Proceso Comunal Constituyente de la Producción Integral

Esta propuesta surge del enfoque que desde el Gobierno Socialista Bolivariano se le está dando al inmenso problema de la Violencia Social, desde el cual (aplicando lo que podría convertirse en una lógica integral ascendente), plantea que el abordaje debe realizarse en colectivo (desde todos los sectores del país) y en orden ascendente (desde lo Local hasta lo Nacional) generando un gran debate (cuyas características podrían ser intersubjetivo, coo-significante e inter-complementario) desde el cual sistematizar las distintas propuestas, iniciativas y experiencias aportadas, integradas e inter-complementadas en un proceso de construcción colectiva de conocimientos, a través del cual realizar el diseño de la metodología que aplicaremos para lograr la superación de esta terrible consecuencia del Capitalismo que es la Violencia Social.

Origen del Problema

La delincuencia y la inseguridad personal y familiar, tiene sus raíces en las perversiones que la lógica del capitalismo aplica al imaginario colectivo para asegurar su perpetuación como modelo imperante. Esta lógica parte de la afirmación de que el sistema de relaciones sociales desde las cuales interactuamos entre nosotros, está regido por el Darwinismo Social, el cual establece que son las Leyes de la Naturaleza Salvaje y no de la Naturaleza Social, las que rigen nuestro Comportamiento Social y por lo tanto, la supervivencia del más apto constituye el paradigma (la referencia) de la realización personal y de la constitución del ego.

Esto a su vez, produce una ética desde la cual queda perfectamente justificada la regla de que “el pez grande se come al más chico” lo que constituye un aval ético que justifica la injusticia en todos los sistemas de relaciones, como el machismo por ejemplo o la existencia del abuso y maltrato (Bullying) entre los estudiantes y las subsecuentes masacres y tiroteos en las escuelas de ciertos países, por citar algunos ejemplos.

Individualismo y Morbo

El individualismo nos es inoculado día a día de manera permanente y reiterada, por los medios radioeléctricos, escritos y digitales, como única estrategia de sobrevivencia, tratándonos de hacer creer también que el oportunismo es audacia, la deshonestidad es inteligencia, la manipulación es ayuda solidaria y el engaño verdad absoluta.

El Capitalismo es el reino de los siete pecados capitales (tal vez por eso se llame capitalismo) y es por eso que en su seno lleno de contradicciones e injusticias, de desigualdades y tragedias y regido por el morbo como sustento espiritual, sólo unos pocos pueden alcanzar (y sólo de manera artificial) el ideal de bienestar establecido, mientras que a otros se les va la vida tratando de alcanzarlo y la gran mayoría sólo los vea como algo inalcanzable, ajeno a sus aspiraciones y ya ni siquiera opte por acceder a ellos de manera consciente.

Y los que, aún a sabiendas de lo inalcanzable de estos ideales de bienestar, son programados (por los MASSMEDIA) para tratar de acceder a ellos, acudan a la vía del crimen para tratar de alcanzarlos o en los casos más dramáticos, ya ni siquiera se esté tratando de alcanzar un ideal de bienestar, sino que se acude al crimen, para obtener lo básico para poder subsistir material y emocionalmente en este escenario de Darwinismo Social (Capitalismo) y desde allí degenerar en criminales profesionales y/o habituales.

Empatía Vs Morbo

Para acentuar el Individualismo es necesario suprimir o reducir al mínimo la capacidad de empatía social, es decir suprimir La Naturaleza Social Del Hombre, para lo cual se requiere la anulación de sus cualidades afectivas.

La solidaridad, la compasión, la honestidad, el amor, la humildad, la amistad, la fraternidad, la cooperación, la mutualidad, son conceptos que día a día son arrasados por una lógica que los ve como obstáculos para alcanzar el éxito individual y poder acceder al ideal de bienestar establecido, el cual es: la acumulación ilimitada de bienes y riquezas; a mayor Capacidad de Consumo, Mayor es el éxito alcanzado y por ende, se es más feliz que los que no hayan podido alcanzar ese poder de acumulación y consumo. Lo cual hace de la capacidad de acumulación y consumo el paradigma de la felicidad; a mayor consumo-acumulación mayor felicidad.

Pero toda acción que violenta el comportamiento natural de algo, genera un trastorno, conflicto, contradicción o vacío. Es así como el vacío dejado por la supresión de las cualidades afectivas (naturaleza social del Hombre) es tratado de llenar a través de la lógica de Acumulación y Consumo, la cual utiliza a la negación del afecto (morbo) como elemento de sustentación espiritual; el morbo es la fuerza intangible, es la amalgama desde la cual se intenta explicar y validar las contradicciones del Capitalismo, tratando de generar una ficción de felicidad, ajena a la naturaleza social del hombre (la Empatía).

Al perderse la empatía, se pierde la capacidad de significar los efectos negativos del Morbo-Capitalismo, tanto a lo interno de la sociedad, como del entorno ambiental en el que existimos, por lo tanto no estamos siendo capaces (como sociedad y como especie) de entender que el ideal de bienestar del capitalismo requiere de patrones de producción y consumo insostenibles, social y ambientalmente; la descomposición social es paralela a la descomposición ambiental y son expresión de la misma causa: El Capitalismo.



El Ideal de Bienestar Socialista y los patrones de producción y consumo que lo deben sustentar

Debemos volver a estar en equilibrio con el medio ambiente y con la naturaleza social del ser humano (la empatía social: la solidaridad, la compasión, la honestidad, el amor, la humildad, la amistad, la fraternidad, la cooperación, la mutualidad). Debemos repensar los elementos que constituyen nuestro ideal de bienestar como sociedad, asociándolos de forma progresiva con prácticas sociales y ambientales que guarden un mayor equilibrio a lo interno de la sociedad y con el entorno ambiental donde existimos. Para ello se hace necesario modificar la relación: Consumo/acumulación ilimitada de bienes y riquezas como dadora de satisfacción, por la relación: Consumo según bienestar integral (colectivo, individual y ambiental) como dadora de felicidad.

Se trata de un nuevo acuerdo social desde el cual se redefinan los parámetros de bienestar individual y colectivo reconociendo a la naturaleza social de lo humano como punto de partida para modificar el constructo cultural desde el cual se sustentan los patrones actuales de Producción y consumo, produciendo de este modo, un proceso de construcción colectiva donde todos veamos reflejada nuestra naturaleza social, articulándonos en una idea de bienestar colectivo y ambiental, que influya, contribuya, genere o propicie la modificación de los patrones de producción, alineándolos con las nuevas requisiciones de patrones de consumo más racionales y ambientalmente sustentables.

Este nuevo Acuerdo Social debe realizarse de forma ascendente; desde lo local hasta lo nacional (Planificación Colectiva Ascendente), como un proceso de construcción colectiva de conocimientos que nos dé nuevas luces sobre el camino a seguir, es decir la nueva arquitectura del aparato productivo nacional y los nuevos procesos de articulación productiva, desde los cuales nos vamos a interrelacionar entre nosotros.

Superando de esta forma la idea de felicidad como; la acumulación y el consumo de bienes materiales para ostentarlos ante quienes nunca podrán obtenerlos (Morbo) generando que los que no lo tengan, mueran tratando de obtenerlos de cualquier forma, generando trastornos de disposición al crimen (más Morbo) que limitan y anulan nuestra capacidad de conquistar el bienestar colectivo y con ello la Paz y la Felicidad.

Morbo= Placer por el mal ajeno= Odio-Violencia=Capitalismo.

Empatía= Placer por el Bien Colectivo=Amor-PAZ=Socialismo.

Es desde esta perspectiva que se desarrolla la presente propuesta del:

Proceso Comunal Constituyente de la Producción Integral

Un individuo que es capaz de articular en colectivo sus mejores talentos para desarrollar una práctica productiva integral desde la cual alcanzar los mayores niveles de bienestar personal, familiar, colectivo y ambiental posibles, será un sujeto de paz y la sociedad donde habite, será igualmente, un espacio para la paz.

Productividad Integral (escenarios de construcción)

La productividad integral (producción sustentable armónica y equilibrada de todas las condiciones tangibles e intangibles que integran la realidad), comprende una visión desde la cual los procesos productivos están asociados a procesos de planificación que se desarrollan de manera ascendente (de lo Local a lo Nacional) y colectiva a través de la implementación de procesos colectivos de abordaje de la realidad desde los cuales conocer (hacer consciente -hacer conciencia) los elementos de la realidad que deben ser sistematizados en función de alcanzar el bienestar colectivo de un determinado ámbito territorial, desarrollado a través del protagonismo soberano, ascendente y articulado del individuo dentro de un proceso colectivo

Para ello es necesario un proceso de comprensión-construcción y sistematización de saberes y experiencias (Construcción y Comprensión Colectiva de Conocimientos), a través del cual poder desarrollar nuevos sistemas de referencias, nuevos patrones de consumo y nuevos modelos de producción que se acerquen lo más posible a la expresión armónica de la Naturaleza Social de la Humanidad; de lo Humano en su esencia más pura (Socialismo).

De allí la propuesta de iniciar un proceso colectivo de comprensión-construcción y sistematización de saberes y experiencias, implementado a través de un PROCESO COMUNAL CONSTITUYENTE DE LA PRODUCCIÓN INTEGRAL.



Próxima entrega: Sistema Socialista de Abastecimiento como herramienta metodológica inicial del Proceso Comunal Constituyente de la Producción Integral

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1164 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /poderpopular/a164699.htmlCUS