La nueva geopolítica china

En los últimos años, exactamente el 22 de junio del 2005 la gran empresa petrolera de la gigantesca República Popular China: la National Offshore Oil Corporation (CNOOC), anunció la inesperada oferta por el orden de 18.500 millones de dólares para adquirir el 100% de la  Union Oil Company of California (UNOCAL). Compañía estadounidense que a la fecha lleva 112 años de fundada, propietaria de gigantescas reservas de gas y crudo en territorios del Asia y en los Estados Unidos de Norteamérica.

Y todo esto pasa mientras muchos creíamos que la Guerra Fría entre el dialogo Norte-Norte había fenecido. Siendo la verdad que los recursos petroleros confieren poder y riqueza, pero la satisfacción del Poder Militar asegura en directo, gerencial y ejecutivamente las principales decisiones que voltean los capitales del mundo hacia el mantenimiento y estabilización de facto para las futuras inversiones, aseguramientos de capitales, demandas y mercados de productos manufacturados, pero – lamentablemente – sólo por los más grandes económicamente.

Si vamos a las tesis del excelente marxista italiano Giovanni Arrigí el creador de los Ciclos Sistémicos, autor de la mas prodigiosa obra de economía; El Largo Siglo XX, he inmortalizado por su grandiosa frase en contra del poder imperial de la banca planetaria: El Gran Burdel de la Economía Mundial. Este Ciclo Americano debe prontamente fenecer, pues al igual a los anteriores Ciclos Sistémicos originados desde el siglo XV, Ciclos Genovés S. XV, Holandés S. XVI, Británico S. XVIII y el americano instituido desde el siglo XIX hasta nuestros tiempos estaría llegando a su fin.

Todo indica que el cambio político económico estaría a cumplirse tras el anuncio diario del cual somos testigos e impávidos actores dentro de este famélico, ensombrecido y sombrío mundo al que asistimos sorprendidos por el poder unipolar.

Pero este cambio no será tan fácil pues los EE.UU ahora unido con los veintiocho países que se esconden tras el poder económico de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dan cuenta que el mundo industrial, el de las cincuenta grandes economías, dirigidas por la gran banca Suiza han hecho mano del mas poderosísimo arsenal mundial de guerra y como tal se defienden con la justificación del terrorismo y con la fuerza de las armas atómicas. Muchos deberían enterarse que estamos en el desarrollo constante de una gigantesca guerra la cual en el año 2011 hizo participar a mas países en enfrentamientos bélicos superando hasta ahora a los convocantes y participantes de la II Guerra Mundial la cual arranco tras un triste mayo de 1940 y termino en un desahuciado abril de 1945.

Pues es China la dueña de más de mil trescientos cincuenta millones de habitantes la que se perfila a ocupar un importante espacio dentro del nuevo orden de la gobernanza mundial. Sin dudas el elevado clivaje es debatido en las constantes y actuales resultados dejados en los principales conflictos marcados con el bolígrafo del desprecio neoliberal, pues a su vez darán cuenta de sus resultados repartidos aún en este siglo de las luces y de las advertencias como acaban de hacerlo con Libia, donde China había obtenido importantes contratos entre esos de líneas ferroviarias de casi 400 km de longitud, cual sería entonces la formula, fácil, construcción de infraestructura y votos en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas a cambio de los suspiros por la ventaja de un mundo Pluripolar.

Esta especie de suerte de ruleta no fue practicada con el injustamente enjuiciado Gadafi, pero ha dado muchos y buenos resultados con Siria e Irán, junto al Asia Septentrional; Rusia.

País este último que comprende las necesidades de China, pues acaba de ubicarle un poliducto lo mas cercano de su vasto territorio para que vengan y tomen todo el petróleo seguro que les ofrece la Gazpron, quienes actualmente pueden producir mas de 10.500.000 barriles diarios, Rusia el segundo mayor productor mundial, puesto en discusión con la Aranco de capitán saudí.

Vamos a las cifras, aún cuando en lo personal no soy muy inclinado por las matemáticas debo confesar que los números de la República Socialista y Popular China me sorprenden. En primer lugar; acaba de abrir su nueva oferta de puestos de trabajo: 45 millones de nuevos empleos.

Segundo: invierte 5 BILLONES de yuanes, unos 264 mil millones de euros en su nueva estructura mundial de comercio.

Tercera: ha comprado en los últimos años más del 40% de todas las principales marcas de franquicias europeas, toda la arruinada y peligrosa Europa no ha llegado a un 2% de inversiones.

Cuarta: acaba de hacer un convenio con su vecina Japón, compañera en los primeros puestos de la encomia mundial, el arreglo consiste en establecer compras en sus monedas Yuan-Yen, así evitar negociaciones en dólares y euros.

Quinta: acaba de ofrecerles a sus principales socios dueños de la Economías Emergentes los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) prestamos, pero en yuanes.

Y sesto: firmó con Venezuela más de 350 nuevos acuerdos y nuestro país accedió a la venta para el 2014 de 1.000.000 de barriles diarios de crudo. Actualmente China consume 7 millones de barriles y antes del 2027 debe llegar a 14 millones de barriles diarios de crudo.

Juzguen ustedes en manos de quienes está la próxima geopolítica mundial.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /tiburon/a147098.htmlCUS