Moisés Naim: Un halcón venezolano alimentado con McPollo

(ENSARTAOS.COM) El señor Moisés Naim le ha dedicado extensos trabajos al tema de la corrupción y ha recibido contundentes réplicas como estas: “Naim afirma que la corrupción es consustancial con la humanidad y que oponerse a ella no solo es inútil sino perverso, porque genera efectos negativos sobre la sociedad. Naim insinúa que desplazar a los corruptos, lleva a que la sociedad los reemplace por funcionarios honestos, pero ineficaces, que causan efectos más dañinos que los corruptos. Con lo cual más o menos viene a predicar que la honestidad es una desaconsejable virtud para desempeñar la función pública. Con esta teoría, "blanquea" la gestión de personajes como Carlos Menem, Salinas de Gortari, Fuijmori o Sánchez de Losada, por mencionar solo algunos y acotándolos a Latinoamérica. Todos ellos, "caballos de Troya" del neoliberalismo, y de la liquidación de empresas y recursos nacionales en sus respectivos países a favor de las grandes multinacionales. Y tiende un manto piadoso de olvido o de perdón sobre escándalos como los de la petrolera Halliburton - que dirigió el hoy vicepresidente norteamericano Dick Cheney - y que se quedó ilegalmente con decenas de millones de dólares por sus contratos y prestaciones en Irak, o el de Enron, que implicó una colosal estafa a los propios accionistas de la empresa estadounidense. Así como el gobierno Bush ha creado pretendidas teorías para justificar dictaduras, invasiones, guerras y atropellos contra diversos pueblos, es posible que las afirmaciones de Moisés Naim desde una de las publicaciones de mayor fuerza de propagación ideológica en Estados Unidos, constituyan una avanzada para legitimar a los corruptos. Siempre - claro está - que se trate de "sus corruptos". Y no quedan dudas que Pinochet es uno de ellos”.

Pero también hay que añadir que la corrupción es consustancial con el capitalismo, porque nada mueve más a la gente en este sistema que el deseo de tener, de consumir, de hacerse rico, tener mucho aunque no sepa para qué y por qué. En un socialismo, teniendo todos los seres humanos lo básico, se reduciría tremendamente no sólo la delincuencia sino el mal hábito de cogerse los dineros públicos.

Este señor Naim, genio indudable para la élite de la economía política, dijo: “Es importante entender que Chávez y lo que representa tiene menos que ver con la ideología, con el enfrentamiento ricos y pobres, que con su incompetencia y la de quienes le rodean, gente que a duras penas sabe leer y escribir, gente sacada del lumpen a los que ha dado cargos para los que no tienen la preparación necesaria. El fenómeno Chávez tiene más que ver con la incompetencia y la locura que con dinámicas de clase”.

Naim fue profesor en el IESA, luego Ministro de Industria y Comercio bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez, justo cuando en 1989 explotó el poder popular en Caracas (“Caracazo”), fue miembro de la junta directiva del Banco Mundial, también dirige desde hace diez años la revista Foreign Policy en 12 idiomas y para 180 países, subvencionada por la Fundación Carnegie Endowment for International Peace donde figura entre sus principales expertos; tiene el donativo de BP USA, Exxon Mobil, Fundación Ford, General Motors, Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, Fundación Rockefeller y muchos otros. La Fundación CEIP desarrolla un programa que se llama “El papel de los EEUU en el mundo”. Exponen en este segmento la forma cómo los EEUU deben dirigir las acciones de la administración en su lucha para extender la libertad, recordemos lo que Bolívar pensaba sobre el expansionismo imperialista norteamericano en nombre de la libertad. Y últimamente forma parte del staff de periodistas del periódico conservador español El País en la columna “Observador global” desde donde ataca la revolución socialista bolivariana.

El 6 de enero pasado nos dio Moisés Naím un tremendo regalito de Reyes. “El País” publicó en su sección de “análisis” el artículo “Colombia y el síndrome de Copenhague” (http://www.elpais.com/articulo/internacional/Colombia/sindrome/Copenhage/elpepii...) desde donde ataca a Chávez, a las FARC, al ELN, utilizando una comparación con hechos acaecidos en Estocolmo en 1973 cuando unos ladrones hicieron rehenes ante la confrontación policial. El fenómeno de identificación de los rehenes con los captores terminó designando al síndrome de Estocolmo a la escena de defensa de los capturados por sus captores. Naim utiliza este hecho y lo compara con la acción política que grupos rebeldes de Dinamarca han dejado como único precedente mundial de lucha contra las imposiciones de la ley contra el terrorismo implantadas por el gobierno de los EEUU.

Moisés Naím desde el diario “El País”, cuenta a medias lo sucedido en Dinamarca y no duda en sentenciar que si las víctimas de las FARC fueran ciudadanos daneses los “civilizados jueces daneses” hubiesen llegado a una opinión muy diferente. A continuación hace pública su opinión de la falta de motivación ideológica de los grupos rebeldes colombianos y directamente los señala como mercenarios del narcotráfico. Acusa a congresistas norteamericanos como Gregory Meeks, firmantes de una carta de agradecimiento a las FARC por haber dado muestras de vida de los rehenes en fotos y videos, carta esta dirigida a Manuel Marulanda Velez (Tirofijo) expresando complacencia por ello.

Naím pretende humillar a los rebeldes activistas daneses y a su cuerpo jurídico por haber ofrecido un precedente insólito en un juicio a 7 jóvenes revolucionarios y haber resultado inocentes, después de haber tenido que dar un análisis político sobre el carácter de beligerancia de las FARC y las PFLP. Bautiza como Síndrome de Copenhague la actitud política solidaria y rebelde de los jóvenes daneses y el resultado sin precedentes de la corte. El voto total fue de 4 a 0 contra la acusación de terrorismo del fiscal estatal danés contra el FPLP y de 3 a1 contra lo que se refería a las FARC.

El ministro del “gocho” (Carlos Andrés Pérez) en 1989 ahora trabaja para el grupo PRISA, empresa que adquirió el 100% de Iberoamerican Radio de Chile, dueño a su vez de 8 radios FM y opera además sobre 140 emisoras más. Este consorcio español controla ahora 1200 emisoras en España, EEUU; Méxio, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina y Chile abarcndo un espectro de más de 28 millones de oyentes. Cuenta con emisoras en Los Angeles y Miami, es dueña de GLR Networks, empresa productora y distribuidora de 60 emisoras afiliadas. A través de Radópolis, controla el 50% de Televisa en México, y de varios programas de radio que distribuye por diferentes cadenas a Panamá, Costa Rica, Argentina, Colombia y Chile. El grupo PRISA controla Radio Caracol en Colombia, y esta produce y distribuye hasta diez líneas de programación en diferentes formatos, todas estas defendiendo propagando el capitalismo y fortaleciendo al imperio.

Naím dirige además al Grupo de los Cincuenta (G-50) selecto grupo de ejecutivos de las empresas y compañías más importantes del sector privado del continente americano, tiene su sede en Washington y opera bajo el amparo de Carnegie Endowment for Internacional Peace. Forma parte de la dirección de la Nacional Endowment for Democracy, que recibe subvención anual del congreso de los EEUU. Sabemos que a través de sus programas reparte varios millones de dólares para organizaciones subversivas en Venezuela como SUMATE. Ahora bien la mayor suma la recibe el IRI: Internacional Republican Institute fundado por Ronald Reagan cuyos directivos son en su tatalidad antiguos miembros de esta administración, como Paul Bremen (enviado a Irak). Este instituto esta financiado por la NED y por la USAID (agencia de los EEUU para el desarrollo internacional). Este venezolano defendiendo al imperio demuestra ser un actor político de alto nivel para la propaganda imperialista y del poder de las multinacionales poseedoras del capital internacional.

Naím con sarcasmo compara a los grupos colombianos de rebeldes alzados contra el imperio como circo y payasos, manipulando internacionalmente a la opinión pública, según él, con lo de Estocolmo como asunto psicológico mientras que con lo de Copenhague se refiere al asunto político, todo junto y mezclado pone a las FARC y a Chávez (facilitadores) como a estúpidos, crueles, hipócritas e inhumanos y a la corte danesa como ingenua y fantasiosa o manipulable. Insumo este mediático que la derecha internacional utiliza para luchar contra la revolución popular. Naím nunca nos cuenta la historia entera de la vaina. Disgustado subestima al pueblo danés y por su puesto ataca belicoso al gobierno bolivariano defendiendo a Uribe sin tapujos.

El ex ministro e ideólogo del ultraliberalismo no se olvida de Oliver Stone, Clara, Consuelo, Piedad, Emmanuel, y arma su rompecabezas neoliberal como halcón que es apuntando a un objetivo doble, atacar la revolución bolivariana y a las FARC acusándolas de ser mercenarias del narcotráfico y al mismo tiempo advertir a las “palomas” de la Casa Blanca del poder mediático que tienen para dividir y dominar el hemisferio con el Plan Patriot, el Puebla Panamá, los TLC y otros, como para neutralizar las manifestaciones de soberanía nacional, invadir territorios mediáticos (y físicos) con la finalidad de “educar” a las masas a favor del consumismo voraz que destruye la vida en la tierra imponiendo así los antivalores del capitalismo salvaje.

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos declaró responsable de los hechos de violencia de Febrero de 1989 al gobierno de Carlos Andrés Pérez cuyo Ministro de Industria y Comercio fue Moisés Naím, entonces corresponsable también de crímenes de lesa humanidad ocurridos en el país, delitos que no prescriben en el tiempo, entonces ¿con qué autoridad viene a hablar en contra de las FARC, el ELN, el LPFP, y todo lo que se parezca a Chávez y revolución socialista bolivariana en el continente? El fue miembro del ejecutivo que impuso las recetas del Fondo Monetario Internacional y que determinó no sólo el 27 de Febrero (“Caracazo”) sino que también el alzamiento militar del 4 de Febrero de 1992. Los delitos de lesa humanidad cometidos por el gobierno de Carlos Andrés Pérez y Moisés Naím contra el pueblo venezolano no han prescrito. El gobierno bolivariano ha ayudado a reparar daños con indemnizaciones, pero los culpables pueden vivir en Washington, y dirigir los ataques mediáticos desde Madrid contra el socialismo bolivariano. ¿Porqué, preguntamos nosotros humildemente, la Corte Penal Internacional con sede en La Haya no juzga por crímenes de lesa humanidad a Carlos Andrés Pérez y a Moisés Naím de lo ocurrido en El Caracazo?

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3015 veces.

José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales