Las 7 bases militares norteamericanas en Colombia

La bestia de 7 cabezas

Las 7 bestias del Apocalipsis

Las 7 plagas de Egipto

Los 7 pecados capitales

Las 7  Llagas de Cristo

Las 7 provincias cuyos  ejércitos exterminaron a los pueblos indios norteamericanos.

Las 7 Flotas Norteamericanas que andan por los mares dominando al mundo.

Las 7 hermanas o Empresas Multinacionales petroleras  que dominan la producción mundial.

Las 7  Décadas que tiene el Imperio Norteamericano  matando gente y robándole sus riquezas.

Las casi 7 Décadas cuando el Imperio lanzo 2 bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

     La instalación de las tropas Norteamérica en 7 bases militares en Colombia, inaugura el inicio de un conflicto bélico en América Latina que podría prolongarse por 7 años o 7 décadas. Recordamos que la Guerra en Colombia generada por  el asesinato de Gaitán ya lleva casi 7 décadas

     El número 7 es cabalístico y también se le asocia con hechos positivos, tales  como, las 7 maravillas del mundo, los 7 potajes, los 7 Sacramentos, entre otros,, para nosotros en Venezuela, la  puesta en marcha de 7 Bases militares yanquis rodeando nuestra frontera con Colombia nos produciría por lo menos 7 terribles males que  podrían acabar con nuestra existencia como nación:

1.- Tendríamos una  espada de Damocles sobre nuestras cabezas representado por un ejercito enemigo amenazando a nuestro pueblo.

2.- Nuestras riquezas petroleras, aguas y biodiversidad estarían amenazadas.

3.- Entraríamos en competencia de adquirir armas para defender nuestro territorio, desviando recursos que favorecerían a los Perros de la Guerra.

4.- Entraríamos en confrontación bélica con Colombia que afectaría las relaciones humanas  que se dan entre vecinos disminuyendo nuestras poblaciones.

5.- Pondríamos en peligro la existencia de la incipiente unidad política lograda con UNASUR, creando condiciones de enfrentamientos entre naciones.

6.- Se agudizarían los conflictos internos que podrían diezmar nuestra unidad territorial.

7.- Crecería la pobreza dentro de nuestra población y grandes masas de desplazados convulsionarían a la estructura del Estado creándose el caos interno.

     Cerrar los ojos ante el peligro inminente es actuar como el avestruz, quien mete su cabeza bajo arena para ocultarse cuando se siente en peligro. El solo pensar  que podríamos estar  yendo a situaciones  similares a la del Medio Oriente, debería ponernos la piel de “puerco espín” y comenzar a actuar para evitar que la bestia de las 7 cabezas se instale en nuestra frontera.

[email protected] 
 
 
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4160 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

¡Palo al Tiburón! Contra el Imperialismo en Defensa de la Soberanía

Internacionales

Actualidad

US Y /tiburon/a85322.htmlCUS