La Fiesta del Asfalto

Los problemas de Barcelona son ancestrales. ¿Cómo leer la presencia de Jacqueline Farìas?

Nota: Una crisis de salud me sacò del ruedo y aùn apenas deja me asome desde las gradas màs altas.

Quienes llegaron a Barcelona, como el suscrito, hace más de cuarenta años, nos asombrábamos por tres cosas. Primero la imagen de ciudad bombardeada, como si acabase de sufrir los avatares de una guerra, rodeada de huecos por todas partes. Nos pareció una ciudad sin calles; con arrumes de huecos, ente brocales y cunetas, los cuales sorteaban automóviles y personas, bamboleándose y brincando. La primera declaración que leí en la prensa nacional, que pintaba esos rasgos de la Barcelona en ruinas, la dio hace muchos años, en una campaña electoral Eduardo Fernández, quien en aquellos momentos hacía oposición al gobierno adeco y no era candidato presidencial, sino apenas el Secretario General de Copei. Esto sirve también para ubicar el problema en el tiempo.

La segunda cosa que llamaba la atención, era la permanente falla del sistema eléctrico. Tanto es esto cierto, que el entonces diputado al Congreso Nacional por AD, Cosme Astudillo, cansado de escuchar las quejas por esta anomalía y hasta ser víctima de ellas, declaró a la prensa en tono enérgico y amenazador “Quien gobierna sin los suyos se suicida”.

Con aquella frase, el parlamentario por el Estado Anzoátegui, acusó que en el seno de la entonces CADAFE, había un grupo de saboteadores, por razones políticas, específicamente de copeyanos, porque de izquierdistas, sometido este sector al asedio y persecución, era imposible pensar en ellos. Pero al mismo tiempo, con aquello de “quien gobierna sin los suyos”, llamaba al gobierno a abrir una averiguación interna en la empresa y raspar a todo sospechoso.

El tercer asunto que desdice desde tiempos ancestrales de Barcelona, por supuesto por irresponsabilidad e ineficiencia, por decir lo menos, de quienes la ciudad han gobernado, es la habitual y desagradable costumbre de inundar las calles de basura, dejar que se acumule en todo espacio posible.

Aquí, en las calles y en las plazas, se decía con frecuencia en los tiempos de la IV República, “Barcelona está maldita, no llega al municipio y al gobierno regional alguien quien la quiera.”

Todo lo anterior es tan cierto que, hubo en la ciudad, en los tiempos que a ella llegamos, una señora, llamémosla indigente, para no complicar las cosas, apodada “La Pureta”, quien se convirtió casi en símbolo contra la desidia, por dedicarse todo el día a recoger la basura a lo largo de la Avenida 5 de Julio, que iba del Cuartel de Cazadores hasta el final de lo que hoy es el boulevard del mismo nombre. Después de ella, no ha habido en el hoy Municipio Bolívar, un “servidor” público que le calce las chancletas.

De modo que eso de los apagones, huecos y basura en Barcelona no son cosas nuevas. Como lo evidencia lo escrito hasta aquí, son asuntos muy viejos.

Pero por lo que uno ve, oye y lee, la gente sigue quejándose por las mismas cosas. ¡Sus razones tendrán! Y esto es tan sustentable, que el presidente no aguantó y se quejó por todos y al final propuso la “fiesta del asfalto”. Pero este asunto grave de los huecos, podría corregirse si se cumple con lo dispuesto por el presidente. No obstante, aunque así sucediese y, uno espera eso, no vamos a dejar de preguntarnos ¿qué significa la delegación de la solución del problema en Jacqueline Farías, quién demasiado trabajo tiene como gobernadora de Caracas?

¿Cómo entender las breves declaraciones dadas a un diario local fechado hoy 24 de julio, donde un funcionario municipal pone a la orden de la señora Farías, recursos de la Alcaldía para “la fiesta del asfalto”? ¿No parece eso una formal “abdicación”?

Ante esto último, uno desea que la señora Farías, quien ejerce con eficiencia en Caracas, no se quede en lo del asfaltado, sino también le meta de frente al grave asunto de la basura.

La electricidad es asunto más complicado y por tanto merecedor de tratamiento aparte.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1871 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N ab = '0'' /regionales/a148380.htmlCUS