Economía comunal fortalece modelo de propiedad social

Credito: CiudadCCS

11/01/12.- Según información aportada por el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social, hasta septiembre de 2011 en el ámbito nacional se habían conformado 236 comunas y más de nueve mil consejos comunales.

En estas organizaciones sociales se han gestado proyectos socioproductivos que funcionan como empresas de propiedad social, incluso antes de la aprobación en 2010 de la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal.

El objetivo transversal de las experiencias de economía comunal es combatir la especulación y las relaciones de explotación propias del sistema económico del capitalismo rentístico.

“La idea nuestra era romper la especulación con el precio del bloque de cemento del mercado capitalista que en abril de 2011 estaba en Bs 3,4 y nosotros lo colocamos en Bs 2,7”, recuerda Marilin León, vocera de la Comuna Juan 23 de la parroquia 23 Enero y trabajadora de esta bloquera fundada hace un año.

En esta comuna también funciona una textilera desde el año 2006, una herrería, una carpintería, un vivero comunal y la empaquetadora de azúcar Panal 2021, fundada hace 16 meses.

“Nosotros empezamos por una necesidad local y nacional. En enero de 2010 hubo mucho acaparamiento y especulación con el azúcar. Un kilo se conseguía en Bs 6 ó 10. Era muy costoso”, señala Rosángela Orozco, trabajadora de esta distribuidora socialista.

Otro de los propósitos de estas organizaciones comunitarias es conformar el Estado comunal, donde el poder es ejercido directamente por la gente, a través del autogobierno, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno.

SISTEMA ECONÓMICO COMUNAL

La Ley del Sistema Económico Comunal contempla cuatro formas de organizaciones socioproductivas: Empresa de Propiedad Social Directa Comunal (EPSDC), Empresa de Propiedad Social Indirecta Comunal (EPSIC), Unidades Productivas Familiares y los Grupos de Intercambio Solidario conocido como trueque.

La diferencia entre una EPSDC y una EPSIC es que la primera recibe aportes financieros del Estado y la segunda sólo recibe materia prima, infraestructura, mobiliario o recursos materiales y de formación técnica estipulados en el proyecto socioproductivo propuesto por la comuna.

Un ejemplo de Empresa de Propiedad Social Indirecta es la Carpintería Cacique Tiuna ubicada en La Rinconada. Allí se fabrican todo tipo de muebles para el hogar.

Explica Freddy Morales, trabajador de esta EPS, que “el Estado otorgó recursos para acondicionar la infraestructura, la maquinaria y preparación técnica. Agrega que “la materia prima la provee Proforca y la nómina la paga Sidor. La idea es que la empresa autosustente para que sea transferida a la comunidad”.

Entre los planes para este año el colectivo trabaja en el diseño de estrategias de producción para cumplir con ese objetivo.

LA RUTA DEL AZÚCAR

En el caso de la empaquetadora de azúcar Panal 2021 la comunidad presentó el proyecto socioproductivo ante el Ministerio de Agricultura y Tierras.

“El crédito que nos dieron no fue dinero, sino maquinaria, el galpón y el mobiliario”, dice Rosángela Orozco. Agrega que el proyecto se realizó según el diagnóstico de necesidades hecho por la comunidad. Indica con modestia y orgullo la eficiencia de esta empresa comunal: “Cumplimos en agosto un año. Empezamos distribuyendo 15 toneladas mensuales de azúcar. Ahora distribuimos 15 toneladas diarias”.

Este esfuerzo es importante porque la red de distribución y de contraloría del producto fue creada por ellos mismos.

NECESIDAD DE FIGURA JURÍDICA

Uno de los inconvenientes de las empresas de propiedad social es el de la figura jurídica necesaria para facturar, obtener o tramitar permisos o pagar el seguro social de sus integrantes, entre otros asuntos que exigen un Registro de Información Fiscal (RIF).

Al respecto Marilin León cuenta que las empresas de la Comuna Juan 23 “facturan a nombre de la Cooperativa de Usos Múltiples Futuro Colectivo que pertenece a la comuna. La textilera tiene desde 2006 y tuvieron que registrarse como una cooperativa de usos múltiples para poder facturar. La junta directiva de esas cooperativas es la gente de los consejos comunales. La bloquera también tuvo que conformarse como cooperativa, igual que la empaquetadora de azúcar que se llama Asociación Cooperativa Panal 2021”.

Aunque algunas empresas se crearon antes de la promulgación de la Ley de Economía Comunal, otras de posterior fundación, como la Carpintería Cacique Tiuna, tienen el mismo problema.

Según Freddy Morales tuvieron que registrarse como sociedad anónima para poder facturar, aunque su estructura es la de una Empresa de Propiedad Social.

“Creamos las unidades que estipula la ley: la de administración, la de gestión productiva, la de formación, la de contraloría social e incorporamos una adicional, que no está en la ley, que es la de bienestar social”, explicó.

ESTRATEGIA INSTITUCIONAL

La viceministra del Poder Popular para las Comunas, Ana Maldonado, señaló que están trabajando para resolver el otorgamiento de la figura jurídica correspondiente a las empresas de propiedad social. “Tenemos la plataforma tecnológica para el registro de estas empresas, pero primero hay que crear el reglamento de la Ley de Economía Comunal”. Agregó que más allá de reformar el código de comercio para que contemple la figura de las EPS es necesario crear un código de economía comunal, pues el de comercio tiene muy marcado los aspectos mercantilistas, aunque estipule la figura de las cooperativas. Explicó que es posible también crear la figura jurídica a través de una resolución ministerial.

YANIRA ALBORNOZ RÍOS

Esta nota ha sido leída aproximadamente 8638 veces.


Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

VE N