¡Qué de cosas, no!

Después que Diosdado Cabello desmenuzara con detenimiento y mostrara en la AN: las pruebas que involucran en corrupción a diputados y a otros representantes de PJ, ese partido de la derecha venezolana que agrupa a ricos y encopetados de la burguesía venezolana se puso a valer en el mercado internacional de las finanzas que alborotaron de inmediato tanto en Colombia como en España la bolsa de valores donde guardan todos los fondos que por las manos de la directiva justiciera han pasado como aval de un trabajo fructífero que los involucra en el recibimiento de donaciones por debajo de cuerda que revaloriza esas dos letras del “haber” que suben apresuradamente en pesos y euros.

La trama del enredo más bien desenredó lo que para muchos es un escándalo de corrupción a manos llenas en una colecta de clientes que se juegan su futuro con la esperanza de agarrarse del poder que PJ les ofrece en la persona de su líder Capriles Radonski, quien sin pelos en la lengua inmediatamente exclamó a los medios: esa acción no es con otros sino contra mí que quieren mi cabeza de pensador y orador extraordinario que envidian Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, pero, se van a quedar con las ganas de verme en el basurero político de los derrotados que ha traspasado fronteras inverosímiles de reconciliación en busca del liderazgo de Uribe y ahora de Felipe Gonzáles, dos gigantes que abrazan la realidad política del mundo sin contaminación alguna y, que jamás perderán el sendero del capitalismo que los ha hecho famosos a cada uno a su beneplácito y, que Goliat se queda pequeño entre los dos y, pronto entre los tres.

Y, lo inconcebible: como noticia de arrase con deslave de tranquilidad política ha sido el acoso de nuevos inquilinos que por centena de miles se agrupan a las puertas de PJ en busca de aceptación que, en suma corruptela de comprensión y, en deseos de agarrar, aunque sea fallo: ha sido el desprendimiento de jóvenes y viejos, marcados con un pasado de “cuánto hay pa’ eso” que abandonan sin contemplación alguna a los adecos y a los copeyanos por no brindarles un seguro que los ampare de contar billetes entre sus manos que les dé la libertad de ser uno más que se consuele y no ser un desvalido dentro de esos partidos sin futuro ni progreso en serie que, calme sus ganas de adquisición y de estar donde haya un consuelo de compañerismo sin menoscabo que se pasan el testigo de la complicidad sin ver a quién.

Lo cierto es que la avalancha de personas ha crecido sin remordimientos de ninguna clase en PJ y, sus viejos líderes comienzan a contar los politos antes de nacer como es sumar miembros que le acerquen el “poder central” de inmediato y, es su caso que, lo que no mata engorda que ha dejado a Diosdado Cabello bien mal parado de su mala intención de acabar con PJ que, sin dar un paso atrás de vergüenza se ha fortalecido y trepa exponencialmente encuestas que lo tienen en un fulgor sin sudor de arrepentimiento y, más bien se muestran en capacidad de latirle sin miedo con rencor y con odio a los chavistas en su propia morada nacional.

Y lo más jugoso y provechoso que se desprende de la rueda de prensa dada en lo inmediato por Guillermo Aveledo como un neopitagórico sin lógica ni conocimiento de justicia social que, sin ningún prurito de convivencia y de respeto a la ética y a la moral de este pueblo: se prestó a configurar y reforzar a nivel nacional e internacional las picardías cometidas por diputados y, líderes de PJ como mafiosos que, los entierra con pruebas visuales por demás convincentes en el estercolero de su inmundicia como miembros de la MUD y, que además le sirvió y a provechó el diputado Richard Mardo para enterrarse sin oxígeno de razón con los disparates que dijo en su defensa como líder socorristas de levantar ranchos que han sido arrasados y, pintar escuelas y dar donativos a pobres con mínimas cantidades de los millones de bolívares recibidos con presión de atraco económico a compañías e institutos.

Pero, por lo que se ve, ellos se juntan y la MUD los rejunta y los defiende sin pudor político hacia el país y, más bien se hace eco de bandas mafiosas que actúan dentro de PJ con Capriles a la cabeza y, como ellos son de la misma calaña se entierran juntos. ¡Qué asco!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 686 veces.