Atención: El caso del Museo Francisco Narváez de Porlamar

Desde que asumimos que Margarita es una lágrima que un querubín derramó y en perla se convirtió, somos propensos a vivir las fantasías más disparatadas como si fuesen la realidad más cotidiana, pero, aun así, hay unas realidades que nos asombran demasiado porque de tan fantásticas parecen sueños o pesadillas.

El pasado 7 de enero, cuando aún no tenía el Gobernador Carlos Mata Figueroa ni quince días en el cargo y acababa de nombrar al Lic. Iván Gómez Presidente del Instituto de Cultura del Estado Nueva Esparta (Iacene), un grupo minúsculo decidió tomar el Museo Narváez e instalar allí sin permiso sus sobras. Primero se hicieron llamar Red de Escultores, porque asistieron unos escultores a las primeras reuniones, pero se fueron al advertir el plan tramposo urdido por la voz gritante del grupo, entonces la red de escultores quedó sin escultores; eso es normal aquí: según María Guevara no tenía tetas y ahí están las Tetas de María Guevara erguidas en Macanao y nadie se preocupa por eso. Pero cuando empezaron a vociferar que serían excluidos del Museo Narváez por la nueva dirección, que no había sido nombrada, fue nombrada el 23 de enero, ahí empezamos a transitar el camino del absurdo fantástico, si cabe esta denominación.

Le agregaron el discurso recién aprendido de la inclusión, el pueblo, y el mandar obedeciendo, pero fueron incapaces de lanzarle ni siquiera un revirón de ojos al gobierno de Morel y al Director que estuvo allí los ocho últimos años del mandato del capo roblero. Ahora, las obras del maestro Francisco Narváez y otros maestros nacionales estuvieron en peligro porque tres mamotretos, me refiero a las obras, fueron instalados en sus espacios con apoyo de políticos de la oposición y, fantasía mediante, de Corpoelec. Pero lo digno de asombro no termina aquí, estamos a las puertas de un conflicto internacional porque los escasos tomistas que quedan son inmigrantes, a los que recibimos, como siempre, y aún más en Margarita, con los brazos y los museos abiertos porque, vaya contradicción, habían sido excluidos pero algunos de ellos habían expuesto en el museo. Así, con el apoyo de las redes sociales y una página donde manipulan la información sin el menor asomo de ética, (Qué será eso se preguntarán ellos), con la que pretenden ofender a Iván Gómez y a la directora del museo la información llega a Perú, Chile, Bolivia y a la hermana Patria cubana. ¿Es o no es otra isla de la fantasía esta Margarita?

Pero, aquí somos hospitalarios y conciliadores al máximo y por eso aceptamos la propuesta de hacer una asamblea de cultores populares para discutir el asunto. Y la asamblea decidió que no estaba en discusión el cargo del presidente del Iacene, Iván Gómez ni de la directora del museo, que debía cesar la toma y debían retirarse las piezas, que las mesas de trabajo para hacer propuestas a la dirección del museo (¿no se van a asombrar cuando decimos que a quienes violentan les ofrecemos que presenten sus proyectos?) se tenían que instalar en las 22 casas de cultura ofrecidas por el Instituto de Cultura. Y ellos decidieron todo lo contrario; además de seguir utilizando la videograbadora para perseguir, amedrentar e incrementar los videos manipulados, al mejor estilo de globovisión, pero gritando Museo Popular, Museo Patrio y el muy “margariteño” Museo Estanco.

Siguen en el museo, los vemos en los jardines, deambulando por allí, quizás esperando el próximo sábado para retomar la toma. Ya algunos visitantes nacionales y turistas extranjeros acostumbrados a visitar museos se preguntan si son también obras o formar parte de un performance eterno. Se lo preguntan, con más razón todavía, cuando ven a uno de ellos con un cuatro que no sabe tocar y vestido con un liquiliqui estridente con este sol tan bravo que tenemos aquí.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a159720.htmlCUS