Por los frutos los reconocerás

¿Qué debe hacer un buen Dirigente Sindical?

Mantenemos que para hacer un Sindicalismo profundo, heroico y eficaz, que persiga cambios radicales en las actuales estructuras sociales, económicas, políticas y culturales, es necesario tener y defender un contenido ideológico.

Las funciones que atañen al sindicato en el socialismo, en esta compleja etapa que vivimos, no solo es explicar, sino propiciar, con la participación activa de los trabajadores de base, las decisiones de su centro laboral, para que hagan suyo la percepción de ser dueños colectivos de las riquezas de la sociedad; el no asumir la importancia de adjudicarse esa función, que esta por encima al cumplimiento formal de algunas actividades de presión o urgentes, lastraría la naturaleza misma de nuestro quehacer sindical.

Un buen dirigente Sindical lo primero que tiene que recocer, es que los trabajadores tenemos nuestras propias ideas y razonamos que es sumamente necesario presentarlas y defenderlas.

El deseado dirigente Sindical Socialista debe preocuparse por sembrar ideología, que no es mas que un vinculo de enfoques afines a la naturaleza del hombre trabajador, como lo es el la familia, la sociedad y el trabajo, partiendo de todos estos Principios y Valores con una ética sindical.

Algunos creen que la ideología es un dogma, pero no, la verdad es que es algo de fondo, que no se puede palpa, pero realmente alimenta, conserva, penetra y robustece las organizaciones de los trabajadores, podemos compararlo a columna vertebral , que es lo que permite mantenerse erguido, brindando razón a la vida para lograr una conducta coherente frente a los problemas particulares y de trabajo, también lo anima sin temor a incorporarse en hacer propuestas sensatas, además de participar en la búsqueda soluciones a sus dificultades sociales.

Un sindicalismo ideológico es una toma de conciencia de parte de los trabajadores, es establecer las bases para generar un proceso de cultural general para todos, partiendo de allí es cuando nos alentamos a pensar por nosotros mismos, en la búsqueda de nuestros propios caminos para nuestra emancipación, impulso personal y colectivo; generando una causa indestructible, de carácter comunitario, instituyendo procedimientos, tácticos, con medios que faciliten una participación masiva, critica y activa de todos los trabajadores(as), para así ir completando con estos aportes a la preparación de un proyecto para una nueva sociedad mas justa y humana; pero este logro requiere disciplina, claro comenzando con la autodisciplina en los que procuran ser dirigentes sindicales, los cuales están obligados a mostrar lealtad a los valores, principios y ética, para poder interpretar a plenitud las necesidades, intereses y deseos de los trabajadores, todos estos métodos de trabajo deben ser democráticos, por vía pacifica, dejando a un lado la mezquindad, el cogollismo, los intereses personales, en fin un buen dirigente Sindical debe de estar presto como el buen soldado raso al servicio de los trabajadores que han depositado su confianza, y no pretender que los trabajadores(as) sean sus subalternos.

Nosotros los trabajadores(as), Socialista no debemos hacernos cómplice con el silencio, ni hacernos la vista gorda ante cualquier violación al bienestar y seguridad económica de nuestra patria, de los trabajadores(as), de los hijos y familias, es a nosotros mismos los que nos concierne hoy aplicar con dureza y justeza la disciplina más estricta, en el logro de tomar el control a una organización laboral más perfecta.

Para que alguna vez tanto el trabajador obrero como el profesional puedan sentarse a la misma mesa en la toma de importantes decisiones, siendo todos escuchados con respeto y atención al exponer el criterio que de forma directa, sin intermediario, sumando al debate gubernamental la autoridad del razonamiento y la sabiduría popular. Esto es un Sindicalismo Socialista que tenemos la obligación de impulsar.

Trabajador, Patria, Socialismo o Muerte…. Venceremos

[email protected]

http://suntra-huc.blogia.com/

Esta nota ha sido leída aproximadamente 11199 veces.