Triste espectáculo

Los que vivimos, sufrimos y entendimos bien todo lo que sucedió durante las blanquiverdes”pseudodemocracias”, aquellas dictaduras con sonrisa de los años 70,80 y 90, y que no tenemos, ni la memoria corta, ni la ceguera emocional e intelectual de muchos de nuestros compatriotas, observamos con cierta tristeza y hasta resignación el “show “de la toma de posesión de una Asamblea Nacional que nos retrotrae aun pasado oscuro y nos conduce a un futuro incierto.

La demagogia sigue siendo el arma principal de las hordas de la derecha nacional e internacional, sabemos bien que dicen una cosa y terminan haciendo todo lo contrario, claro siempre “porque es la única alternativa, y para el bien de la nación”

Conocemos de memoria sus discursos populistas y mentirosos, en esto el diputado Ramos Allup aprendió a la perfección de su padrino político(al cual de paso terminó traicionando) Carlos Andrés Pérez, autor junto a sus compinches del paquetazo económico que encendiera la primera rebelión anti neoliberal de la historia, “el Caracazo”. Discursos y promesas imposibles de cumplir debido a sus compromisos ineludibles, no con el pueblo Venezolano, sino todo lo contrario, con aquellos que les financiaron y dirigieron sus campañas electorales y de desestabilización, los grandes empresarios nacionales, ese centenar de familias que siempre han gobernado a Venezuela para su beneficio propio y lo más grave, sus compromisos con los podridos y corruptos intereses transnacionales del poder corporativo mundial. Esta actitud vende patria no es nada nuevo, ya hace más de doscientos años, el traidor de Santander y otros oligarcas de la Gran Colombia adulaban la doctrina “Monroe “y la consideraban, según cita Liévano Aguirre en su libro “Bolivarismo y monroísmo “,”los notables criollos, como el resumen de la sapiencia política, con mayor razón en cuanto constituían el marco adecuado de garantías que necesitaban las clases procesadoras de riquezas para acrecentar sus fortunas….”

Habla la derecha de escasez, de violencia, de crisis, y de corrupción como hechos aislados , desconectados de la realidad nacional e internacional, presentando al Gobierno revolucionario como único culpable! indudablemente la fragmentación de la realidad y con ella la inevitable fragmentación y cosificación del ser humano siempre han sido potentes herramientas en manos de estas elites enfermas.

Hablan y hablan de sacar al país de la crisis que ellos inventaron, sin mencionar la crisis económica global que enfrenta el capitalismo, hablan de acabar con las colas que siempre fueron parte de su plan para desestabilizar al país, sin hacer mención del acaparamiento y los desvíos realizados por ellos, mediante la corrupción de funcionarios, y de algunos que encontraron en el bachaqueo un rebusque y que necesario….hablan de aumentar la producción nacional, cuando en 50 años de “dicta-blandas” adeco/copeyanas nunca produjeron nada, ni siquiera el “wiski” que toman y la cocaína que se meten!!!Lo que sí hicieron fue apoderarse de las tierras más fértiles, expulsando a los campesinos y forzándolos a emigrar hacia las grandes ciudades, lo que sí hicieron fue crear los cinturones de miseria y construir la economía de puerto de la que aún somos víctimas, todo eso si, con los dólares producidos por el estado, o sea el dinero del pueblo venezolano, dólares que en vez de invertir en nuevas tecnologías para modernizar y aumentar la capacidad productiva de la patria, fueron puestos al servicio del mafioso mercado financiero imperial, donde se generaron grandes fortunas mientras los pobres morían de desnutrición , comían perrarina, o mataban el hambre oliendo pega…

Hablan de violencia, pero nunca dicen su verdadera causa, ni nos informan sobre la situación en países hermanos como México donde los últimos años de guerra al narcotráfico han causado más de 100.000 muertos, cientos de desapariciones forzadas y otras atrocidades .En Honduras, El Salvador , en Guatemala, la violencia producto de las drogas ,la miseria y el desempleo a causa de los tratados de libre comercio , los miles de jóvenes deportados de los Estados Unidos y las medidas de ajustes neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional han ido convirtiendo a Centroamérica otra vez en una zona de guerra. Pero sobre esto y las verdaderas causas de todo este desastre, no hablan ni los grandes medios internacionales, ni la derecha internacional experta en echarle a otros las culpas de sus males, ni mucho menos la derecha neofascista venezolana, jamás lo mencionan porque saben muy bien que detrás de sus discursos demagogos y de sus sonrisas edulcoradas, es eso exactamente lo que quieren para Venezuela, convertirnos en una nación fragmentada, arrodillada a los poderes fácticos del capitalismo salvaje y fraudulento de las transnacionales, entregada sin dignidad alguna a los intereses de dominación y lamentablemente , destrucción global de las elites de las finanzas mundial y sus ejércitos ,que siguen robándole a muchos para entregárselo, sin ninguna vergüenza y en bandeja de oro a unos pocos elegidos por ellos mismos. Quieren convertir a Venezuela otra vez en el país de miseria y desigualdad que conocimos y sufrimos antes del Comandante Chávez y la Revolución Bolivariana!!!!

La gran pregunta es… ¿SE LO VAMOS A PERMITIR????

gusguru.sn@gmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 7203 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /oposicion/a220586.htmlC0http://NON-VEca = .