Se pierden buscando el centro

(HUMOR) Acompañantes del candidato de la oposición conocen más el downtown de Miami, que el centro de Caracas

Credito: laIguana.tv

11 junio 2012 - Tal y como fue anunciado, este domingo 10 de junio en horas de la mañana, partió desde algún lugar al este del este, la caminata-coreografía-carrera-ballet-comparsa, que debía acompañar a Henrique Capriles Radonsky hasta la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), ubicada en el centro de Caracas, a fin de inscribir formalmente su candidatura para las próximas elecciones presidenciales del 7 de octubre.

Sin embargo, después de una espera de casi 12 horas, los funcionarios del organismo y los periodistas convocados, vieron con asombro como arribaban a la sede del ente comicial únicamente cuatro personas, entre las que curiosamente no se contaba el candidato de la ultraderecha. Al ser consultados sobre el paradero de Capriles y el resto de sus partidarios, los recién llegados comentaron:

“Yo soy el entrenador personal del candi, ¡me quiero como moriiiiir!, tengo nueve semanas y media practicando con él los pasos del bailecito. Justo anoche me fui a celebrar que había perdido La Vinotinto, - porque a mi cualquier cosa que apene al habitante de Miraflores me contenta sobremanera-, cuando se me subieron los Cosmopolitans y ¡juas!, me quedé dormidito ¡Esto es horrible!, ¡Candiiiii¡ ¿where are you dear?”.

Otro declaró: “yo formo parte del Comando de Campaña del candidato”, “no queremos dar excusas por la ausencia de seguidores, pero tomen en cuenta que hoy es hoy es domingo, amaneció lloviendo, no hay avisos de señalización, la gente le tiene miedo a las hordas, hubo cola en la Valle-Coche, había bailoterapia en Sabas Nieves, está dando gripe, el lunes es bancario, aquí no sirve el PIN, la luna está transitando por Cáncer”, y así, continuó enumerando razones por otros 45 minutos, sin dar razón del paradero del candidato o sus simpatizantes.

Una señora con guantes blancos, única dama del reducido grupo, explicó: “Yo no me perdí. Yo conozco la Plaza Caracas porque hace veinte años tuve que venir de madrugada a la antigua DIEX a sacarme pasaporte”, “lo que pasa es que aproveché de meterme disimuladita en un Mercal a hacer la compra; eso sí, me traje bolsitas del supermercado Lubelsiorplaza, para que los vecinos de las residencias no digan que una anda comiéndole a este gobierno hambreador lo que malvende. Entre salir de la bailanta, llevar el bolsero y regresar, se me hizo esta hora”.

El último caminante en llegar, un señor mayor, aclaró que él no venía acompañando a nadie: “Temprano pasó un bojote de gente vestida de amarillo”, “todos tenían cara de turistas. Yo creo que ninguno había estado antes por aquí por el centro”, “discutieron un rato y después agarraron por la avenida Sucre pa� allá, como quien va hacia Catia, buscando dizque El Silencio. Yo vi cuando el carricito que iba adelante con los chores mariposones, cruzó la avenida y todos agarraron por la carretera vieja Caracas-La Guaira”. “Al paso que iban, a esta hora ya deben estar llegando a Todasana”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5666 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /oposicion/n207257.htmlCUS