CAPriles Radonski firmó convenio con Microsoft

Con MajuncheSoft "Hay un Camino"... hacia el software privativo

El teleprompter de CAPriles Radonski usa Windows en vez de Linux. Por eso se le congela la pantalla y se pone en azul, lo cual impide al candidato seguir con su discurso preparado en laboratorios de relaciones públicas, imagen y publicidad.

El teleprompter de CAPriles Radonski usa Windows en vez de Linux. Por eso se le congela la pantalla y se pone en azul, lo cual impide al candidato seguir con su discurso preparado en laboratorios de relaciones públicas, imagen y publicidad.

Credito: Aporrea.org

Caracas 30 de julio de 2012.- En enero de este año, la Gobernación del estado Miranda, a cargo del hoy candidato a la presidencia por la oposición majunchística, Henrique Capriles Radonski, firmó un convenio "educativo" en el área de tecnologías de la información con una de las principales empresas promotoras del software privativo, o no abierto, en el mundo, Microsoft.

La empresa en cuestión es conocida por su sistema "operativo" (a veces opera, a veces no) Windows, famoso por sus continuos fallos y por ser un imán para los virus. Por su propensión a los virus, dicho sistema operativo obliga a los usuarios a comprar e instalar anti-virus que ponen a cualquier computadora más lenta que tetero e' chicha.

La empresa estadounidense es tambien tristemente famosa por negarse a adoptar estándares abiertos y por obstaculizar el progreso del Software Libre y por cerrarse a aceptar aportes de la comunidad internacional de la programación y diseño de software.

Gracias al usuario de Twitter @anteliztauceti, pudimos recordar este caso que en su momento pasara un poco por debajo de la mesa, o "under the table" como suelen decir en el Comando de la Unidad opositora. En estos tiempos electorales, de promesa de "futuro", de "progreso", de apoyo al "desarrollo del país"... whatever, hemos considerado importante comparar los planteamientos ante el desarrollo tecnológico del país que tienen el Gobierno Bolivariano y el candidato de la oposición majunchística.

El Gobierno del Presidente Hugo Chávez tiene una trayectoria de unos cuantos años llevando adelante el proyecto de promoción y adopción del Software Libre dentro de la Administración Pública Nacional, con el propósito de reducir gastos por patentes multimillonarias por adquisición de software privativo que luego no puede ser modificado ni adaptado a necesidades particulares de nuestra nación, y mucho menos permite conocer su código, lo que no permite realizar una auditoría al sistema y garantizar su seguridad y correcto accionar.

Desde que que se publicara el Decreto 3.390 se ha venido dando un proceso de cambios, tanto de sistemas como de ideología, relacionado con las tecnologías de la información (TI). En algunas instituciones hicieron sus cambios internos, como el Ministerio de Comercio (en la época del Ministro Eduardo Samán) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, cuyo ministro actual, Jorge Arreaza, por su apoyo al Software Libre, se ha ganado el aplauso de muchos en dicha comunidad y se ha descrito a si mismo como "un miembro más de la Comunidad del Software Libre".

Sin embargo, otras instituciones no han logrado avanzar y deslastrarse de los softwares comerciales sin libertades, generando una contradicción y resistencia ante el proyecto que promueve el primer mandatario nacional. SAIME por ejemplo, antes de la llegada de su anterior Director Dante Rivas, implementó los sistemas de identificación, emisión de cédulas y pasaportes biométricos, con software adquirido a entes extranjeros que usaron Windows, la tecnología de programación .Net de Microsoft y bases de datos Oracle, todas tecnologías cerradas.

En tiempos en que Venezuela cuenta hasta con su propia distribución Canaima del Sistema Operativo GNU Linux, y promueve la educación y el aprendizaje en tecnologías a través del plan Canaima Educativo, reconocido por el Secretario General de la ONU, y la producción de las computadoras portátiles conocidas como "Canaimitas", el estado que gobernaba quien hoy aspira a la Presidencia de la República, e intenta mostrarse como una "alternativa" de "futuro" encadena una vez más el progreso del pueblo firmando alianzas con empresas que promueven el software privativo, sometiéndolo a la ideologización de la propiedad intelectual egoísta y capitalista, promovido por las transnacionales. Sin desmeritar la intención de aportar a la educación con el convenio, pero rechazando cabalmente este retroceso y atentado a la libertad del conocimiento, caben preguntas como las siguientes:

  • ¿Por qué pactar con una empresa que no permite conocer a profundidad las tecnologías que desarrolla?
  • ¿Por que no acudir al Estado venezolano y a la comunidad del software libre para promover el aprendizaje en tecnologías libres en los niños y niñas que "beneficiaría" el convenio privativo?
  • ¿Progreso significa enseñar a usar herramientas que no puedes ser aprendidas con la finalidad de apropiar y aplicar ese conocimiento para adaptarlas y mejorarlas en beneficio de las comunidades?
  • ¿Acaso el conocimiento tiene propietarios?
  • ¿Por qué escoger tecnologías que son más costosas y más propensas a fallas?

Para los que quieran esclavitud de las trasnacionales, hay un camino: El autobús del retroceso majunchero. Lo que quieran Patria, apoyen a los líderes como Chávez, Arreaza, Samán y otros que están a favor de las tecnologías abiertas, las buenas prácticas de colaboración y la promoción de la cooperación y la solidaridad en los procesos productivos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12142 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /oposicion/n210943.htmlCUS