¿A qué se opone la oposición?

La derecha siempre sabe lo que quiere. Con afilados colmillos y venenosas uñas, defiende todo lo que sostiene al sistema capitalista, que por su naturaleza es destructivo y por su lógica concentrador de riqueza y constructor de pobreza. Algunos sectores llamados progresistas, izquierdistas o socialistas que timoratos, quieren estar bien con dios y con el diablo, progresivamente se aproximan a su enemigo histórico. Generalmente perdidos en una madeja de interpretaciones erróneas, con frecuencia de espaldas a la realidad, hacen "política" que termina construyendo soga para su propio cuello. El manido criterio de "no caer en provocaciones", ha servido para cultivar derrotas revolucionarias. ¿En cuántos toletes estará fragmentada la izquierda? Sobran en el gobierno, quienes crean en "La Tercera Vía". El pueblo pagará con crueldad, las alianzas socialdemócratas del gobierno, con la derecha "empresarial" y sus acólitos.

Los que suelen vivir de la política, prefieren que no se hable de izquierdas y derechas. Que se "democratice" la política, para que los mejores cambios no pasen de ser gatopardianos; "aquí cabemos todos". Reformas sí, revolución no, evolución sí, radicalismos no. Usando la categoría "democracia" en el sentido capitalista, los enemigos históricos de clase, terminan abrazados y hermanados, olvidando que los insolubles problemas generados por el capitalismo, crecen más rápidamente que las falsas soluciones "democráticas".

No es difícil unir a la derecha, cuando de defender al capital se trata. La derecha tiene su pecado original: nació, vive y vivirá sin autonomía. Pueden tomar decisiones en asuntos coyunturales, o de interés personal o clasista, pero en los puntos clave y estructurales del capital, están absolutamente impedidos, deben esperar órdenes de su amo del norte, este es su talón de Aquiles. Son apátridas y sumisos por origen y conducta. Insólitamente, el alto gobierno ingenua o conscientemente cree que hay un "capitalismo con rostro humano".

Acostumbrados al dinero fácil y rápido, la lumpen burguesía y la boliburguesía nacional, se hacen pasar por los "productores", cuando apenas son aprovechadores del trabajo ajeno, y especuladores sin límites. Cien años fagocitándose a la hacienda pública, y el único programa económico y político que tiene para aplicar en Venezuela, es el neoliberalismo, que traducido casi literalmente significa, devaluación de la moneda, flexibilización laboral, liberación de todos los precios de las mercancías, merma sustancial en lo que ellos llaman "gastos" y nosotros llamamos inversión. Le exigen a los gobiernos menos inversiones en salud, educación, deporte, seguridad, vejez, vivienda, seguridad social, despidos de trabajadores, devaluaciones salariales, venta de las empresas del Estado, achicamiento del Estado liberal burgués, pago de la deuda externa, préstamos internacionales que comprometen las finanzas nacionales, por decirlo más concretamente: El mercado es el gobierno.

El capitalismo tiene que construir, (es su supervivencia) desde el vientre de la madre y luego con todo el aparataje cultural a su servicio, un sujeto que no se conozca así mismo, que sea individualista, pragmático, egoísta, despolitizado, consumista, insensible a lo social, inmediatista, ajeno a la naturaleza y mejor si es su enemiga, un sujeto atrapado por los intereses del mercado. La oposición experta en el engaño, no puede manifestar abiertamente a sus víctimas sus propósitos, sería suicida para ellos. Su mortal veneno lo aplican cuando son gobierno. Todo el que seriamente predique justicia social, es enemigo del capital, pues el capitalismo no cree verdaderamente en democracias, en derechos humanos, en libertades sociales, en equidad, justicia y paz social. El centro del capitalismo es la propiedad privada. La oposición se opone a los que nos oponemos a la barbarie capitalista, por eso aún estamos "en la prehistoria".

No podemos ocultar que la izquierda está extraviada, desaparecida en su esencia. Afirmamos que la derecha tiene clarito lo que busca y defiende. La izquierda bien puede ganar todos los premios a la tolerancia. Algunos de ellos están prestos para dar el paso a la socialdemocracia, esto es: al centro. La bajadita para llegar a la derecha es corta. Pasar de la lucha de clases a la conciliación de clases es un asunto de tiempo. Hoy la socialdemocracia tiene peso específico en las decisiones de Miraflores, por eso la abierta y publica conciliación con la burguesía y la entrega de las riquezas nacionales. ¿Dónde están los ambientalistas? ¿Qué le pasará a esos más de 115 mil Km 2 de vegetación, flora y fauna? Que fuerza le daríamos al Bolívar, si toda esta inmensa riqueza sirviera de respaldo a nuestra moneda. Estas trasnacionales son tan cínicas que extraen materia prima fundamental, dañan el medio ambiente y luego demandan a nuestros gobiernos. El Ministro del ramo afirmó que "allá no hay resistencia". Esto es; los aborígenes no son problemas, pero la riqueza y el ecosistema sí. Pobre Pachamama, lo que le espera. Claro la derecha opositora está de acuerdo con este saqueo. No les importa la soberanía.

Mientras que la derecha ataca permanentemente, el gobierno insiste en "no caer en provocaciones", hay que espera que "las condiciones estén dadas" (falso determinismo social y político). Los seudo marxistas "revolucionarios" propalan que primero hay que desarrollar "las fuerzas de trabajo" postergando el desarrollo de SU "conciencia de clase". Es la misma tesis desarrollista capitalista de Caldera y el puntofijismo, cuando de lo que se trata es de ir liquidando la plusvalía que el desarrollismo privado aúpa y vive de ella. La plusvalía es la etiología de la riqueza capitalista. Cuando pedimos revolución estos "consejeros" presidenciales imponen cohabitación clasista. Nos hablan de comportamiento con "sentido común", para uniformar a las clases en obediencia colectiva al orden establecido. Nos manipulan con lo de ciudadano que involucra un profundo individualismo, y nos ocultan la ciudadanía que requiere de grandes colectivos con sentido clasista y hasta nos presentan un maniqueísmo entre capitalistas buenos y malos. Esta conducta timorata, claro que hará naufragar todo intento revolucionario.

La derecha jamás claudica, es decidida y su tenacidad es a toda prueba. Haber llegado a los horrores del fascismo europeo y pinochetista, es un muestra de lo que son capaces de hacer. "El hombre y la mujer nueva", ese sujeto sociable, sensible, humano, colectivo, soñador, poético, desprendido, generoso, luchador, irreverente, justo, propio del socialismo, es la antípoda del sujeto construido por el capitalismo. No hay dudas: "Con las armas melladas del capitalismo no podremos construir el socialismo", pero los progresistas insiste en hacerlo. "Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir"

El fanatismo de la derecha no tiene límites, el diputado Ramos Allup, expulsa a Bolívar y a Chávez de la Asamblea Nacional, tercamente olvidando que estos dos personajes están completamente sembrados en la mayoría de los venezolanos; los dos están en todas partes, no necesitan de un espacio limitado como el de la Asamblea. La derecha, admira, respeta y obedece ciegamente a los dueños de las poderosas trasnacionales y sus afines en Venezuela. Pretenden aplicar en Venezuela el modelo neoliberal que está causando terribles consecuencias sociales en Europa y Estados Unidos. Si prefieren, mirémoslo más cerquita: Argentina hoy.

Derechas e izquierdas no es un malabarismo verbal, tiene que ser conciencia revolucionaria activa, enfrentando en todos los campos a los enemigos históricos de la justicia social. Conciliación de clases o lucha de clases, este es el dilema a definir y practicar.

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 955 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús M. Vivas P.

Jesús M. Vivas P.

Más artículos de este autor


US Y ab = '0'' /oposicion/a224443.htmlC0US