Aristóbulo, Yelitze Santaella y la situación electoral en Anzoátegui

Este sábado 16 de febrero tuvo lugar una reunión en el PSUV Anzoátegui, cuyo propósito fue dar un debate sobre la situación de las candidaturas para las alcaldías. El encuentro se centró fundamentalmente en dos posiciones o propuestas que pueden ser entendidas como contrapuestas.

Esta reunión tuvo su conclusión, que por los momentos ofrece una línea para despejar la situación tan compleja que vivirá el PSUV en Anzoátegui. No la resuelve, porque probablemente los votos de los militantes no decidirán y este proceso tiene, entre sus rutas, la posibilidad de convertirse en un ejercicio democrático más. No juego a la especulación, si pongo andar la hipótesis de una opción que ya está cocinándose a fuego lento por algunos candidatos, orientada a entubar la votación en función de varios nombres. Una especie chuleta, que nos envía un mensaje sobre la poca madurez de la participación y un déficit de conciencia entre nosotros.

Aristóbulo siendo consecuente con su perfil de político viejo y zorro en el campo de la política, se lanzó con una propuesta muy sazonada emocionalmente para captar el apoyo del colectivo y al final de cuenta, esa condición de político viejo y zorro experimentado no produjo sus frutos, aunque percibo que lo “no aprobado”, si es que hubo algo aprobado y no aprobado en esa reunión, quede descartado.

¿Cuál era el Planteamiento del camarada Aristóbulo y cómo se cuadraba este punto con el Reglamento?

El camarada lanzó una propuesta de selección de candidatos más bien bajo el modelo de cooptación. Es decir, Aristóbulo tenía y tiene sus candidatos, pero en un momento de la discusión optó por quitar la propuesta de la mesa. No le vio en ese escenario viabilidad.

La contraparte en el debate la plasmó Yelitze Santaella y su planteamiento estuvo centrado en los criterios fijados en el reglamento. Se deduce de este encuentro, que Aristóbulo y Santaella tienen puntos de vistas encontrados sobre los criterios, pero ello no implica y supone un descarte de la tesis de Aristóbulo. Aunque no fue aprobada su propuesta porque la retiró en el curso del debate; si captamos que un político apuesta siempre a sus objetivos, está más o menos claro, que va estar apostando a nivel de arriba en la jugada final de esta selección.

Si Yelitze Santaella apostó contrariamente a lo plasmado por Aristóbulo, no implica que juega a ser neutral en la contienda y seguramente va a terciar en Monagas porque los candidatos a ser elegidos estén en línea con ella. Es ingenuo no pensarlo. Los militantes estamos en vueltos en varios escenarios en los cuales no tendremos protagonismo. Votaremos, pero no descarto que allá a nivel de la Dirección Nacional, las aparentes contradicciones entre Aristóbulo y Yelitze Santaella si disipen.

[email protected]

@ClaudioElcuaco

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.

Comparte en las redes sociales