De jalar a Samán “como un perro con un collar” a FarmaPatria

El común denominador de este relato es el señor Francisco Allende, lobista y asesor legal de laboratorios estadounidenses en la República Bolivariana de Venezuela.

Francisco Allende es vicepresidente de FundaFarmacia desde el año 2010, vicepresidente de la fundación CAVEME desde 2007 y asesor legal de CAVEME desde 1996, además de ser propietario de la consultora Allende & Asociados desde 1987.

EL cable de Wikilieks de título “propuesta de legislación de propiedad intelectual tiene un futuro incierto”; describe como el día 25 de enero de 2010 hubo una reunión en la Embajada de Estados Unidos en Venezuela de la que participaron el Encargado de Negocios (EconOffs) de ese país en Venezuela y el enviado de la Cámara Venezolana de Medicamentos (CAVEME), que agrupa a las transnacionales farmacéuticas estadounidenses, el Dr. Francisco Allende.

El representante de los laboratorios extranjeros afirmó en aquel momento que la propuesta de nueva ley de propiedad industrial publicada en el sitio web del Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI) no tenía chances de pasar pues “no tenía estatus oficial y podría ser declarada inconstitucional por la Asamblea Nacional”.

La Fundación CAVEME, fue constituída el 8 de marzo de 2007 por la Cámara Venezolana del Medicamento y está presidida actualmente por Aldo Ress del Laboratorio estadounidense Pfizer, principal interesada en desplazar a Samán. Del Consejo directivo forman parte representantes del Laboratorio estadounidense Eli Lilly y el británico Glaxo.

En septiembre de 2008, Allende afirmaba que Caveme  había presentado ante el SAPI un promedio de 1.500 solicitudes de patentes anualmente desde 2003, pero muy pocas han sido admitidas. De allí que Allende calificó la decisión oficial de retomar la ley vigente en Venezuela sobre propiedad industrial como una política deliberada "contra el patentamiento". (ver artículo de El Universal)

Allende había disertado el 22 de abril de 2009 sobre “Las patentes farmacéuticas” haciendo una cerrada defensa de la normativa internacional de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI): expresando que “urgía una ley de patentes” que diera protección a las inversiones de las empresas internacionales radicadas en Venezuela, pues la investigación científica había que financiarla y que para ello “había que disipar la inseguridad jurídica” que reinaba en el mercado farmacéutico por causa de la salida del país de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) que incluía la decisión 486 sobre protección de patentes farmacéuticas por 20 años.

En 2010, los laboratorios estadounidenses tenían emboscado al Ministro de Comercio, Eduardo Samán, quien siendo especialista en propiedad intelectual, farmacéutico y presidente de INDEPABIS, recibió órdenes del presidente Chávez para elaborar una nueva Ley de Propiedad Industrial con el propósito de eliminar los monopolios de los laboratorios y empresas transnacionales en Venezuela, regular el precio de los medicamentos y propiciar su fabricación nacional: el volumen de ventas de medicamentos alcanzaba un total de alrededor de 6 mil millones de dólares anuales ("like a dog on a leash"). El ex ministro, Eduardo Samán fue desplazado del cargo dos días después de enviado el Cable por Patrick Duddy.

Esta semana, Francisco Allende,  indicó durante la firma de una alianza con el Ministerio de Alimentos para la creación de 172 establecimientos de FarmaPatria en todo el país en un lapso de 18 meses que “se sienten honrados y orgullosos tras concretar esta alianza, que le permite a la población tener acceso a los medicamentos a bajo costo, y además con el apoyo técnico y asesoría de las Cámaras potenciar las redes y mejorar el servicio que se presta al público”.

Según el ministro Carlos Osorio, la alianza con los laboratorios contribuirá en el equipamiento básico del área de medicamentos, la mejora de instalaciones e infraestructura, el manejo de inventarios y presupuestos, el desarrollo de un sistema de distribución de medicinas, la colaboración técnica y el asesoramiento, entre otros.

 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2653 veces.

Comparte en las redes sociales