El Software Libre y la Independencia Nacional

Este 2 de Diciembre se cumplieron 10 años del sabotaje tecnológico y petrolero que generó grandiosas pérdidas económicas a nuestro país. Este sabotaje fue ocasionado por la dependencia y la dominación tecnológica que habíamos heredado de la Cuarta República donde prácticamente el Estado Venezolano no tenía control de la principal industria petrolera del país como lo es Petróleos de Venezuela, S. A (PDVSA), por eso este artículo tiene como propósito generar un proceso análisis y reflexión crítica sobre lo que representa la aplicación y uso del software libre en Venezuela como vía para alcanzar la Independencia Nacional establecida en el primer Objetivo Histórico del Programa de Gobierno para la Gestión Bolivariana y Socialista 2013-2019 (PGGBS 2013-2019) .

Muchas veces pensamos y llegamos a creer que software libre significa software gratuito, pero la concepción y filosofía del software libre es algo mucho más complejo, se pudiera decir, que el software libre está asociado a nuestra liberación e independencia nacional los cuales constituyen aspectos fundamentales del socialismo que estamos construyendo, esto debido a los principios, valores y libertades que nos ofrece el software libre y que a continuación paso a describir y analizar:

Libertad Cero: Usar el programa con cualquier propósito.

Libertad Uno: Estudiar como funciona el programa y adaptarlo a nuestras necesidades.

Libertad Dos: Distribuir Copias.

Libertad Tres: Mejorar el programa, y liberar las mejoras al público.

En nuestro país la implementación del software libre no sólo nos ha permitido un ahorro significativo de miles de millones de dólares para la Administración Pública. Se calcula que durante los años comprendidos entre 1993 al 2000 (7 años), el Estado Venezolano tuvo que cancelar por el costo de las licencias privadas alrededor de 10.500 millones de dólares1, en la actualidad, haciendo una comparación entre el gasto de licenciamiento privado durante esos 7 años y nuestras reservas internacionales al mes de Diciembre de 2012, el Estado Venezolano para ese tiempo invirtió el 40,77% de los dólares que actualmente tenemos en nuestras reservas internacionales que según datos del Banco Central de Venezuela ascienden a 25.749 millones de dólares2, es decir, que la implementación del software privativo generó una gran fuga de capitales que pudieron ser invertidos en otros sectores estratégicos de la nación y en políticas públicas orientadas a garantizarle y restituirle los derechos sociales individuales y colectivos que habían sido vulnerado a nuestro pueblo durante la cuarta república, tales como la educación, la salud, la cultura, la vivienda y hábitat, entre otros.

Aunado a la fuga de capitales, la implementación y uso del software privativo en nuestro país generó que la seguridad de los sistemas automatizados de nuestra gran industria petrolera del país (PDVSA), fuera vulnerada y saboteada, ocasionando la paralización en el año 2002 de nuestra industria petrolera y la pérdida de aproximadamente 14.430 millones de dólares, convirtiéndose de esta manera el software privativo en un arma de dominación, control de la información, sabotaje y filtración de los datos, los cuales eran manejados de manera remota por una empresa privada que pertenecía a Intesa llamada SAIC teniendo ésta el pleno control de toda la información y de los sistemas informáticos de nuestra industria petrolera.

Producto de la grandes pérdidas económicas calculadas en 24.930 millones de dólares, ocasionada por la fuga de capitales (10.500 millones de dólares) y el sabotaje informático a PDVSA (14.430 millones de dólares) y para garantizar la seguridad y soberanía tecnológica en nuestro país, en el año 2004 el Ejecutivo Nacional aprueba el Decreto 3.390, el cual establece en su artículo 1:

?La Administración Pública Nacional empleará prioritariamente Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos, en sus sistemas, proyectos y servicios informáticos. A tales fines, todos los órganos y entes de la Administración Pública Nacional iniciarán los procesos de migración gradual y progresiva de éstos hacia el Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos?.

En vista de lo que representa el uso y aplicación del software libre, se estableció en el objetivo nacional 1.5 del PGGBS 2013-2019, desarrollar nuestras capacidades científico ? tecnológicas vinculadas a las necesidades del pueblo, lo cual nos va permitir alcanzar la independencia nacional a través del desarrollo soberano de nuestras tecnologías y de esta manera estaríamos contribuyendo con la seguridad informática y la independencia tecnológica de nuestro país.

Entre otras cosas, es por esto que nuestro gobierno revolucionario estableció en el objetivo nacional 1.1. Garantizar la continuidad y consolidación de la Revolución Bolivariana en el poder, ya que de haber ganado la oposición en las pasadas elecciones presidenciales del 07 de Octubre de 2012, todo este marco político y legal que sustentan al software libre y que garantizan nuestra soberanía tecnológica hubiera sido desmontando, tal como lo plantea Romain Migus en su Libro: El programa de la MUD, debido a que en el Art. 49 del programa de la MUD estaba planteado la aniquilación del aparato legal existente, entre ellas estaban incluidas, la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Ley Orgánica de Telecomunicaciones las cuales promueven el impulso de la soberanía e independencia tecnológica en nuestro país, por lo cual de haber ganado la oposición, estaríamos nuevamente atados a las tecnologías foráneas y privativas.

Otro aspecto clave que destaca Romain Migus en su análisis sobre el programa de la MUD, tiene que ver con la reapertura petrolera que plantea la Mesa de la Unidad Democrática, que no es mas que la privatización de nuestra industria petrolera que tendría graves implicaciones no solamente políticas, económicas y sociales, sino que representaría un retroceso para nuestra seguridad y soberanía tecnológica ya que como plantea Migus:

?La privatización de las actividades conexas a la producción petrolera reavivan la posibilidad de que empresas o gobiernos extranjeros, puedan adueñarse de informaciones estratégicas de la petrolera estatal, como ocurrió con el caso Intesa, empresa conformada por PDVSA y la compañía estadounidense Science Applications International Corporation (SAIC). La vieja directiva decidió asociarse con esta firma vinculada al complejo militar-industrial norteamericano, en el manejo de su servicio de computación. Durante el paro petrolero de 2002-2003, Intesa fue el principal actor en el sabotaje dañando todos los datos financieros, técnicos y presupuestarios de la empresa alojados en sus servidores?.

En tal sentido, de haber retornado la oposición al poder ejecutivo se hubiese generado todo un retroceso legal y político en materia de soberanía e independencia tecnológica ya que hubieran no solamente derogado las leyes y decretos que promueven el desarrollo científico y tecnológico de nuestro país a través del uso y aplicación del software libre, sino que nuevamente nuestra principal industria petrolera hubiera retornado al uso del software privativo y lo peor aún controlado por las manos de la meritocracia que generó el paro y sabotaje tecnológico y petrolero, y por otra parte ni hablar de las fugas de capitales que hubiera vivido nuestro país, producto de la adquisición de licencias privativas con las cuales se estuviesen beneficiando las empresas trasnacionales en detrimento de nuestro desarrollo tecnológico, social, económico y político orientado a la soberanía e independencia de nuestro pueblo, de América Latina y el Mundo.

2Dato según el BCV de las Reservas Internacionales de Venezuela para el mes de Diciembre de 2012. www.bcv.gob.ve

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas