Investigadores y estudiantes merideños monitorean posiciones del asteroide Apofis

Asteroide Apofis

Asteroide Apofis

Credito: Prensa MCTI / CIDA

15 de febrero de 2013.- Con el apoyo del Gobierno Bolivariano, el Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte” (CIDA), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) conjuntamente con la Universidad de los Andes (ULA), se trabaja en un proyecto de búsqueda y seguimiento de objetos en movimiento en el Sistema Solar.

El pasado 21 y 22 de enero del presente año, investigadores y estudiantes merideños detectaron desde el Observatorio Astronómico Nacional (OAN) de Llano del Hato, ubicado en el estado Mérida, Venezuela, el paso del asteroide Apofis cerca de la Tierra, el cual mide aproximadamente 300 metros de diámetro, de color rojizo y su velocidad de desplazamiento es de 60 kilómetros por segundo. El mismo fue descubierto en el 2004, por lo que se le llamó en esa época 2004MN4.

“Nuestra contribución es ayudar a definir el movimiento, la órbita bien precisa y seguir monitoreando el asteroide para detectar cualquier cambio en su trayectoria, en caso que exista la posibilidad de impactar contra la Tierra, otras personas están avocadas a realizar estudios para determinar la forma de desviarlo”, aseguró Orlando Naranjo, experto en el estudio de asteroides y profesor de la (ULA).

Desde hace tiempo se viene haciendo un trabajo de observación de objetos cercanos a la Tierra, utilizando para ello los modernos telescopios del OAN-CIDA instalados en la población de Llano del Hato, en los andes venezolanos. Este trabajo se viene haciendo en colaboración con la investigadora del CIDA, doctora Giulat Navas; conjuntamente con un grupo de estudiantes ULA-CIDA, los asistentes científicos del CIDA y con el apoyo irrestricto de la presidencia del CIDA.

De acuerdo a la órbita determinada para este objeto, el mismo pasaría entre las órbitas de la Luna y la Tierra en el año 2036, posiblemente a la altura donde se encuentran los satélites geoestacionarios, ubicados aproximadamente a 35 mil kilómetros sobre la superficie de nuestro planeta, el mismo es un peligro porque podría colisionar con algunos de estos satélites, dijo Naranjo.

Las ventajas del OAN a diferencia de otros Observatorio en el mundo es que debido a su ubicación -muy cercano al ecuador- facilita las observaciones del cielo tanto hacia el norte como al sur del ecuador, condiciones que son ideales para realizar contribuciones en las posiciones de medidas astrométricas precisas.

En un principio, se estimó la probabilidad -muy pequeña- en la que el asteroide podría impactar con la Tierra, en ese caso se estableció que colisionaría en Rusia o Venezuela. Los dos objetos que dominan gravitacionalmente el movimiento, en cuanto a lo que ocurra en el Sistema Solar son Júpiter y el Sol, razón por el cual se estudian estos objetos para conocer cuales podrían ser otras razones de su acercamiento a nuestro planeta.

Finalmente, señaló el experto en el estudio de cuerpos celestes en movimiento que continuarán con el seguimiento del asteroide, así como de otros objetos que se están acercando a la Tierra, tal es el caso como el 2013BE19.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 6557 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /tecno/n223295.htmlCUS