¿Por qué la política no debe usarse en el ejercicio del mal?

Al Presidente Maduro: "Expediente X de Quimbiotec, C.A. (Parte III)"

Quimbiotec

Quimbiotec

Credito: archivo

  • Al Presidente Maduro: "Expediente X de Quimbiotec, C. A. (Parte I)"

Trabajadores exigen "Libertad para Susana y Yadira"

12 de octubre de 2015.-

Hemos sustraído del Informe de Gestión Anual 2010 de QUIMBIOTEC (aparecido en 2011) el siguiente gráfico que permitirá ofrecer nuestras disculpas al Señor Presidente Maduro y al pueblo venezolano por un error cometido en la parte II de esta larga carta, en la que dijimos que la capacidad actual de procesamiento de plasma de la PPDS es de 100 mil litros anuales y que esta cifra aún no se había alcanzado. No obstante, hoy corregimos este desliz involuntario con CIFRAS. La realidad es que en 2008, 2009 y 2010 la PPDS logró procesar en cada año un poco más de 100 mil litros de plasma sanguíneo humano: Al momento en que se escriben estas palabras hemos constatado en el portal web de Aporrea.org que la primera parte de estos planteamientos públicos que estamos haciendo con alta moral patriótica desde la Coordinadora Simón Bolívar al Presidente Nicolás Maduro (http://www.aporrea.org/trabajadores/n278555.html) ha sido leída más de 9250 veces, mientras que la segunda parte (http://www.aporrea.org/tecno/n278720.html) registra en este momento más de 7000 visitas. Por su gran relevancia y porque se complementa todo con lo que a continuación diremos, recomendamos a las decenas de miles de usuarios de Aporrea que no lo hayan hecho, visitar y leer con atención las dos primeras entregas. Urgimos al pueblo venezolano a enterarse y opinar sobre el grave problema de soberanía en SALUD que afrontará en breve el país entero con la paralización de la Planta Productora de Derivados Sanguíneos (PPDS) de la única empresa estatal biotecnológica socialista 100% venezolana que había alcanzado desarrollo, madurez y producción plena, QUIMBIOTEC, C. A.

PRODUCCIÓN DE PLASMA SANGUINEO

Este hecho constatado nos plena aún más de orgullo venezolanista y nos da mayor razón para continuar nuestro esfuerzo de alertar con gritos a la autoridad superior del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, la tragedia que acecha nuestro Sistema Público Nacional de Salud (SPNS: https://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_P%C3%BAblico_Nacional_de_Salud), en donde varios miles de pacientes en estado crítico, --vale decir batiéndose entre la vida y la muerte— se encuentran afrontando desde hace semanas la escasez de albúmina humana, factor VIII de coagulación e inmunoglobulinas (ver p. ej., http://contrapunto.com/noticia/pacientes-con-cancer-trasplantados-y-hemofilicos-protestan-por-escasez-de-medicamentos/, http://www.defensoria.gob.ve/zona-informativa/noticias/12-centrales/248-defensor-del-pueblo-instalo-mesa-tecnica-para-atender-situacion-de-pacientes-con-hemofilia.html, http://www.el-nacional.com/sociedad/Hemofilicos-expusieron-casos-defensor_0_694730773.html). Un ejemplo de que no estamos inventando una historieta de fantasía lo encontramos en la estadística pública de QUIMBIOTEC en donde es posible observar como se venía produciendo y envasando la albúmina humana desde 1998 a 2010:

La albúmina es una proteína plasmática todavía imposible de sintetizar que se indica y suministra en casos de enfermedades difíciles de sanar de otra manera: síndromes hipovolémicos, trastornos hepáticos (cirrosis), desnutrición severa, enfermedades renales crónicas, hiperbilirrubinemia neonatal, y como coadyuvante a los tratamientos de nefrosis agudas, insuficiencia hepática aguda, pancreatitis, ascitis e infecciones intraabdominales, por mencionar algunos casos.

He aquí la estadística comparativa del consumo en Venezuela de este importante medicamento de origen biotecnológico, la cual puede ser publicada solamente gracias a los registros del control de distribución y uso que se había diseñado en QUIMBIOTEC para sus productos de marca "Hecho en Socialismo" en los centros de atención hospitalaria del SPNS:

¿Por qué tenemos que repetir, Compatriota Presidente, que esta producción, distribución y aplicación, reflejada en el consumo de pacientes venezolanos ya ni siquiera está en riesgo sino que se desplomó dramáticamente para dejar de existir? Porque la PPDS está paralizada en toda su producción desde hace dos meses por lo menos, Presidente Maduro. Esto ya no es un secreto guardado a conveniencia de quienes propiciaron la catástrofe de QUIMBIOTEC barriendo con una importante parte de su talento humano especializado en sucesivas oleadas de despidos injustificados y acosos monstruosos desde noviembre de 2011. Hemos mostrado a Usted solo la punta del iceberg y estamos dispuestos a seguir revelando nuestros descubrimientos. La odiosa verdad debajo de los acontecimientos que estamos viviendo día a día todavía yace sumergida en las oscuridades. Usted ya está enterado de que lanzaron una cortina de humo fabricando el escándalo de supuestos ilícitos, cuando en realidad QUIMBIOTEC generó al país entre 2007 y 2011 más de un millón de dólares, dinero que se invirtió en los gastos propios de la empresa, incluyendo el pago de los salarios de sus trabajadores y además en el desarrollo de otras plantas de medicamentos que aunque fueron terminadas nunca arrancaron a producir (de eso hablaremos en la parte IV). Los recursos monetarios generados empresarialmente son importantes para el mantenimiento de la compañía y de su fuerza trabajadora, pero el principio del SOCIALISMO nos señala que este aspecto pierde relevancia ante la verdadera función social de QUIMBIOTEC que es la de producir medicamentos que salvan vidas. QUIMBIOTEC SALVA VIDAS, las ha salvado por miles y las seguirá salvando solamente si se puede mantener su producción.

Presidente Maduro, ayúdenos a rescatar la empresa. Nombre inmediatamente una COMISIÓN PRESIDENCIAL de estatura intelectual y ejecutiva que acometa este salvamento y revise bien todos los movimientos subterráneos que están destruyendo la empresa y averigüe con qué fines. Los problemas que afrontamos tienen alcances que se escapan de las manos de sus trabajadores. Sentimos disminuido el Poder Popular. Hace pocos días hemos visto a representantes policiales reuniéndose a puerta cerrada en la Presidencia de QUIMBIOTEC y después salir a amedrentar a algunos de los dirigentes sindicales de la empresa reclamándoles el haber llevado este planteamiento a las redes sociales. ¡Por Dios! ¿Para quién trabaja esta inteligencia policial que se hace llamar bolivariana? Prácticamente nadie en este país combatió más coherentemente la represión y la censura que el propio Comandante Chávez, campeón promotor de los medios alternativos de comunicación, las estaciones de radio y TV comunitarias, el desarrollo de los portales informativos en internet, los medios libres de intercambio de información por las redes sociales facebook, twitter, instagram, etc. Denunciamos públicamente que no cederemos en nuestra lucha Bolivariana ante ninguna coacción. No hay tiempo para amilanarse. Los medios de comunicación son para eso, para informar. Sabemos que no todo lo que por esos medios se dice es verdad, pero la auténtica misión socialista bolivariana es precisamente sacar a flote las mentiras.

Señor Presidente, anteayer 8 de octubre de 2015 se suspendió la audiencia preliminar de Susana Rodríguez y Yadira Naranjo en los Tribunales de Los Teques. Ellas son dos trabajadoras, ciudadanas venezolanas, personas decentes, esposas y madres de familia, a quienes apresaron sorpresivamente en su lugar de trabajo hace ya tres meses acusándolas injustamente de asociación para delinquir y peculado doloso en modo de distracción. Esta suspensión pospone el inicio de un juicio (por causas injustas y fabricadas) hasta noviembre. Esto significa un mes más de prisión (el cuarto) para dos personas inocentes. Recordaremos aquí que la auditoría interna de QUIMBIOTEC produjo una denuncia (EXTRAÑAMENTE sin fecha ni firma, ya vimos el expediente) que conllevó a la acusación mencionada, "ignorando" flagrantemente los documentos que prueban que en 1995 la máxima autoridad de la empresa QUIMBIOTEC, su Junta Directiva, aprobó compensaciones especiales extra salariales para el tren gerencial, las cuales se mantuvieron en el tiempo por razones que tienen que ver con la naturaleza farmacéutica y de alto riesgo de la compañía y la manera en que tuvo que iniciar operaciones la planta de derivados sanguíneos (años 90), trayendo del extranjero personal gerencial experto que no podía, ni mantenerse con salarios venezolanos que no cumplieran estándares internacionales, ni aceptar contratos que no cubrieran los aseguramientos personales mínimos ante las constantes amenazas legales nacionales e internacionales que pesan sobre las fábricas de medicamentos en caso de que la calidad de sus productos, por la razón que fuese, falle. QUIMBIOTEC fue una empresa internacional, EXPORTADORA, por eso iba a ser para todos los países del ALBA.

No se puede poner presa a la gente por recibir su salario y las compensaciones que ha establecido un patrón ¿en qué país estamos?¿dónde quedaron los derechos humanos de la Constitución de 1999?. La gente toma un trabajo cuando considera que las condiciones del mismo le son apropiadas o ventajosas. Por eso y por lo que iremos informando progresivamente, tenemos sobradas razones para colegir que el incidente que desencadenó una acción penal atropellada y abusiva fue una operación comandada para lanzar un pote de humo y distraer la atención del verdadero desastre empresarial y la tragedia humana de la escasez nacional de medicamentos esenciales, justamente cuando QUIMBIOTEC entraba en crisis y paraba sus máquinas. ¿Habrá también la intención de endilgarles la culpa de la quiebra de QUIMBIOTEC a los gerentes echados?

Las compañeras Susana y Yadira están presas, pero otros cuatro ex Gerentes, tienen orden de aprehensión, y a dos más les han impuesto prohibición de salida del país; en ese grupo están dos de los gerentes fundadores, Bernardo Pérez y Rosario Quiroga. Estos ciudadanos que con extraordinaria eficiencia y honestidad trabajaron a espalda partida durante años para lograr lo que al principio de este escrito demostramos con cifras irrebatibles están siendo vejados públicamente y tratados cual delincuentes, mientras detrás opera un interés soterrado que acabó cerrando la empresa, poniendo a todos los trabajadores en terror por la incertidumbre que causa ser enviados a casa sin saber si el próximo quince y último les van a pagar su salario. Ni hablar de los necesarios incrementos por los cuales el Sindicato Bolivariano de Trabajadores de QUIMBIOTEC ha venido luchando sin cesar desde hace meses.

¿No será, Compatriota Presidente Nicolás Maduro que hay personajes inescrupulosos allá arriba, con intereses poderosos que quieren acabar con la producción nacional de hemoderivados y presionar a su Gobierno Bolivariano para volver al lucrativo negocio de la importación masiva con divisas preferenciales?

Ante esta nube negra de mal presagio, nos unimos más aún a todos los trabajadores y trabajadoras de QUIMBIOTEC. Estamos solidarizados con la salvación de nuestra empresa nacional, con las luchas de sus representantes sindicales, con la tragedia de las compañeras presas Susana y Yadira y con sus seis compañeros amenazados de perder sus libertades civiles. ESTA ES UNA SOLA LUCHA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11925 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Ciencia, tecnología e innovación


Revise noticias similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise noticias similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise noticias similares en la sección:
Actualidad


US Y ab = '0' /tecno/n279098.htmlC0http://NON-VEca = .