Agrovenezolanos del municipio Uribante trabajan para convertirse en el principal productor de café del Táchira

Credito: Táchira Prensa Fondas

Táchira, 26 de octubre de 2012.- “Recuerdo que mi abuelo me contaba que en la época de Pérez Jiménez hubo una política cafetalera y financiaron a algunos productores con trilladoras, cilindros, centrales de beneficio. El café era de mucha importancia en el país. En alguna época fuimos potencia de exportación de agricultura especialmente en los rubros café, cacao y pieles de ganado”. Estas palabras hacen alusión a parte de la historia venezolana contada por Abelardo Pernía, un pequeño productor de la aldea Palmarito del municipio Uribante.

Desde su unidad de producción denominada La Primavera, Abelardo comenta que el ser caficultor ha sido una tradición familiar que se ha mantenido en el tiempo, a pesar de algunas dificultades que atravesaron. “Yo inicié en la producción de este rubro desde los 10 años, y me he mantenido a pesar que los precios en algún tiempo fueron muy inestables, pero como era la tradición que teníamos la seguimos manteniendo”.

Sumado a ello, Abelardo reflexiona que en la Cuarta República “a nosotros nos acabaron hasta las organizaciones que existían. En ese entonces estaba el Fondo Nacional del Café, pero lo que hizo fue robar a los caficultores, porque se importaba el café y los dividendos que entraban, se los comían sus juntas directivas. Este Fondo tenía una estructura buena pero las administraciones acabaron con los centrales de beneficio de café, con las Pacas y las Uprocas y nos dejaron en el aire. Quedamos como si no existiéramos en Venezuela”, aseguró.

Pero con la llegada del Gobierno Revolucionario, los caficultores encontraron un espacio en las políticas revolucionarias, para atender a este sector que alguna vez fue el principal contribuyente a la economía venezolana y que fue mermando con el impulso del petróleo.

“Yo creo que la llegada del presidente Chávez a Miraflores es un milagro de Dios porque Venezuela iba hacia el barranco. Es el único que se ha acordado de los productores, en este caso los caficultores. En aquel entonces, las grandes torrefactoras decían que era más fácil y económico traer el café de Colombia, Ecuador o Brasil que comprárnoslo a nosotros”, dijo.

En este sentido, las políticas de financiamiento hicieron posible que estos productores reactivaran su producción y regresaran al campo a seguir aportando a la soberanía alimentaria, siendo importante señalar que Abelardo Pernía, es uno de los productores beneficiado por la Gran Misión AgroVenezuela, quien en el año 2011 recibió un financiamiento del Banco Agrícola de Venezuela por un monto superior a los 156 mil bolívares para el mantenimiento de su café, recolección de la cosecha, fertilización y limpieza de las plantas.

Contar con una producción de 16 hectáreas de café, la cual genera un empleo anual de aproximadamente 10 trabajadores, y en el tiempo de zafra del café entre 30 y 40, lo hace sentirse orgulloso de sembrar este rubro.

Pero sumada a la producción cafetalera, en su unidad de producción se encuentra el cultivo de cambur, planta que aporta al sustento económico durante el año, además de contribuir con la sombra y abono orgánico para el café.

Café Venezuela, al servicio de los productores

“Yo creo que la gestión del Comandante Chávez es aumentar la producción y no disminuirla. En mi caso todo el tiempo la he estado aumentando. Comenzamos en esta finca produciendo ocho quintales de café y ahorita voy en 360 quintales”, afirmó Abelardo quien desde hace tres años se encuentra arrimando su cultivo a Café Venezuela, donde según su testimonio, “inmediatamente nos cancelan”. Gracias a esta política agraria ya cumplió con el compromiso de pagar a tiempo su financiamiento.



“Y es que hace 10 años atrás, nosotros llevábamos el café a las empresas y se tardaban entre dos y tres meses para pagárnoslo. En la Cuarta República nosotros no contábamos con el aseguramiento del producto. El presidente Chávez nos está contribuyendo con asegurar el precio. Volvió y subió el café y nosotros ya sabemos en cuánto lo vamos a vender”, explicó.

Es por ello que Abelardo llama a los productores a “ponerse la mano en el corazón y contribuir con este proceso, porque se han creado misiones que no existían para el sector agropecuario como la Gran Misión AgroVenezuela. De hecho, este fue el primer municipio que el año pasado arrimó más a Café Venezuela, siendo uno de los principales productores de este rubro del estado Táchira”, enfatizó.

Revisión y rectificación

Caracterizado por ser una zona netamente agrícola, según Abelardo, el municipio Uribante cuenta con un aproximado de 7 mil productores destinados a la caficultura, horticultura, ganadería, cañicultura e incluso apicultura, razón que les exige una gran cantidad de insumos para el mantenimiento de sus cultivos.

En este sentido Abelardo Pernía, reflexiona y realiza un llamado a la revisión, rectificación y reimpulso de las políticas de distribución de insumos, debido a las deficiencias presentes. “Son muy poquitos los que llegan, lo que nos obliga a traer los fertilizantes de otros municipios del estado Mérida porque. No sabemos si es porque somos uno de los municipios más lejano de San Cristóbal o qué sucede”, exclamó.

“Nuestro llamado al gobierno nacional es que el municipio tenga un centro de acopio de Pequiven, para que tengamos dentro del municipio los insumos que necesitamos para continuar siendo uno de los principales productores del Táchira”, puntualizó.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5432 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /regionales/n216971.htmlCUS