A los necrófilos la sonrisa se les transformó en mueca

A medida que avanzan las informaciones sobre la recuperación del Comandante Chávez (Gracias a Dios), las hienas de la necrofilia han ido transformando su semblante. Después de aquellos días finales de diciembre cuando corrieron rumores, afirmaciones y predicciones sobre la muerte de nuestro adorado Presidente y en donde los disociados y disociadas esgrimían una sonrisa tipo guasón en sus rostros desfigurados, ahora esa sonrisa se ha transformado en una especie de mueca maquiavélica que denota su desilusión. El Comandante se mejora y regresará fortalecido.

Lo extraño de este nuevo capítulo de infortunio para la oposición venezolana es que las más desquiciados comentarios y los anhelos mortuorios más persistentes se vieron en personas practicantes de la religión católica, apostólica y romana con rosario y biblia en mano, con asistencia puntual y constante a la Santa Misa dominical con su respectiva comunión. La iglesia debería estudiar este fenómeno al igual que el Ministerio de la Mujer porque de este género salían las más grotescas expresiones por un pronto desenlace fatal para el Comandante.

Hasta la conciencia los traicionó cuando sus palabras no coincidían con sus pensamientos como le sucedió a Julio Borges. Ahora andan callados, arrastrando los pies producto de la pesada carga que significa para ellos al tener que soportar por seis años más a este odiado comunismo. Ya su mirada arrogante mira al suelo para ocultar su profunda decepción y la vergüenza de haber dado rienda suelta a sus más bajos instintos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1187 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a157830.htmlCUS