La burguesía ataca a Maduro… ¡Que Bueno!

La burguesía comenzó hablando bien de Maduro; que si la ecuanimidad, que si el diplomático, que si el comedido, etcétera… Pensaron que con esto atraerían las simpatías de quien fue escogido por el comandante para continuar en el timón del barco a la hora de cualquier situación extrema. Poco duró la luna de miel y comenzaron los ataques más despiadados contra el vice-presidente. Eso nos alegra, aunque algunos confundidos dirán ¿Por qué? ¿Cuál es la razón para alegrarse? Las razones son múltiples, pero la más sagrada es que la burguesía no ha conseguido fórmula para empalagar al vice y se lanza enfurecida a los ataques contra éste, es decir, vamos en el camino correcto.

Temprano se dieron cuenta los oligarcas que no podían sembrar la rencilla entre Maduro y Diosdado, a Diosdado siempre lo han atacado por su lealtad a Chávez, lo odian por su verbo frontal contra la oligarquía, por eso lo atacan, lo vilipendian, lo acusan de corrupto, pareciera que no hay nada en Venezuela que no sea “propiedad de Diosdado”. Con Nicolás habían sido más “condescendiente”, puro cuento claro, ellos no nos quieren y eso nos debe hacer sentir orgullosos. Maduro no sería la excepción, pero lanzaron unos guiños a ver qué pasaba.

Sin duda que es difícil hablar de alma, de corazón, de amor cuando no se tiene ni alma, ni corazón, ni amor. Por eso se creen el cuento del enfrentamiento Maduro-Diosdado, piensan que los revolucionarios hacemos las cosas por dinero, por detentar poder, por vanidad, etc. Jamás entenderán a un Ernesto Guevara, Fabricio Ojeda, Argimiro Gabaldón, y el más grande, a Bolívar, lo que supone que tampoco entenderán jamás a Chávez ni a sus discípulos.

Para la burguesía es inconcebible que un obrero pueda ser un excelente canciller y Vice-Presidente, y lo más importante, un hombre leal. La estrategia burguesa siempre ha sido minar a quienes verdaderamente son revolucionarios, por eso, nuestro pueblo que ha aprendido mucho detecta, rápidamente la maniobra. A quien ataca la canalla mediática es a los nuestros, a quienes la burguesía y sus medios elogian hay que meterles el ojo porque pudieran estar siendo objeto del “encanto de la serpiente”, para lo cual la burguesía parasitaria nuestra es particularmente eficiente.

No dudamos un momento cuando nos anuncian la noticia de los atentados que se estarían produciendo contra Maduro y Diosdado, como no lo pudieron ejecutar entonces intentan otro tipo de asesinato, el asesinato canallesco desde los medios oligarcas. Ahora dejaron de hablar del diplomático, del ecuánime y otros calificativos que lanzaron algunos al inicio, ahora atacan con la misma furia que al comandante Chávez, al camarada Nicolás. Intentan hacer comparaciones odiosas y eso es lo que nos ratifica que vamos bien, pero muy bien.

Ayer se vio en los actos conmemorativos del 4F una inmensa madurez, “los muchachos” ya se lanzaron los pantalones largos y lo están haciendo perfectamente, la coherencia y disciplina revolucionaria nos da la seguridad de esperar con tranquilidad la recuperación total del comandante… HAY PATRIA, fue la interrogante del comandante y hasta ahora se ha demostrado que si hay patria, que el proceso ya desbordó la individualidad para hacerse colectivo y masivo.

¡Que bueno que la burguesía ataque!... Ellos creen que nos debilitan, al contrario, nos fortalece, nos hace grandes, nos curte el alma para la dura batalla contra el sistema capitalista… Que nadie se asuste, que nadie se alarme, entre más ataques vengan de la canalla mediática burguesa nos damos cuenta que estamos marchando por el camino correcto.

“Irreverencia en la discusión, lealtad en la acción” nos recomienda el Toby, hoy más que nunca requerimos de ello. No nos asustemos cuando se haga una crítica, busquemos el fondo de las cosas, pensemos siempre dónde está el socialismo, tal como nos lo sugiere el comandante. Asumamos el chavismo como una forma de vida, no como una consigna hueca… No podemos llamarnos chavistas y actuar como capitalistas porque es una contradicción. El chavismo es un apostolado, es una praxis, es una conducta, es un mapa para la acción y la búsqueda de la construcción del socialismo.

Señores burgueses, bienvenidos los ataques a nuestros camaradas, en la medida que ustedes más los ataquen, en esa misma medida este pueblo chavista se aferra más y más a la defensa de ellos. Bolívar fue atacado con toda la furia porque fue un revolucionario, a Zamora casi lo desaparecieron de la historia, lo mismo pasó con Fabricio y seguirá ocurriendo con todo aquel que se comporte como un apóstol de Chávez. Los reformistas y pequeño burgueses infiltrados en el proceso les da alergia esta afirmación, eso nos permite ubicar si “están todos los que son o son todos los que están”…

¡¡¡SOMOS CHAVEZ!!!

[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1096 veces.