ANTV: burocratismo burgués vs. liberación popular

Dos despedidos, el secretario general del sindicato con restricción de entrada al canal y una ola de retaliaciones de claros tintes fascistas contra los trabajadores, son las respuestas de Darío Vivas y su grupo burocrático a la protesta contra los abusos en ANTV realizada el pasado jueves 4 de agosto tanto en la sede del canal como de la Asamblea Nacional.

Cuatro largos años de desmejoras en las condiciones y reivindicaciones laborales, decadencia en las capacidades técnicas y de calidad de la programación, ineficiencia gerencial, así como ataques a la libertad sindical y de organización política, todo enmarcado dentro de un modelo profundamente representativo, jerárquico, explotador y burgués llevamos aguantando los trabajadores de la Fundación Televisora de la Asamblea Nacional.

El pasado jueves 4 de agosto, un nuevo ataque encabezado por Darío Vivas contra la libertad de organización política colmó la paciencia de los trabajadores y desencadenó la manifestación pacífica de un nutrido grupo ante la Gerencia de RRHH de ANTV así como la movilización hasta el Despacho de la Presidencia de la Asamblea Nacional, una rueda de prensa frente al Palacio Federal Legislativo y los posteriores traslados a la Defensoría del Pueblo y la Inspectoría del Trabajo sede Norte del Distrito Capital.

El ataque de la administración de Vivas constó en calificar por falta al secretario General del Sindicato Bolivariano de Trabajadores de la Televisora de la AN (Sinbotratevan), César Hernández, basados en absurdos planteamientos de forma y fondo y la cual es sospechosamente avalada por la inspectora Norkis Zambrano, quien además emite una orden cautelar contra Hernández la cual aprovecha la burocracia en ANTV para prohibirle la entrada al canal.

Esto se da justo en el momento cuando se vive un gran impulso organizativo de la clase trabajadora en ANTV y los esfuerzos son dirigidos a contrarrestar los numerosos y diferentes tipos de abusos. Entre ellos, la sobreexplotación de los trabajadores que en algunas oportunidades llegan a laborar hasta más de 100 horas extraordinarias mensuales cuando la ley establece como máximo permitido 100 horas extraordinarias “al año”.

Pero lo anterior no se detiene allí porque la mayoría de esas horas extras ni las cancelan pues se idearon una figura inexistente en nuestra legislación como son las “dobles jornadas”, figura según la cual se cancelaría adicionalmente una fracción del sueldo si el trabajador labora 4 horas extras o más al día.

De igual forma, la burocracia en ANTV ataca en el preciso momento en que se avanza hacia un proceso electoral para elegir las autoridades sindicales y toman gran fuerza en el debate de los trabajadores los planteamientos revolucionarios y constitucionales de participación y protagonismo en la toma de decisiones, en la contraloría social y en la elaboración de los presupuestos, así como la necesidad de articular con las comunidades organizadas y los movimientos sociales.

Sin duda alguna el despido de Miguel Castillo y el intento de neutralizar a César Hernández con la prohibición de entrada a ANTV, la burocracia busca acallar estos debates y debilitar la organización de los trabajadores.

Pero la burocracia en ANTV, no conforme, arremete con saña contra los trabajadores y desmanes que pensábamos desaparecidos con el fin del bipartidismo burgués son aplicados nuevamente.

Acosos y retaliaciones padecen los trabajadores a cada hora del día, todos los días de la semana. Las agresiones van desde humillaciones, reuniones y mensajes para intimidar pasan por el hostigamiento con una supuesta lista negra de trabajadores a ser despedidos hasta llegar a la vigilancia extrema a dirigentes sindicales y el personal en general por parte de los gerentes, relevos arbitrarios en los equipos de producción, el uso de excusas (hasta una ida al baño) para sancionar por supuesto abandono de funciones y restricciones de entrada a los espacios de trabajo. Todo esto principalmente, pero no exclusivamente, contra los compañeros que se atrevieron a alzarse contra los atropellos de Darío Vivas y su grupo.

En otro orden de ideas, debemos destacar nuestro agradecimiento al amplio apoyo y solidaridad por parte de organizaciones como la Plataforma de Lucha de los Consejos de Trabajadoras y Trabajadores de la Gran Caracas, el Movimiento Nacional por el Control Obrero y los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras, la Unión Nacional de Trabajadores- UNETE (en especial a la Corriente Clasista Cruz Villegas, Marea Socialista y el Colectivo de Trabajadores en Revolución), el Partido Comunista de Venezuela (PCV),  la Corriente Marxista Internacional del PSUV, gran cantidad de sindicatos, consejos de trabajadores, movimientos de comunicadores populares, medios de comunicación comunitarios y alternativos, movimientos nacionales de cultores y el pueblo en general con sus correos y mensajes de ánimo.

Finalmente, como elementos de primera instancia exigimos el reenganche de los compañeros despedidos, el cese de todos los procedimientos administrativos y el terrorismo laboral contra nuestros trabajadores, la libertad sindical y de organización política así como la discusión sobre mejoras reivindicativas y de condiciones laborales.

Consideramos que además de lo anterior tenemos que avanzar hacia la concreción de los preceptos constitucionales, revolucionarios y bolivarianos de participación y protagonismo de los trabajadores a través de la consolidación del modelo de gestión socialista dentro de ANTV y en eso se nos va la vida.

Prensa Sinbotratevan

[email protected]

@sinbotratevan


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1871 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /trabajadores/a128546.htmlCUS