De las pasiones al pragmatismo

Las condiciones “reales” han promovido, al menos en la coyuntura actual, un cambio en la percepción del “otro”. Ese otro que hasta hace poco era mi enemigo a aniquilar y destruir, ahora pasa a ser un adversario con quien debo articular, con el que puedo llegar a un acuerdo. No desaparecen las diferencias, no se abandona la lucha política y menos aun la electoral, pragmáticamente el clima de intolerancia da paso a una conveniente convivencia.

Sin querer queriendo, ante las amenazas externas y la crisis interna, se cuela por los intersticios del sectarismo la intención de revisar, articular y enfrentar la coyuntura en alianza con el adversario.

Tras un largo debate, en el que oficialistas y opositores coincidieron, la Asamblea Nacional aprueba por unanimidad acuerdo en defensa del Esequibo a favor de Venezuela. De cara a las legislativas, estudio de Hinterlaces del mes de julio arroja que 94% de chavistas y 74% de opositores respaldan postulación paritaria al Parlamento.

Dada la gravedad de la crisis, se impone la necesidad de trabajar en conjunto. Se instala la LXXI Asamblea Anual de Fedecámaras y los empresarios aspiran “emprender el diálogo con el Gobierno Nacional” y plantean “tres consensos que permitan trazar un horizonte productivo para el país…” El instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura pide articular metas comunes entre el Gobierno y el sector productivo privado, en aras de fomentar el desarrollo de la producción interna en el sector. Seis mil ganaderos se reúnen en Portuguesa y reciben crédito para impulsar la producción de leche.

El rechazo al dólar negro convoca los operadores de valores, la Asociación Bancaria y hasta la CEV. El empresariado afirma “No queremos que nos regalen los dólares”, deseamos “comprarlos a un precio razonable”. Según analista del área, dadas las dificultades para importar, los voceros del sector privado consideran la escasez de divisas como el principal factor que inhibe la actividad económica. Propone reenfocar el debate hacia un cambio de mentalidad: “de pedir dólares a generar divisas”, de una economía rentista e importadora a una economía productiva y exportadora.

De espaldas a este país, otros demandan una salida concertada, adelantar las elecciones presidenciales.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1342 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Maryclen Stelling


Visite el perfil de Maryclen Stelling para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Maryclen Stelling

Maryclen Stelling

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /oposicion/a211352.htmlC0http://NON-VEca = .