En medio de convalecencia de Chávez, Conferencia Episcopal arremete contra el Gobierno

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón

07/01/13.-El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), monseñor Diego Padrón, acusó al Gobierno nacional de no haber dicho toda la verdad sobre el estado de salud del presidente Chávez, a pesar de que se han emitido hasta la fecha 27 comunicados oficiales.

Durante el discurso de apertura de la 97 Asamblea Plenaria Ordinaria del Episcopado Venezolano, monseñor Padrón coincidió con los argumentos esgrimidos desde la oposición venezolana al afirmar que "el Gobierno no le ha dicho al pueblo toda la verdad a la cual tiene derecho (...) solo le ha comunicado, con evidente dificultad, su verdad política".

Padrón, durante su intervención, opinó acerca del artículo 231 de la carta magna bolivariana que "está claro en la letra y espíritu de la Constitución que este próximo 10 de enero expira un mandato del actual Presidente y comienza otro para el cual fue reelecto (...) no es propósito de esta Asamblea intervenir públicamente en la interpretación de la Constitución, pero en este caso está en juego el bien común del país y la defensa de la ética”. También arremetió de nuevo contra los representantes del Gobierno bolivariano al manifestar que “alterar la Constitución para alcanzar un objetivo político es moralmente inaceptable. Lo que desean y esperan todos los venezolanos [es] que los poderes públicos respeten la Constitución y que jamás actúen fuera o en contra de ella".

Aseguró que para la CEV, que en varias oportunidades ha manifestado no inmiscuirse en temas vinculados a la política nacional, la enfermedad del Presidente de la República pone en "grave riesgo la estabilidad política y social del país".

"El estado de salud del Presidente de la República afecta al país, a sus ciudadanos y a sus instituciones (…) por consiguiente, está en grave riesgo la estabilidad política y social de la Nación (…) es un momento histórico difícil e incierto que dibuja una compleja situación que pudiera conducir al país a una encrucijada peligrosa", aseveró el monseñor.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6397 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas