patronos colombianos hambreadores provocan conflicto laboral

Huelga en Venezolana de Pinturas, en Valencia, Estado Carabobo

400 trabajadores, entre empleados y beneficiarios de la Convención Colectiva, tomaron la decisión de utilizar la herramienta de la huelga ante la posición intrasigente de los patronos de la multinacional Venezolana de Pinturas, ubicada en Valencia, Estado Carabobo. Luego de 7 largos meses de negociación y a 4 de haberse vencido la Convención, la empresa de capitales colombianos no ofrece aumento a la firma de la convención y un aumento de 5.400 bolívares distribuidos trimestralmente durante el año 2006.

Estas cifras miserables fueron ofrecidas desde hace dos meses, estancando desde principios de enero el proceso de negociación. A partir del domingo 12 de marzo comenzaron a correr las 120 horas que establece la ley para que los trabajadores decreten la huelga. Sin embargo, la organización sindical en una prueba de disposición a la negociación aceptó prorrogar hasta el martes 21 de marzo el proceso de negociación.

Como respuesta los trabajadores, vieron como los empresarios inmediatamente empezaron a cargar gandolas con pinturas, computadoras y muebles, en una clara violación de los acuerdos. Nuevamente la organización sindical se apersonó ante la Inspectoria del Trabajo para que hicera inspección ocular y constatara que la empresa estaba violentando los acuerdos establecidos y provocaba a los trabajadores para ir a la huelga.

Una vez constatada por la Inspectoría del Trabajo las maniobras de la empresa, los patronos se comprometen a no seguir sacando producción en "tránsito", pero a las 8 de la noche del jueves 16 volvieron a cargar gandolas con la intención de sacarlas de la empresa. Este hecho rebosó la paciencia y la disposición de los trabajadores y a partir de las 9 de la noche se paralizó la producción, haciéndose cargo de las instalaciones de la empresa.

La empresa argumenta que no puede dar aumentos salariales porque en en Colombia sólo se aumenta de acuerdo a la inflación y que por eso está bien que sólo se aumente en un 15% los salarios de los trabajadores. La UNT les recuerda a los empresarios de Venezolana Pintura (empresa que fue adquirida por los propietarios de Pintuco de Colombia desde hace 3 años) que no estamos en Colombian, ni el presidente de Venezuela es el fascista Alvaro Uribe.

Lo curioso es que los empresarios hablan sólo de la inflación, pero no tienen en cuenta que en nuestro país, el Bolívar se devaluó en el 300% en los últimos cuatro años y eso no lo han reconocido ningún empresario y que además desarrollaron un paro-saboteo patronal que le costó al país 10.000 millones de dólares y 125.000 trabajdores despedidos. Tampoco tienen en cuenta que los trabajadores de Venezolana de Pinturas producen 90.000 litros de pintura diaria, suficientes para cubrir el mercado nacional y exportar a Panamá, Perú y Ecuador.

Desde la UNT invitamos a todos los trabajadores de la región a brindar la solidaridad con nuestros hermanos de Venezolana de Pinturas, haciéndose presentes en los portones de la empresa y lelvara la solidaridad económica y material para que los trabajadores podamos doblegar los apetitos capitalistas de empresarios colombianos y venezolanos que quieren matar de hambre a los trabajadores.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6804 veces.