionante cómo necesita sintonizar cada día ambos canales para alimentar sentimientos contrarios a los que dictaría nuestro origen italiano y católico, temerosos de Dios.

Al responder su pregunta y asegurarle que Chávez ganaría sin duda el 7 de octubre, casi me quedo sin comer las deliciosas pizzas que acostumbra a preparar en ocasiones para la familia.

Jaime Bayly dedica la primera parte de su programa para aupar la candidatura de Obama e intentar destruir la de Hugo Chávez.

Los adjetivos que usa refiriéndose al Presidente me los reservo para no ensuciar estas páginas. Pero lo cierto es que apenas hace 2 noches, faltando escasamente 24 días para las elecciones, el señor Bayly, a disgusto, retorciéndose, y adornando con miseria los datos de la encuestadora Datanálisis que dan por vencedor a nuestro candidato, reconoció, confesó, "yo creo que Chávez va a ganar".

Lógicamente, al parecer, no le quedó otro recurso para no quedar rayado frente a un público, en gran parte venezolano que reside por estos lados, y en gran parte cubano, que auspicia día y noche la derrota de nuestro candidato.
Justifica el señor Bayly, inmediatamente luego de su confesión, de que "lógicamente no se trata de una competencia limpia sino que es una emboscada, una trampa, porque en Venezuela no hay democracia".

Pero lo cierto es que en Miami ya se sabe que Chávez ganó, a pesar de los pesares, de los deseos insanos de este grupo de connacionales que viven acá, muchos de ellos gracias a las divisas que sacaron a manos llenas del país y que obligaron al gobierno al control de cambio en el 2003.

Este señor de nacionalidad peruana, que desde su programa público le desea solapadamente la muerte a nuestro Presidente, y que enferma las mentes y los sentimientos de los que deciden oirlo, debería ser declarado como ¨persona no grata¨ en nuestro país.

Para entender la gravedad de sus planteamientos, Bayly afirma que el candidato de la MUD es un valiente porque expone su pecho (pasando un video) a cualquier francotirador apostado por ahí.

La Cancillería debería mandar por lo menos una nota de protesta, grabar sus programas y denunciarlo internacionalmente por afirmaciones irresponsables, por inducir al magnicidio, por difamar la probidad de la gestión gubernamental.

O tal vez, ¿aplicamos el proverbio que reza "a palabras necias oídos sordos"? Es lo más fácil, pero ¿será lo más correcto?.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4175 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /venezuelaexterior/a150227.htmlCUS