Capriles desalmado cual abuela de eréndira

-“Que Dios le bendiga y la virgen le cubra con su manto”.

Con estas palabras, por demás irónicas, nada religiosas, ni impregnadas de buena fe, como mostraremos luego, Capriles, se refirió al presidente Chávez.

La fortuna, representada en las propiedades existentes en la inmensa casa de los Amadises, que la Erèndira, por descuido destruyó, la abuela se propuso cobrarse primero vendiendo la virginidad y luego prostituyendo a la cándida muchacha.

Capriles, por la humillante derrota que Chávez le infringió y le ha venido asestando a los de su clase, recuperando para el pueblo una fortuna superior a la de los Amadises, quiere vengarse con aquellas palabras que no son más que un deseo macabro.

Hay versiones, según las cuales, desde el mismo momento que el presidente anunció al país sobre su estado de salud y la necesidad de someterse a una nueva intervención, la “Abuela Desalmada”, comenzó a mover sus tinglados para optar por una temprana candidatura presidencial.

Luis Vicente León, de Datanàlisis, de quien nadie duda forma parte del cortejo ambulante de la abuela y quienes a ella promueven, interrogado por un periodista también en la comparsa, ha dicho:

-“Frente a Maduro, Capriles sería la mejor ficha.”

Lo que el presidente Chávez planteó como un escenario en el peor de los casos, en la circunstancia que quede impedido de volver al poder, sus opositores lo toman como un hecho consumado. Por eso, la frase de Capriles, lapidaria y de doble filo, bajo un falso tinte religioso recogida arriba.

La maldad de Capriles, lo desalmado de la abuela de la Erèndira, queda al descubierto cuando ayer dijo, uno presume con rabia y extremo cinismo, que aquí no existe la figura de la sucesión y agregó:

-“Aquí no hay una monarquía que sube al trono el designado por el Rey. La última palabra la tiene el pueblo.”

Lo primero a destacar, es que Capriles, sin percatarse, por su talento escaso, no porque le adorne la buena fe, reconoció al fin que en este país no hay una dictadura, porque “la última palabra la tiene el pueblo.” Aunque uno puede agregar, por el carácter participativo y protagónico de nuestro proceso, el pueblo no sólo tiene la “última”, sino también la primera.

El desalmado Capriles, que anda de aquí para allá con su impúdica campaña en Miranda pero pensando en Miraflores, con sus declaraciones, dejó entrever sus deseos morbosos – tal como “Abuela Desalmada- que Chávez muera, pese su fingida plegaria o por el verdadero sentido de la misma.

La Constitución permite al presidente lo que ahora ha hecho. Viajar a Cuba y dejar encargado al vicepresidente. No hay en eso nada ilegal ni que justifique las palabras de la “abuela desalmada.” Más, si la AN por unanimidad autorizó esa ausencia.

Además, cuando expresó, sabiendo que va a una intervención crucial, lo que no quiere decir que va a morir, como desea “el desalmado”, dijo que en caso de nuevas elecciones, por su ausencia o incapacidad, proponía, era su opinión, como futuro candidato a Maduro.

Las palabras “Desalmadas de la Abuela”, suponen que Chávez está eligiendo a Maduro como futuro presidente. Pasó por alto que le propuso, en un escenario hipotètico, como candidato del chavismo en unas posibles nuevas elecciones. Por eso habló la abuela de Monarquía, de manera sibilina y doble sentido, como eso de “la virgen le cubra con su manto”. Chávez morirá y como es un dictador, se salta la Constitución y ya nombró a Maduro presidente, es la prèdica de la “Abuela Desalmada”..

Dentro de tanto disparate y contradicción, le niega al presidente el derecho de proponer un nuevo candidato por el Psuv, partido en el cual no milita la “abuela” porque por su curriculum y ancestrales ocupaciones, no la aceptarían. Pero la “Abuela Desalmada”, habla de dictadura chavista y así misma se define como demócrata.

Con eso, además, dejó claro que sus palabras u oración, no son más que una forma de desearle la muerte al adversario, quien le derrotó de manera humillante, para ver si de esa manera toma un nuevo chance. Lo que no cuenta, o siempre contando los pollos antes de nacer, la “Abuela Desalmada, ocupada en explotar a la cándida Erèndira, es que Elías Jaua, le va dejar arrastrando la cobija al río.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2309 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a155736.htmlCUS