Mi palabra

Los zapatos de Nacho

¿Qué has dicho, viejo imbécil,

que la canalla te aplaude?

Augusto Bebel

Estimados lectores, no se vayan a confundir con los zapatos de manacho, letra y música del gran combo de Puerto Rico, porque se trata de los famosos zapatos de "Nacho" (Miguel Ignacio Mendoza), el reguetonero, con una breve pasantía, como orador en la asamblea nacional, presentado por parte de la MUD, para celebrar el día de la juventud. Según el "modesto" cantante, le costaron 1500 Dólares, no sabemos si fueron comprados al precio actual de 1000 y algo más de bs, valor de la moneda norteamericana estipulada por DÓLAR TODAY, como quien dice una verdadera frijolera, más 1. 500.000 mil bs; para caerse de envidia por los valiosos calzados.

Con toda razón un amigo, después del discurso, cuando le pregunté sobre la pieza oratoria del vocalista, me respondió sin alterarse: "Cuando lo veas, dile que la época de los pendejos hace rato pasó" , marchándose sin darme ninguna explicación por la intervención presentada con bombos y platillos por la bancada opositora; sin embargo no debemos dejar pasar por alto estas presentaciones, cuando estamos en una situación económica bastante delicada, el cual pretenden aprovechar para alterar el orden público del país.

El señor Ignacio, comenzó su actuación sin dejar ninguna duda de ser un férreo opositor; uno más en la larga lista en contra del gobierno; no dijo nada nuevo, vomitó las conocidas sandeces, llegando al descaro de voltear para verle el rostro de satisfacción a Ramos Allup, cuando expreso: "A Nicolás Maduro, a ese no le creo nada", parecía preguntarle ¿Lo estoy haciendo bien? Con ese discurso justificó la invitación hecha por Julio Borges, quien pocas veces levantó la cabeza, parecía concentrado en el discurso, aprendiendo Geografía; el orador dio una clase de "conocer" bastante el mapamundi, al expresar algo presumido: "He visitado todos los países de Suramérica, empezando por Canadá".

Ese "pequeño" lapsus se puede perdonar, pero no podemos dejar pasar por alto, la arrogancia, cuando muy serio, consciente de todo lo que estaba diciendo, sabía que la mayoría del auditorio lo iba aplaudir a rabiar, al faltarle el respecto al Presidente Nicolás Maduro, y al fallecido Comandante Hugo Chávez; estaba cumpliendo con la tarea encomendado por el gobierno norteamericano a sus títeres: atacar los dirigentes más visibles del proceso; lo han hecho con Diosdado Cabello, hasta acusarlo de narcotraficante, sin presentar una prueba, pero llegan a la opinión pública, tratando de minar la resistencia moral del pueblo.

Al comienzo de su corta intervención (algo más de 30 minutos), dijo muy claro: "No voy a improvisar, porque yo lo que sé, es escribir, cuando se improvisa, se pueden cometer errores". Al escuchar a este cantante de 32 años, da la ligera impresión de haber llegado desubicado en el tiempo para leer el discurso, por una razón muy sencilla: cuando el Comandante Chávez, llegó al poder, este cantautor, quien se dio a conocer con un adefesio hecho canción "Mi cachorrita", tenía 15 años, edad suficiente para que un joven, con cierta visión política, se hubiese dado cuenta de todas las atrocidades y abusos de poder por parte de los gobiernos de AD y COPEI en la llamada cuarta República,.

A nada de esto se refirió; presentándose ahora, como un defensor de la patria; lastimosamente fue aplaudido por una oposición, responsable en su mayoría, de los cuarenta años, pisoteando al pueblo venezolano sin importarles absolutamente nada; creo que este Nacho, quien sin duda alguna ha mejorado en sus composiciones, tiene que hacerse un examen de conciencia; tomar el ejemplo del socialdemócrata Augusto Bebel, quien después de un acalorado discurso pronunciado en el parlamento alemán, buena parte de la derecha se paró y lo aplaudió frenéticamente; este viendo tal reacción se detuvo y se preguntó en voz alta ¿Qué has dicho, viejo imbécil, que la canalla te aplaude?. No es fácil para Ignacio reflexionar, lo dijo muy claro: ""Con base y con orgullo soy un joven opositor" con razón dice el refrán: "La culpa no la tiene el ciego, sino el que le da el garrote".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /oposicion/a222910.htmlC0http://NON-VEca = .