Carta abierta al presidente Chávez de los Universitarios Socialistas Merideños

Estimado Comandante:

¡Hemos vencido! A nuestros pies se encuentran rendidos, por ahora, la oligarquía explotadora, las empresas de comunicación transnacional y el imperialismo euro-americano. Pero luego que el humo de la batalla se disipa, el furor se aplaca y nuestros hombres y mujeres, victoriosos y agotados, se retiran a tomar algunas horas de descanso en sus hogares, se comienza a percibir la dura realidad: hemos retrocedido y ellos han avanzado ¿Por qué Presidente? ¿Hay, acaso, en nuestra patria 6.5 millones de oligarcas? ¿Por qué hubo taxistas, amas de casa, funcionarios públicos, multitud de jóvenes y estudiantes de familias pobres que no acompañaron a los otros 8 millones de venezolanos que apostamos a la patria, al socialismo, a nuestra independencia tecnológica, al conocimiento, a las misiones, al empleo digno? ¿Por qué?

Ciertamente los medios de comunicación, con un trabajo continuo, depredador y falaz, han mellado la credibilidad de nuestro gobierno y han sembrado la mentira, la desinformación y la ruina en la mente de muchos de nuestros compatriotas. Y a pesar de todo ello, Presidente ¡Hemos vencido! Usted no nos ha defraudado y sus millones de leales y curtidos soldados tampoco. Pero la dureza del combate en estas montañas de Mérida, en la cual y a pesar de nuestro empeño no pudimos vencer, y el presagio de nuevas batallas, ameritan que le dirijamos algunas palabras:

En Mérida el gobierno revolucionario, desde hace mucho, ha estado huérfano de dirección. El Jefe del Comando Carabobo, Gobernador Marcos Díaz Orellana, brilló por su ausencia. Decisiones erráticas, mando ambiguo y una absoluta desconexión con el pueblo chavista, engendraron la derrota en nuestro estado, a pesar del trabajo tenaz de las bases revolucionarias. La otra realidad, dura, difícil, pero que impone severa corrección, es la enorme división, fragmentación e individualismo de la dirección del Psuv en Mérida. Por lealtad revolucionaria y conveniencia políticas, diferimos para después del 7 de octubre estas palabras ¡Pero estamos hartos de tanta ineptitud en Mérida, Presidente Chávez! Nosotros, los revolucionarios universitarios, asumimos también nuestra responsabilidad de no poder aun vencer el fuerte bastión de la derecha, representado por la estructura de mando dentro de la emblemática Universidad de Los Andes; engendradora de jóvenes profesionales desclasados, orgánicamente vacuos, con pensamientos puestos en la declinante sociedad de consumo, que tantas desgracias y penurias ha traído al mundo.

Presidente: No sabemos a estas horas si ha tomado ya una decisión en la designación del candidato a la Gobernación del estado Mérida. A pesar de los resultados adversos en la entidad, creemos que el candidato a gobernador de los partidos de la derecha, está fuertemente afectado por una pésima gestión e incapacidad en la Alcaldía de Mérida, criticado duramente, inclusive, por sus propios correligionarios. A pesar que el Municipio Libertador, con capital en la ciudad de Mérida, es un consistente sostén de las fuerzas de la derecha, las amplias regiones del Sur del Lago de Maracaibo, Páramo, Pueblos del Sur y Valle del Mocotíes, siguen siendo fieles a la revolución, e históricamente nos han dado la victoria en Mérida. En este sentido, conservar la Gobernación del estado es una posibilidad real y una necesidad estratégica.

Presidente: en nuestro amado estado, una especie de maldición ha caído sobre los que hemos apoyado y llevado a la primera magistratura de Mérida, a quienes en el pasado usted ha levantado la mano y señalado para conducir las fuerzas revolucionarias. Sin embargo, al poco tiempo de asumir sus funciones se convierten en individuos jactanciosos, autosuficientes, sostenedores, por medio de costosísimas propagandas, de medios de comunicación regionales de la ultraderecha, que gustan de imitarlo a usted en los gestos y palabras, pero jamás en sus capacidades en la gerencia pública y en el liderazgo, rodeándose de legiones de adulantes, parásitos con cuatro celulares y dos secretarias ¡Han sido una verdadera desgracia para Mérida estos personajes! Unos mas, otros menos, ciertamente.

¡Hemos vencido Presidente!, es verdad, pero esta estrecha derrota en Mérida podría convertirse en victoria, si contamos con un candidato con probado liderazgo, humilde, amante de hablar menos y hacer más por el pueblo excluido, que entienda de una vez por todas que esos votos con los cuales fueron electos, no le pertenecen sino a usted Presidente, que esa persona no nos vea luego con desprecio, con altivez, tratando de imponernos un silencio cómplice en sus desaciertos, porque la Venezuela, de tirios y troyanos, que ha parido la patria este 7 de octubre es otra: contestataria, vigilante, activa y fuertemente comprometida en el manejo eficiente del Estado.

Necesitamos nuevas caras y un nuevo liderazgo en Mérida, Presidente Chávez.

Mérida, 8 de octubre de 2012

FUERZA BOLIVARIANA UNIVERSITARIA SOCIALISTA

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1243 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a151830.htmlCUS