¡El Imperio Yanqui debe caer!

Es lamentable lo que está sucediendo en el país hermano de Libia, ahora que mataron a Gadafi veremos si en pocos años esa nación se levantará al status de vida que tenían antes conociendo por la historia y tomando como referencia a Irak, en especial, que no será así. Estos pueblos han caído bajo la desgracia y la muerte propiciada y ejecutada por los gobiernos republicanos y demócratas de los Estados Unidos a igual que los gobernantes sanguinarios de Francia, Inglaterra, España, con la anuencia de toda Europa. Triste realidad que en nombre de la democracia se destine millardos de dólares, que bien serviría para aminorar el hambre en la tierra, pero se usa para sembrar la muerte y la miseria; así son estos hombres y mujeres que creen en “Dios” y dicen ser cristianos que como excelentes cruzados como en los tiempos antiguos salen a guerrear para asesinar a los que no lo son.

No solo eso sino que bajo sus sistemas económicos y políticos del exagerado consumo acaban con sus propias reservas y para seguir sosteniendo un sistema de vida depredador bajo la excusa de “prosperidad y desarrollo” ya no es posible sostenerlo y así de esta manera crean conflictos bélicos y sociales en aquellas naciones que poseen grandes reservas de petróleo, gas y agua. Con la excusa de llevar la libertad y la paz a naciones Musulmanas lo que logran es derribar a sangre y fuego gobiernos soberanos burlándose de todas las leyes internacionales.

Esto a la vista complaciente de otros Estados que callan porque saben que les tocaría lo mismo si emiten rechazo a tales políticas guerreristas. Pero enfoquémonos en los Estados Unidos; nación que  ha pretendido sentarse en el Trono de Dios y ejercer la justicia divina sobre los pueblos que someten. Así lo promulgan, así lo ha sembrado ideológicamente en la conciencia de ese pueblo adormecido, amante del dinero y de la comodidad donde hoy les ha explotado en la cara la realidad económica de la quiebra económica donde el mayor porcentaje de su PIB va a parar al sostenimiento bélico mundial y poco hacen para cambiarlo.

Un pueblo adormecido y entumecido por una fe Cristiana pobre, anti bíblica que en vez de ser las Iglesias y líderes religiosos una voz profética de justicia, de paz y de igualdad callan complacientes construyendo como buenos capitalistas un sistema religioso fundamentado en las riquezas, los bienes y el entretenimiento. Hablo en estos términos acerca de la fe como cultura norteamericana por la influencia judía y cristiana guerrerista de conquistar el mundo para Cristo a punta de los cañones y la muerte para después enviar a connotados evangelistas y sus misiones para alentar a la gente sumida en la desgracia después de ser bombardeados, inmensa hipocresía.

Qué voz podrá  levantarse en esa nación que determine colectivamente cambiar las políticas guerreristas del Estado que están llevando a un aceleramiento alarmante de la quiebra económica, el desprestigio político mundial de una nación gobernada desde hace décadas por políticos y empresarios como miliares sanguinarios con sed de guerra, con desmedidos deseos de poder económico, es triste que haya gente tan ciega y tan indiferente ante esta realidad que no se conmueven ante tanta destrucción y muerte sembrado por los estados Unidos y sus aliados, nuestro planeta está en plena inseguridad ante estados forajidos y terrorista que en con su cinismo matan y luego quieren levantar monumentos.

Dios no llamo a las naciones a que se destruyan y mucho menos que lo hagan en su nombre ni en los valores de libertad, de verdad que los que gobiernan el mudo bajo el sistema capitalista están desquiciados, locos y cada día son más que peligrosos para la paz mundial. Ni la ONU con toda la representación mundial han podido evitar las guerras que hasta ellos mismos propician, mientras que las voces que de verdad deberían de levantarse no lo hacen porque están por igual atrapados por los valores o mejor dicho antivalores que el sistema capitalista los envuelve, uno se sorprende por el silencio de las Iglesias que levantan el nombre del de Cristo y su reinado, locos por igual pero locos por el dinero porque estas Iglesias andan montados en una ola de prosperidad como sí a eso Cristo los llamó a hacer real, para qué, de qué sirve si no son una voz de justicia en la tierra, sino hay la denuncia a viva voz como los profetas de antes porque sí se ha dejado en manos del Estado y los gobiernos la justicia, es lamentable, el Reino de Dios que proclamó Jesús fue primeramente el de la Justicia y aquí justicia es defender a los pueblos más oprimidos, más atacados, más explotados, no usar a los oprimidos para que levanten con sus sacrificios fortunas en sus organizaciones para que una elite vivan cómodamente.

Es lo que me molesta, y hago referencia a la Iglesia porque si su voz y presencia no está  ante las naciones qué quedará entonces para el mudo.

Juliocesar1221@gmail.com 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1478 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /tiburon/a132320.htmlCUS