¿Conspiración Corporativa en Venezuela?

Procter & Gamble y sus vinculaciones con Empresas Polar, Farmatodo y la ultraderecha

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

 

 ¿CONSPIRACIÓN CORPORATIVA EN VENEZUELA?

PROCTER & GAMBLE Y SUS VINCULACIONES CON EMPRESAS POLAR, FARMATODO Y LA ULTRADERECHA

VER EN PDF


Elaborado por: LUIS ENRIQUE GAVAZUT

Guatire, 28 de julio de 2015

 

Contenido

The Procter & Gamble Company................................................................... 4

 P&G en Pocas Cifras..................................................................................... 18 

P&G y el Riesgo Cambiario.......................................................................... 21

Procter & Gamble de Venezuela................................................................. 23

Lista de Cuadros

Cuadro 1. Corporación P&G. Vinculación de la Junta Directiva con el Gobierno de Estados Unidos.............................................................................. 7

Cuadro 2. The Procter & Gamble Company. Principales Accionistas Institucionales al 31/03/2015....................................................................................... 8

Cuadro 3. The Procter & Gamble Company. Principales Accionistas de Fondos Mutuos al 31/03/2015.................................................................................. 8

Cuadro 4. Las 50 Principales Corporaciones que controlan el Poder Corporativo Mundial.......................................................................................... 10

Cuadro 5. The Procter & Gamble Company. Miembros actuales de la Junta Directiva......................................................................................................... 12

Cuadro 6. Corporación P&G. Porcentaje de Ventas por Unidad de Negocios.       19

Cuadro 7. Procter & Gamble de Venezuela. Posición de Mercado....... 24

Cuadro 8. Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. Accionistas............ 26

Cuadro 9. Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. Datos relevantes sobre los Accionistas.................................................................................... 26Cuadro 10. Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. Apoderados y Representantes del Accionista Mayoritario (P&G International Operations, S.A.) 27

Cuadro 11. Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. Miembros actuales de la Junta Directiva (según RNC 2014 y notas de prensa)................... 30

Cuadro 12. Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. Nexos Genealógicos del Representante Legal................................................................. 32

Lista de Figuras

Figura 1. Nexos Genealógicos de Pedro Luis Angarita Azpúrua (Farmatodo) con Henrique Capriles Radonski....................................................... 35

Figura 2. Nexos Genealógicos de Pedro Luis Angarita Azpúrua (Farmatodo) con Lorenzo Alejandro Mendoza Giménez (Polar)......................... 36

 

The Procter & Gamble Company

De acuerdo con sus propias palabras, The Procter & Gamble Company se enfoca en proveer productos empacados de marca para el consumidor, “de valor y calidad superior”, para “mejorar la vida de los consumidores” del mundo. La compañía se constituyó en Ohio en 1905, con sede principal en la ciudad de Cincinnati, habiendo sido construida a partir de un negocio fundado en 1837 por William Procter (Reino Unido, fabricante de velas) y James Gamble (Irlanda, fabricante de jabones). Hoy en día, vende sus productos en más de 180 países y territorios. En 2014, reportó ventas por 81,1 mil millones de dólares americanos.

El primer impulso significativo de la empresa se produjo a consecuencia de los jugosos contratos que obtuvo durante la Guerra de Secesión norteamericana para abastecer al Ejército de la Unión con jabones y con velas. Esto le permitió adquirir experiencia de negocios a gran escala e introducir sus productos en todo el país. Curiosamente, el actual Presidente Ejecutivo y Director General de la Junta de Administradores de P&G, A.G. Lafley, después de comenzar un programa de doctorado en la Universidad de Virginia en 1970, tomó una comisión con la U.S. Navy como Gerente de Suministros durante la Guerra de Vietnam; posteriormente, estudió en la Harvard Business School, recibiendo su Master of Business Administration (MBA) en 1977 y se unió a P&G desde su graduación.

Desde sus inicios y hasta la actualidad, P&G ha mantenido una estrecha relación con el Gobierno de los Estados Unidos, siendo difícil diferenciar su rol como actor económico de su rol como actor político.

En efecto, Procter & Gamble es miembro de la Coalición de Liderazgo Global de Estados Unidos (U.S. Global Leadership Coalition - USGLC), una coalición con sede en Washington, de más de 400 grandes corporaciones y ONGs norteamericanas, que se empeña por un presupuesto gubernamental de asuntos internacionales de mayor tamaño, y financia los esfuerzos diplomáticos y de desarrollo estadounidenses en el extranjero.

La USGLC es una organización bipartidista de amplia base que incluye también entre sus miembros a expertos senior en política exterior y de seguridad nacional, así como líderes comunitarios y religiosos a lo largo de Estados Unidos. Esta organización proporciona un creciente apoyo para los “esfuerzos diplomáticos y de desarrollo” del gobierno y la sociedad norteamericana. La USGLC destina un elevado presupuesto para asuntos internacionales, con el fin de garantizar la “seguridad nacional”, alcanzar intereses de negocio norteamericanos y mejorar la “asistencia humanitaria” alrededor del mundo.

El Presupuesto de Asuntos Internacionales es un componente del Presupuesto Federal de Estados Unidos, mediante el cual se financian muchas actividades y programas del Departamento de Estado, incluyendo la U.S. Agency for International Development (USAID), el President's Emergency Plan for AIDS Relief (PEPFAR), los Cuerpos de Paz, el World Bank, ayuda para Israel, “programas internacionales de desarrollo”, y muchos otros “programas civiles” (incluyendo los equipos de reconstrucción civil y los proyectos de “gobernanza democrática” en Irak y Afganistán).

Desde que el Presidente Dwight D. Eisenhower, finalizada la II Guerra Mundial, hiciera públicos sus temores acerca del dominio de las grandes corporaciones privadas norteamericanas sobre el gobierno de ese país, denunciando la influencia creciente del Complejo Militar-Industrial, el poder político de la empresa privada no ha dejado de acrecentarse. De allí la expresión “gobierno corporativo” con la cual se denomina al gobierno de los Estados Unidos. John Kenneth Galbraith, en su obra “La Economía del Fraude Inocente” publicada en 2004, llama a este fenómeno “el mito de los dos sectores”, afirmando que cada vez tiene menos significado la diferenciación entre “sector público” y “sector privado”. Al respecto expone:

En épocas recientes la intromisión en el llamado sector público por parte del sector privado se ha convertido en un lugar común. Tras haber conquistado plena autoridad en la gran corporación moderna, era natural que la dirección ejecutiva extendiese sus tentáculos al ámbito político y gubernamental. En otro tiempo era el capitalismo el que se proyectaba sobre lo público, hoy la que lo hace es la dirección corporativa. En el momento en que escribo esto, los directivos de diferentes corporaciones están en estrecha alianza con el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario de Defensa de Estados Unidos. Destacadas figuras del mundo empresarial ocupan, además altos cargos en distintos sectores del gobierno federal: uno de ellos procede de la quebrada y ladrona Enron y tiene a su cargo el ejército.

Así como la defensa y el desarrollo armamentístico son fuerzas decisivas en nuestra política exterior, durante años se ha reconocido que las corporaciones controlan el Tesoro. Y también la política medioambiental.

(…)

Ésta es la realidad. Tanto en la guerra como en la paz, el sector privado se convierte en sector público.

(Galbraith, 2004, pp. 61-62, 63)

En su clásico publicado en 1973 “America, Inc.: ¿Quiénes dominan los Estados Unidos?”, Morton Mintz, entonces investigador del Washington Post, y Jerry S. Cohen, quien fuera Asesor-Jefe y Director la Subcomisión del Senado para la Lucha contra los Trusts y Monopolios, analizan el grado de concentración de las actividades económicas en Estados Unidos, llegando a la conclusión ya desde ese entonces de que un grupo muy reducido de corporaciones bancarias y financieras controlan la práctica totalidad de la economía norteamericana y, gracias a ese inmenso poder, también poseen una influencia decisiva sobre todas las instituciones políticas y de la sociedad civil de ese país.

Un buen ejemplo concreto de esta realidad, lo constituye precisamente The Procter & Gamble Company, buena parte de cuyos más altos ejecutivos detentan o han detentado importantes cargos de toma de decisiones en el gobierno de los Estados Unidos, tal como se resume en el siguiente cuadro.

En cuando a los accionistas de P&G, el servicio de información financiera del portal Yahoo, ofrece los siguientes datos:

Como puede verse, lo que Mintz y Cohen (1973) señalaban, es una clara realidad en la estructura accionaria de P&G, que es una corporación manufacturera norteamericana propiedad a su vez de unas pocas corporaciones bancarias y financieras de alcance mundial.

Si se intenta seguir la pista de las compañías que a su vez son propietarias de las que aparecen como accionistas de P&G, se entra pronto en una especie de “dimensión desconocida”, un mundo surrealista de relaciones de propiedad recursivas, donde unas empresas poseen a otras que a su vez poseen a las primeras, en combinaciones infinitamente complejas que hacen prácticamente imposible establecer quiénes son los dueños verdaderos de P&G.

En septiembre de 2011, los investigadores suizos Stefania Vitali, James B. Glattfelder y Stefano Battiston, publicaron un estudio titulado: “La red de control corporativo mundial”, que ha confirmado científicamente lo que desde Mintz y Cohen y mucho tiempo antes el mundo sospechaba: Un muy reducido grupo de grandes corporaciones principalmente bancarias y financieras controlan la propiedad y la toma de decisiones de todas las corporaciones transnacionales del planeta.

Vitali, Glattfelder y Battiston (2011) estudiaron las relaciones de propiedad accionaria y control efectivo de la toma de decisiones de 43.060 corporaciones transnacionales identificadas de acuerdo con los criterios de la OECD, y seleccionadas a partir de una población inicial de 30 millones de empresas registradas en la base de datos internacional Orbis 2007. Utilizando algoritmos diseñados para el Análisis de Redes Complejas, construyeron la red del poder corporativo mundial, conformada por 600.508 nodos y 1.006.987 enlaces de propiedad. El modelo matemático utilizado, al final les permitió identificar apenas 147 corporaciones en su inmensa mayoría financieras y minero-extractivas, que conforman una “super-entidad” económica y son las que tienen el control efectivo de las 43.060 corporaciones transnacionales distribuidas en 116 países por todo el planeta. A continuación, se presenta la lista de las 50 principales corporaciones de esas 147 que controlan el poder corporativo mundial.

En el listado anterior, los códigos NACE que comienzan en 65, 66 y 67 corresponden al sector financiero. Puede verse que 45 de las 50 corporaciones son bancarias y financieras. Nótese además que 7 de los 10 principales accionistas institucionales de The Procter & Gamble Company, aparecen en ese listado, y todos son del sector financiero, a saber: Vanguard Group, State Street Corporation, FMR, Capital Investors, Northern Trust Corporation, Bank of New York Mellon Corporation y JP Morgan Chase & Company.

Pareciera así que no es cierta la tesis sostenida por Galbraith (2004) de que el control de la corporación norteamericana contemporánea no lo tienen los accionistas, sino la dirección ejecutiva, quienes son los que realmente toman las decisiones. Esto pudiera ser cierto en la medida en que los accionistas opten por dejar las decisiones operativas de la corporación en manos de su junta directiva. Pero en el momento en que dos o tres de los principales accionistas institucionales de P&G decidan ponerse de acuerdo, juntos poseen el control inmediato de la toma de decisiones de esa corporación transnacional y de todas sus subsidiarias a nivel mundial, incluidas las que operan en Venezuela. Esta realidad es particularmente relevante al considerar escenarios donde P&G sea utilizada más como un actor político que como un actor económico, para por ejemplo desestabilizar determinados países y sus gobiernos.

No obstante, es evidente que la dirección corporativa ejerce un poder y un control enorme la mayor parte del tiempo. En el caso de P&G, su junta directiva está integrada por un grupo de altos ejecutivos principalmente norteamericanos con estrechos vínculos entre sí, tanto académicos, como de trayectoria profesional; por lo cual pueden con toda propiedad considerase como un pequeño círculo cerrado o club de altos ejecutivos, los cuales por cierto también son accionistas de P&G, a través de la práctica común de pagar las bonificaciones anuales de los altos ejecutivos corporativos con paquetes de acciones.

Sin embargo, la cantidad total de acciones de P&G que son propiedad de sus altos directivos, no se acerca ni de lejos a la cantidad de acciones que poseen sus principales accionistas institucionales.

A continuación, conviene presentar alguna información sobre los principales accionistas institucionales de P&G.

The Vanguard Group, primer accionista institucional de P&G, es una compañía norteamericana de manejo de inversiones con base en Malvern, Pennsylvania, la cual gestiona actualmente un aproximado de 3,0 millones de millones de dólares en activos. Es el mayor proveedor de Fondos Mutuales del mundo y el segundo más grande proveedor de Fondos Negociables en el Mercado (Exchange-Traded Funds, ETFs), con alrededor de 451.000 millones de dólares en activos ETF bajo su gestión, para marzo de 2015. Ofrece fondos mutuales y otros productos y servicios financieros para inversionistas al detal e institucionales en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

Fue fundada por John C. Bogle en 1975. Junto a su actual Presidente y Director General (CEO) F. William McNabb III, forman el Consejo de Administración del Grupo: Emerson U. Fullwood (antiguo Vicepresidente de Xerox), Rajiv L. Gupta, Amy Gutmann (antiguo CEO de Rohm and Haas), Joann Heffernan Heisen (antiguo Vicepresidente de Johnson & Johnson), F. Joseph Loughrey (antiguo CEO de Cummins), André F. Perold, Alfred M. Rankin, Jr. (CEO de Nacco), Peter F. Volanakis (antiguo CEO de Corning).

Otras importantes corporaciones transnacionales en las que Vanguard mantiene control accionario, aparte de P&G, son: Monsanto, Exxon, Time Warner, Dow Chemical y Apple.

En cuanto a State Street Corporation, el segundo mayor accionista institucional de P&G, es un holding norteamericano de servicios financieros alrededor del mundo. Se fundó en 1792 y es la segunda institución financiera más antigua de Estados Unidos. Las oficinas principales de la compañía se encuentran en One Lincoln Street, en Boston, y tiene oficinas en 29 países alrededor del mundo.

State Street está organizada en tres divisions principales. La División Global de Servicios es un banco de custodia con 28 millones de millones de dólares en activos bajo custodia y administración. La División Global de Asesoría proporciona servicios de gestión de inversiones y maneja 2,3 millones de millones de dólares en activos. Y la División Global de Mercados que ofrece investigación de inversiones y servicios comerciales a inversionistas institucionales.

Por su parte, BlackRock Institutional Trust Company, el tercer mayor accionista institucional de P&G, es una corporación multinacional de gestión de inversiones con base en la ciudad de Nueva York. Fundada en 1988, inicialmente como gestora de cartera de riesgo y activos fijos, se convirtió en la más grande gestora de activos del mundo, por un valor de 4,77 millones de millones de dólares. Su Presidente y CEO es Laurence Fink, y sus Vicepresidentes son Robert Kapito y Charles Hallac. Los dos primeros son fundadores de la empresa, junto a Susan Wagner, Barbara Novick, Ben Golub, Hugh Frater, Ralph Schlosstein, y Keith Anderson.

Fink, Kapito, Golub y Novick trabajaron juntos en el banco First Boston, donde Fink y su equipo fueron pioneros en el mercado norteamericano de Seguros de Respaldo de Hipotecas. Por cierto que estos fueron el tipo de  seguros que fallaron estrepitosamente en la crisis de las hipotecas basura de 2008, y su incumplimiento fue una de las causas fundamentales de la Gran Recesión Mundial. Aprovechando este paréntesis, es obligante señalar que en la lista de las 50 corporaciones que controlan el 40% de la red mundial de poder corporativo, figuran precisamente los nombres de los principales culpables de la peor de las crisis financieras mundiales ocurridas desde 1929, a saber: Merrill Lynch & Co., Inc., The Goldman Sachs Group, Inc., Lehman Brothers Holdings, Inc.

Ahora bien, para que se vea la forma como la “super-entidad” del poder corporativo se configura, debe señalarse que los principales accionistas institucionales de P&G poseen acciones unos respecto de otros: Vanguard tiene acciones en State Street y BlackRock; State Street tiene acciones en Vanguard y BlackRock; y BlackRock tiene acciones en Vanguard y State Street. Además, cada una de ellas tiene acciones de sí misma.

P&G en Pocas Cifras

Desde el 1° de julio de 2013, P&G reorganizó la estructura de su Unidad Global de Negocios (Global Business Unit - GBU) en cinco segmentos, a saber:

1)    Belleza:

a.    Higiene Personal y Cosmética: antitranspirantes y desodorantes, cosméticos, jabones de tocador, champús, enjuagues, productos para la piel.

b.    Cuidados del cabello y tintes.

c.    Glamour: SKII, fragancias.

d.    Salón de belleza profesional.

2)    Afeitado:

a.    Productos para afeitar: hojillas y afeitadoras, productos pre y post afeitado.

b.    Utensilios.

3)    Salud:

a.    Salud Personal: gastroinstestinales, diagnóstico rápido, respiratorios.

b.    Otros Productos de Salud Personal: vitaminas, minerales, suplementos.

c.    Salud Bucal: cepillos dentales, pasta de dientes, otros productos de higiene bucal.

4)    Limpieza e Higiene del Hogar:

a.    Cuidados de la Ropa: aditivos, realzadores, detergentes.

b.    Limpieza del Hogar: ambientadores, lavaplatos, desinfectantes, limpiadores multisuperficies.

c.    Potencia personal: baterías.

d.    Productos de limpieza profesional.

5)    Higiene Familiar, Femenina y para Bebés:

a.    Cuidados del bebé: toallitas, pañales, paños.

b.    Cuidados femeninos: toallas sanitarias, pañales para adultos.

c.    Cuidados familiares: toallas de papel, papel higiénico.

En abril de 2014, P&G abandonó definitivamente el negocio de los productos para mascotas, y poco antes abandonó también por completo el negocio de productos alimenticios. En agosto de 2014, la empresa se desprendió de aproximadamente 100 marcas comerciales, reteniendo unas 80 marcas que conjuntan alrededor del 95% de todas sus ganancias a nivel mundial.

En 2012, 2013 y 2014, nueve unidades de negocio individuales representaron más del 5% cada una de las ventas netas consolidadas mundiales, según se presenta en el siguiente cuadro:

Geográficamente, América del Norte representa el 39% de las ventas de P&G, seguida por Europa Occidental con el 18%, Asia con otro 18%, Europa Central y Oriental, Oriente Medio y África con el 15%, y América Latina con el 10%. Venezuela representa el 1% de las ventas anuales de la corporación.

P&G viene reduciendo anualmente su número de empleados, pasando de 132.000 en 2009 a 118.000 en 2014, es decir, una disminución del 10,61% en 5 años. Sin embargo, tanto las ventas netas, como el valor de sus activos, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, se han incrementado en ese mismo período de tiempo. Las ventas netas aumentaron 9.500 MM US$ entre 2009 y 2014, representando un incremento del 12,91% en 5 años; mientras que los activos totales se elevaron en 9.400 MM US$, representando un incremento del 7,00% en 5 años.

En Estados Unidos, la corporación cuenta con 32 locaciones manufactureras distribuidas en 22 estados. Adicionalmente, posee otras 105 locaciones manufactureras en otros 40 países. La rentabilidad para los accionistas ha crecido ininterrumpidamente, desde 0,01 US$ por acción en 1956, hasta 2,45 US$ por acción en 2014. Mientras que su gasto anual en Investigación y Desarrollo se ubica en 2.000 MM US$, el gasto anual en Publicidad se ubica en 9.200 MM US$. El margen de ganancia neto de P&G es muy estable año tras año, en torno al 14%.

P&G y el Riesgo Cambiario

Los principales “riesgos” que la corporación reconoce oficialmente que pueden afectar sus resultados financieros, asociados a sus operaciones internacionales, son los siguientes:

- Cumplimiento de las leyes norteamericanas que afectan a las operaciones fuera de los Estados Unidos, tales como la Foreign Corrupt Practices Act (que es una ley para prevenir la práctica del soborno).

- Cumplimiento con una variedad de leyes y regulaciones locales.

- Cambios en las leyes impositivas y en la interpretación de dichas leyes.

- Cambios en los controles cambiarios y otras limitaciones a la repatriación de dividendos.

- Políticas fiscales discriminatorias o conflictivas.

- Dificultades para asegurar la propiedad intelectual y derechos contractuales en ciertas jurisdicciones.

- Riesgo de cuentas incobrables o ciclos más largos de cobranza.

- Implementación efectiva e inmediata de procesos de control ambiental a lo largo de las diversas operaciones y lugares de trabajo.

- Imposición de tarifas incrementales, cuotas, barreras comerciales o restricciones similares a las ventas fuera de los Estados Unidos.

En particular, las devaluaciones constituyen un riesgo para la posición financiera de la corporación, porque obligan a reexpresar los estados financieros desde una cifra inicial mayor en dólares americanos a una cifra menor después de la devaluación. En tal sentido, ni a P&G ni a ninguna otra corporación transnacional con operaciones en Venezuela le conviene la devaluación del bolívar frente al dólar, porque ello implica pérdidas contables y menor volumen de convertibilidad para la repatriación de dividendos. No obstante, ese problema puede solventarse en la medida en que la corporación esté en capacidad de trasladar las pérdidas cambiarias al precio de los productos comercializados y, de esta manera, compensar la devaluación con inflación. Esto último es factible en la medida en que la corporación transnacional goce de mayor poder de mercado en el país, es decir, tenga una mayor proporción de la torta de mercado, que le proporciona poder monopólico para la fijación del precio. Esta estrategia es sostenible, además, en la medida en que los productos sean de consumo masivo, la población cuente con poder adquisitivo y el gobierno mantenga una política de gasto público expansivo; condiciones todas que obviamente están presentes actualmente en la economía venezolana.

Por otro lado, la propia P&G reconoce oficialmente que utiliza una estrategia financiera de cobertura frente al riesgo cambiario, consistente en la utilización de contratos a futuro, opciones y swaps del tipo de cambio, con vencimientos hasta de 5 años, principalmente para sus operaciones entre subsidiarias y la casa matriz –que son precisamente las que proveen más del 90% de las materias primas e insumos intermedios para la producción de P&G de Venezuela- que compensan las devaluaciones previsibles del tipo de cambio en la moneda local (bolívar).

Procter & Gamble de Venezuela

En 1947 P&G inició la exportación hacia Venezuela de su primer producto en el mercado nacional, el detergente ACE. Más adelante iniciaría la venta de jabón de tocador CAMAY, marcando el inicio de la historia de esta empresa en el país. El 30 de junio de 1950, The Procter & Gamble Company registró formalmente en Venezuela su primera subsidiaria en Sudamérica. La primera planta de la compañía, ubicada en La Yaguara, Caracas, fue inaugurada en 1952. En 1981 P&G inauguró la moderna planta de Barquisimeto para la elaboración de detergentes y en 1989 el Centro Técnico de Investigación y Desarrollo de América Latina formalmente se estableció en Caracas.

En 1987, Caracas fue escogida como la sede regional de negocios para América Latina y en 1997, en esta misma ciudad, se inauguró el moderno complejo de oficinas ubicado en la urbanización Sorocaima, La Trinidad. Posteriormente, en 2008, varias de las oficinas pertenecientes a la sede regional de negocios para América Latina fueron trasladadas a Chile y Panamá. En la actualidad dicha sede está ubicada en la ciudad de Panamá, a donde fue migrada desde Venezuela tras la promulgación de la Ley SEM que convierte a Panamá en un Paraíso Fiscal maravilloso para las empresas transnacionales.

P&G comercializa en Venezuela más de 20 marcas de productos de consumo masivo, entre las que destacan: Pampers, Ace, Ariel, Ridex, Mum, Secret, Always, Naturella, Tess, Pantene, Head and Shoulders, Pert, Herbal, Camay, Moncler, Safeguard, Gillette, Downy y Duracell.

La empresa, con 1.700 trabajadores directos a nivel nacional, cuenta con las siguientes instalaciones en Venezuela: Barquisimeto: (a) Planta de detergentes, suavizantes, limpiadores, cloro y desodorantes. (b) Centro de Distribución. Guatire: Planta de pañales. Valencia: Centro de Distribución. La Victoria: Planta de llenado de champú y acondicionador. Caracas: (a) Oficinas generales para P&G Venezuela y Región Andina. (b) Centro Latinoamericano de Innovación. (c) Funciones Corporativas de América Latina (Impuestos y Legal).

The Procter & Gamble Company figura como casa matriz de las siguientes empresas subsidiarias registradas en Venezuela, de acuerdo con la información oficial de la Comisión de Seguros de Estados Unidos:

- Inmobiliaria Procter & Gamble de Venezuela, S.C.S.

- Inmobiliaria Procter & Gamble de Venezuela, S.R.L.

- Inversiones Industrias Mammi, S.C.A.

- Inversiones Industrias Mammi-1, S.R.L.

- Inversiones Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A.

- Inversiones Procter & Gamble de Venezuela-1, S.R.L.

- Marcvenca Inversiones, C.A.

- Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A.

- Procter & Gamble de Venezuela, S.R.L.

- Procter & Gamble Industrial 1, S.R.L.

- Procter & Gamble Industrial S.C.A.

- Procter & Gamble Servicios Latinoamérica, S.C.A.

- Procter & Gamble Servicios Latinoamérica-1, S.R.L.

- Procter & Gamble Tenedora, S.A.

De todas esas empresas, la que figura a la luz pública como P&G de Venezuela, es Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. (Sociedad en Comandita por Acciones), la cual se constituyó el 11/05/2001, y aparecen como sus accionistas las empresas: Procter & Gamble International Operations, S.A. (Extranjera), con el 99,0% de las acciones, y Procter & Gamble de Venezuela, S.R.L., constituida en Venezuela pero propiedad de la misma extranjera Procter & Gamble International Operations, S.A., con el 1,0% de las acciones.

La empresa venezolana Industrias Mammi (la de los célebres pañales Arruchaditos Mammi de los años 80), fue comprada parcialmente por P&G en 1988 y totalmente en 1990. Pampers sustituyó a Mammi. Esta es una de las formas típicas en que la empresa transnacional devora literalmente a la empresa nacional. Si son insignificantes, las llevan a la quiebra. Si son significativas, las adquieren por absorción. Luego, la empresa transnacional se constituye en una barrera permanente para la entrada al mercado de nuevos competidores nacionales, en particular pequeños y medianos.

Debido a que es el bufete de abogados utilizado por P&G en Venezuela, y además guarda relación, como se verá más adelante, con el golpe de Estado de abril de 2002, es de interés hacer una breve reseña de Baker & McKenzie, que es con toda propiedad la Tribu Judicial de las transnacionales norteamericanas.

Baker & McKenzie es un despacho de abogados transnacional fundado en Chicago en 1949 y es miembro de la Élite Global de firmas de abogados internacionales. Está ranqueado como el mayor despacho de abogados del mundo en términos de ganancias, mercados y cantidad de abogados. En el año fiscal 2014, reportó ganancias de 2.540 millones de dólares. En 2015, su número de empleados asciende a 11.500, incluyendo 4.200 abogados en 77 oficinas localizadas en 47 países. Su actual Director es Eduardo C. Leite, anteriormente socio directivo de las cuatro oficinas que la empresa mantiene en Brasil. Recientemente, Eduardo Leite fue co-director del Foro Económico Mundial Latinoamérica 2015.

Desde sus orígenes, Baker & McKenzie creció de la mano con los negocios de las empresas norteamericanas en América Latina. De hecho, se convirtió en una firma internacional en el año 1955, a iniciativa de un abogado venezolano quien le contactó para emprender una alianza estratégica. Donald Baker, hijo del socio fundador Rusell Baker, se trasladó a Caracas para instalar la primera oficina satélite de la empresa fuera del territorio norteamericano, y desde entonces utilizó ese mismo modelo para expandirse por el mundo entero.

En 1999, Christine Lagarde, la socia directiva en París, fue elegida Directora del Comité Ejecutivo Global de Baker & McKenzie. Estuvo al frente de la corporación durante cinco años. En 2004, Forbes la enlistó en la posición 76 de las mujeres más poderosas del mundo. Fue MInistra de Finanzas de Francia y en 2011 se convirtió en la primera mujer que ejerce el cargo de Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En octubre de 2006, Unilever escogió a Baker & McKenzie para que le gestione su portafolio global de marcas comerciales, el más grande del mundo con más de 160.000 registros. Fue la primera vez que una compañía transnacional terceriza su gestión de marcas comerciales a una firma de abogados en una escala tan gigantesca.

Sus áreas de especialización son las siguientes: Competencia y Antimonopolio, Automotriz, Banca y Finanzas, Mercados de Capitales, Cumplimiento Corporativo, Resolución de Disputas, Asuntos Laborales, Energía, Minería e Infraestructura, Asuntos Medioambientales, Instituciones Financieras, Tecnología de la Información y las Comunicaciones, Seguros, Propiedad Intelectual, Fusiones y Adquisiciones, Farmacéutica y Cuidados de Salud, Acciones Privadas, Bienes Raíces, Impuestos, y Marcas y Comercio.

Vinculaciones con el Golpe de Estado de Abril de 2002: Daniel Romero, redactor y lector de los 12 decretos del “gobierno provisional” del Golpe de Estado de abril de 2002 en Venezuela, era en ese momento “junior partner” de Baker & McKenzie en Caracas, mientras que al mismo tiempo era “senior partner” Alejandro Alfonzo Larrain Recao, quien es primo segundo de Isaac Pérez Recao, al igual que tío de César Rafael Alfonzo Larrain Landáez (Representante Legal de P&G de Venezuela). Alejandro Alfonzo Larrain Recao era también el “partner principal” en las operaciones de Baker & McKenzie en Madrid, que mantiene conexiones con la OTAN y los intereses del gobierno de EE.UU. Además de Daniel Romero y Larrain Recao, ha sido directivo del bufete Baker & McKenzie en Caracas Humberto Briceño León, ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia y estrechamente vinculado al bufete de Allan Brewer Carías.

A través de la ONG United Way Worldwide, de la cual Valarie L. Sheppard, Vicepresidente Senior, Auditor General y Tesorero de The Procter & Gamble Company desde 2013, y una de sus altas ejecutivas más antiguas (1986), la corporación P&G actúa como uno de los brazos ejecutores de las políticas trazadas por la Coalición de Liderazgo Global de Estados Unidos (U.S. Global Leadership Coalition - USGLC), de la cual P&G figura como un miembro sin aparente responsabilidad directiva.

Sin embargo, por ejemplo, en junio de 2013 la Embajada de Estados Unidos en Panamá y el Fondo Unido Panamá (filial de United Way Worldwide), cuyo Presidente es Gerald Gómez-Musa, actual Presidente de Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A., firmaron un acuerdo para la subvención de 495.000 US$ para “beneficiar” a 22 Centros de Alcance Juvenil.  El Embajador de Estados Unidos en Panamá Jonathan D. Farrar y el Presidente del Fondo Unido de Panamá, Gerald Gómez-Musa, participaron en la ceremonia de firma del acuerdo de donación, celebrada en el “Centro de Alcance por Mi Barrio” en Santa Ana. Los Centros de Alcance Juvenil fueron creados por la Embajada de Estados Unidos en Panamá a través del programa “Alcance Positivo”, financiado inicialmente por la USAID, para “reducir la violencia juvenil en comunidades vulnerables al brindar a los jóvenes oportunidades relacionadas a la educación, empleo y uso productivo de su tiempo libre”.

Esta es la forma como se materializa la acción política de la USGLC alrededor del mundo, uno de cuyos agentes fundamentales es evidentemente The Procter & Gamble Company y su subsidiaria Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. En particular, el mecanismo de hacer “donaciones” a una “ONG”, cuyos fondos son luego desviados por ésta para financiar a organizaciones y personas con fines geopolíticos y geoestratégicos del gobierno corporativo de Estados Unidos. Seguramente no es casualidad que sea precisamente la Tesorera y Auditora de The Procter & Gamble Company la que figure como Presidenta de la ONG corporativa United Way (una contadora experta en manejo, direccionamiento, disimulo y camuflaje de fondos, y técnicas de evasión fiscal).

Recientemente, el 15 de marzo de 2015, el propio ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Dulcidio de la Guardia, confirmó públicamente que se han lavado “billones de dólares” en el sistema financiero panameño. En 2014 estalló el escándalo de la subsidiaria de P&G en Argentina, por fraude fiscal en importaciones con precios de transferencia desde la subsidiaria en Brasil de la corporación. De igual manera, en 2011, fue multada P&G por la Unión Europea, por prácticas de concertación oligopólica con Unilever. No es de extrañar entonces que P&G lleve a cabo prácticas financieras de lavado de dinero y evasión fiscal en Panamá, a donde precisamente mudó sus oficinas regionales para América Latina, que estaban establecidas en Venezuela, justamente a raíz de la promulgación en 2007 de la Ley SEM panameña, que convierte a ese país en un paraíso fiscal soñado para las empresas transnacionales.

Se configura así una clara red de poder corporativo político-económico, donde en este caso ejercen roles clave los siguientes actores: Gobierno de Estados Unidos, USGLC, USAID, United Way Worldwide, Fondo Unido Panamá, Baker & McKenzie, The Procter & Gamble Company y Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A.

Como actores o facilitadores complementarios, debe incluirse entre otros posibles a los siguientes: FARMATODO, VENAMCHAM, CONAPRI, Fundación IESA, UCAB, Sociedad Anticancerosa de Venezuela, Harvard University, y Bain & Company.

En relación con FARMATODO, es de destacar que esa cadena de tiendas se encarga del 90% de la distribución de P&G de Venezuela, y Luis Manuel De Llano González, quien fue Director de Relaciones Externas de P&G entre 2008 y 2011, es el actual Vicepresidente de Relaciones Corporativas de FARMATODO, cargo que ejerce desde 2011 a la fecha. Por su parte, Pedro Luis Angarita Azpúrua, actual Presidente Ejecutivo de FARMATODO (quien saltó al estrellato de la opinión pública cuando fue encarcelado recientemente y luego puesto en libertad por cargos de conspiración para la Guerra Económica), tiene vínculos genealógicos comprobables, tanto con Henrique Capriles Radonski, como con Lorenzo Alejandro Mendoza Jiménez, actual Presidente de Empresas Polar y autonombrado “salvador de Venezuela”, tal como se demuestra a continuación:

 

Debe señalarse, para afincar más la vinculación “extra-empresarial” de Empresas Polar con P&G y FARMATODO, que dos notables actores de la “super-entidad” del poder corporativo mundial, el Credit Suisse Group y el Deustche Bank (a través de su subsidiaria Amidala, B.V.), poseen en conjunto la mayoría accionaria de la empresa Alimentos Polar, C.A., clasificada por ello por la SIEX como Empresa Extranjera, y la cual conforma junto a Bebidas Polar, C.A. y Pepsi-Cola Venezuela, C.A., las tres ramas principales de Empresas Polar.

Por otro lado, Empresas Polar es el principal accionista en Venezuela, con un 25% del capital accionario, nada más y nada menos que de MAKRO Comercializadora, S.A., una empresa que ha venido sistemáticamente favoreciendo la desviación de los productos regulados por el Estado hacia redes de vendedores ilegales (bachaqueros, contrabandistas), utilizando para ello la estrategia de venderle por pacas o bultos a “personas jurídicas” del ramo de alimentos (“bodegueros”, “comerciantes”, “restaurantes”), que en realidad son empresas de maletín (solo tienen un registro mercantil y un número de RIF).

En conclusión, tomando en cuenta que de acuerdo con los resultados de esta investigación, existen vínculos claros entre la dirección corporativa de The Procter & Gamble Company con Leopoldo López Mendoza (por la vía al menos del directivo Ernesto Zedillo y el Club de Madrid), y la dirección corporativa de Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. con Henrique Capriles Radonski (por la vía al menos del ex Presidente de P&G, Rafael Alberto Núñez Ortiz, así como por las vinculaciones con FARMATODO), quien por cierto trabajó también en VENAMCHAM, es de perogrullo suponer, a modo de hipótesis, que el Gobierno de Estados Unidos y la USGLC canalizan fondos a través de P&G para financiar las actividades políticas y terroristas de ambos personajes opositores en Venezuela.

La participación de la red del poder corporativo en dichas actividades, pareciera fuertemente involucrar una conspiración que incluye, entre otros posibles actores, a Procter & Gamble de Venezuela, S.C.A. (César Rafael Alfonzo Larraín-Landáez, Rafael Alberto Núñez Ortiz, Luis Manuel De Llano González), FARMATODO (Luis Manuel De Llano González, Pedro Luis Angarita Azpúrua) y Empresas Polar (Lorenzo Alejandro Mendoza Jiménez). ¿Comienza así a descorrerse el velo de los rostros que están detrás de la actual Guerra Económica contra Venezuela? ¿O todo lo analizado en este trabajo de investigación es solo un capítulo más de las teorías conspiranoicas? Se deja al amable lector, la libertad de dar su propia respuesta a estas interrogantes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11904 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Luis Enrique Gavazut

Coordinador del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Director Ejecutivo de la Fundación Punta de Lanza. Coproductor del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular". Productor Nacional Independiente No. 26.292. Investigador Independiente en Ciencias Sociales y Consultoría desde 1990.

 luisgavazut@yahoo.com      @gavazutcandanga

Visite el perfil de Luis Enrique Gavazut para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Enrique Gavazut

Luis Enrique Gavazut

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


US Y ab = '0' /tiburon/a224107.htmlC0http://NON-VEca = .