Mundo local

Medicina integral Comunitaria: Salud Preventiva y Curativa

Fiorella, con tan solo 19 años de edad, es cursante del cuarto año de Medicina Integral Comunitaria (MIC) en el estado Aragua.

De diminuta figura y de trato ameno, goza del reconocimiento de profesores y compañeros de clases, por el esmero con que asume sus estudios y por el compromiso mostrado en las distintas actividades en las que participa con los pacientes que acuden regularmente a las consultas médicas en los ambulatorios y en los centros de salud públicos donde realiza sus prácticas.

Fiore –como es conocida cariñosamente entre sus compañeros y amigos– es delegada estudiantil municipal del Programa MIC en Santa Cruz de Aragua. Desde que cursa medicina se ha ganado el aprecio de sus allegados y los vecinos de la localidad donde habita, por su calor humano y por el apoyo dado en los diagnósticos y las emergencias médicas en las que ha participado.

Su atención va más allá del simple tratamiento de salud: refiere exitosamente casos ambulatorios a especialistas, a centros médicos y orienta a pacientes carentes de recursos en la adquisición de medicamentos en los distintos programas gubernamentales existentes. La labor de Fiore, -al igual que todas las y los jóvenes cursantes del Programa de Medicina Integral Comunitaria en el estado Aragua- a pesar de ser un programa reciente, es parte de un plan concebido para la vida, orientado por el amor y el aprecio humano, el cual en siete años de existencia comienza a dar sus resultados y a ser percibido como una referencia válida por propios y extraños, pero particularmente por quienes han sido históricamente excluidos, discriminados y discriminadas por el sistema de salud positivista, modelo teórico que fundamenta la división social del trabajo y las diferencias entre los seres humanos. 

El programa de enseñanza-aprendizaje de MIC, con sus fallas y virtudes, adquiere forma a través de miles de jóvenes cursantes de medicina, quienes -al igual que Fiore- junto a médicas, médicos, enfermeras, enfermeros, personal administrativo y trabajadores en general, contribuyen a multiplicar el concepto humanista y preventivo de salud integral, como una opción para la vida.

[email protected]

[email protected]

Palo Negro / Edo. Aragua


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2236 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /regionales/a148210.htmlCUS