¡El que vive en la oscurana con mucha luz se encandila!

Uso de la cámara hiperbárica es delicado en pacientes con cáncer
 
Así tituló, el miércoles 28 de noviembre de 2012, el tabloide neonazi El Universal, su página llamada Vida, cuando esa misma página debe titularse: mentiras ignaras a partir de la necrofilia. Insisto en sugerirles siempre el recordatorio a nuestros buenos amigos y amigas escritoras de este ingenioso portal escuela llamado Aporrea, que cuando escribimos por aquí, nos leen una cantidad inimaginable de lectores adversos, conversos y de este proceso revolucionario. Valga la introducción para desarrollar la idea sobre el viaje del Comandante en Jefe a Cuba, la retahíla de artículos mortuorios desde la oposición fascista, las sesiones de oxigenación y el complemento de estas sesiones, como lo son, reposo mental y corpóreo, meditación y unas ligeras vacaciones laboriosas. Pero vamos a desglosar cada una de las partes y analizarlas para visualizar el todo.
 
Viaje del Comandante a Cuba: algunos opositores gritadores de oficio, numerólogos, encuestadores de sueños y camaradas que andan como maraca sin palo (Raúl Bracho dixit) se permitieron el lujo en nuestra libertad de expresión para verter en la cara de los lectores, desde demoníacas versiones del viaje de Chávez a Cuba hasta moribundas travesías del débil soldado, pasando por nuevas hipótesis sobre enfermedades incurables y sustos por haber conocido de un día para otro, en su pequeño cerebro diurno, que los chequeos son algo propio de la curación de cualquier dolencia acaecida. Hay innumerables datos y documentos, escritos y videos, hasta entrevistas radiales donde el Comandante jamás descartó los seguimientos posteriores a las intervenciones quirúrgicas a que fue sometido y que, por medio de su propia boca y de médicos del Hospital Militar Carlos Arvelo de Caracas, dieron a conocer el diagnóstico después de las quimios y radioterapias.
 
Recordando que cada humano por su compuesto genético es  idéntico y que difiere solo en el cuidado que aportemos al cuerpo y la mente, este paciente resultó ser disciplinado y organizado para recuperarse. Yendo desde la ciencia al espíritu y viceversa, imbuido de la sapiencia ancestral, contactado por los excelentes médicos cubanos y venezolanos, logró rebasar dos fases importantes de la enfermedad, hoy cumpliendo estrictamente el programa, comienza una tercera fase de recuperación con algo tan sencillo y profundo como es el oxígeno. Algún camarada escribió que se asustó con el anuncio del viaje, sin embargo ya el Comandante lo había anunciado meses atrás, así que en el futuro voy a analizar mejor los artículos de este compatriota Raúl Bracho, pues su humor, o es muy profundo para un vendedor de tortas en Quetépe como yo o el prenombrado deja mucho que desear como comunicador.
 
La retahíla de artículos mortuorios desde la oposición fascista: otra vez, aunque con mas pólvora mojada, los opositores mas vernáculos del país se arrejuntan en una suerte de aquelarre decimonónico a predecir la muerte de alguien, la sucesión en puertas, el notable miedo y pavor popular ante la partida a tierras incógnitas del dictador venezolano, el silencio de este mismo dictador ante las vueltas que ha dado el mundo desde el 7 de octubre y pare usted de contar el guaral decembrino de la especulación codiciosa de la necrofilia del este del este. Ledezma y Oswaldo Alvarez Paz son sus adalides y los eternos empresarios de la descomunicación activa y enlutada sus sostenedores.
 
El diario El Universal junto al Nacional montó la olla de la hiperbaria, sin contar que en el país de las misses y el beisbol, así lo piensan ellos, existen también médicos y técnicos especializados en la oxigenación hiperbárica, y el hecho de que el presidente siga consultas médicas allá, no desmerita la especialización aquí, solo que es una regla de oro el mantener constante comunicación con su médico tratante, en este caso, los médicos y médicas cubanas. Se imaginan, los lacayos, que el presidente padece cáncer de próstata y enseguida a grandes titulares anuncian que la oxigenación es delicada para pacientes con este padecimiento, descartando al parecer que el lector o lectora va a leer entre líneas, y cuando acude al párrafo para enterarse mejor, resulta que los informes desde la revista virtual de medicina hiperbárica editada por los centros de esta especialidad en España, documentó las ventajas del uso de las cámaras hiperbáricas para pacientes con esta dolencia, es decir, cáncer. El estudio se realizó en el Hospital Hermanos Amejeiras de La Habana. Este gazapo de artículo lo escribió Giuliana Chiappe de El Universal.
 
Otro que no podía analizar un poquito mas el sistema de oxigenación fue Nelson Bocaranda, expresando en su cuenta twitter que: ?ya el gobierno cubano había llevado una cámara al centro CIMEQ exclusivamente para Chávez?. Otra mentira más. Las cámaras hiperbáricas monoplazas o multiplazas necesitan para su buen uso una calibración sin pacientes, comprobar si funciona desde el oxímetro hasta las válvulas de descompresión. Ignora Nelson Bocaranda que en Cuba funcionan infinidad de centros hiperbáricos que son usados para seres humanos con padecimientos variados, desde pie diabético hasta adiestramiento para cosmonautas antes de su orbitar a la tierra. Y aunque para muchos parezca insólito, extraño  e inimaginable, Cuba posee el centro hiperbárico mas grande de Latinoamérica y la capacitación especial para hacer funcionar estos centros en óptimas condiciones, y lo mejor aún, y como una información accesoria, Cuba también posee el primer cosmonauta americano no estadounidense en viajar al cosmos o espacio, el General de Brigada Arnaldo Tamayo, ex limpiabotas, ayudante de carpintero, piloto de MIG 15 y Héroe Nacional de la hermana República de Cuba, y parte de su entrenamiento lo realizó en cámaras hiperbáricas.
 
Sesiones de oxigenación: una pequeña historia científica para adentrarnos en el tema de la disociación hipersicótica de los opositores.
 
Medicina hiperbárica, también conocida como Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) es el uso médico del oxígeno a presiones por encima de la presión atmosférica, concretamente por encima de 1,4 ATA (Atmósferas Absolutas).
 
1774 Joseph Priestley descubrió el oxígeno. 1830 Tres médicos galos: Jurnod (Paris), Tolaire (Montpellier) y Pravaz (Lyon) introdujeron el O2 como método terapéutico y ello dio lugar a que en Europa se construyeran alrededor de 50 centros de medicina hiperbárica, entre los cuales sobresalió el fundado por Bertini en Montpellier. 1878 El francés Paul Bert escribió su obra La presión barométrica, donde no sólo previó la mayor parte de las aplicaciones de la OHB, sino que describió las consecuencias de la intoxicación por oxígeno. En el siglo XX, el Dr. Cunningham fabricó en Cleveland la mayor cámara hiperbárica del orbe, con 5 pisos y 64 pies de diámetro, donde aseguraba poder curar afecciones tales como la diabetes, la sífilis, el cáncer y otras.
 
Bases Científicas: El fenómeno del oxígeno hiperbárico está regido por las leyes de los gases.
 
Ley de Boyle: A temperatura constante los volúmenes de una masa gaseosa están en razón inversa a las presiones absolutas que soportan.
 
Leyes de Charles: 1ra. A presión constante los volúmenes de una masa gaseosa son directamente proporcionales a sus temperaturas absolutas. 2da. A volúmenes constantes las presiones de una masa gaseosa son directamente proporcionales a sus temperaturas absolutas. Ley de Dalton: A igual presión y temperatura, independientemente del volumen, una mezcla gaseosa mantiene la misma presión y temperatura que tenían individualmente todos los gases al inicio.
 
Ley de Henry: La cantidad de gas que se puede disolver en la unidad de volumen de un líquido, a temperatura constante, es proporcional a la presión con la que el gas actúa sobre la superficie libre del líquido.
 
1960 Cuando los profesores Ite Boerema (Ámsterdam) y Churchill (Londres) terminaron simultáneamente sus trabajos sobre la aplicación terapéutica de las altas presiones parciales de O2, se publicó el libro Vida sin sangre, donde quedaba demostrado que después de ello se incrementaba significativamente el contenido de ese metaloide gaseoso en los medios líquidos del organismo, especialmente en el plasma sanguíneo.
 
Algunos de los principios terapéuticos de los que hace uso la medicina hiperbárica son:
 
  • El incremento de la presión del entorno es de utilidad en el tratamiento del síndrome de descompresión que afecta, por ejemplo, a los submarinistas al subir a la superficie.[1]
  • Bajo numerosas condiciones, el principio terapéutico de la medicina hiperbárica reside en el incremento de la presión parcial del oxígeno en los tejidos. La presión parcial de oxígeno alcanzable mediante ésta terapia es muy superior a la que se conseguiría respirando oxígeno puro en condiciones normobáricas (es decir, a presión atmosférica).
  • Un efecto asociado es el incremento de capacidad de transporte de oxígeno de la sangre. En condiciones de presión atmosférica el transporte de oxígeno está limitado por la capacidad de la hemoglobina de los glóbulos rojos para ligarse con el oxígeno, siendo muy pequeña la cantidad de oxígeno transportada por el plasma sanguíneo. La hemoglobina se encuentra ya prácticamente saturada de oxígeno en condiciones normales, por lo que no hay ganancia en este aspecto, pero el oxígeno transportado por el plasma en condiciones hiperbáricas se incrementa notablemente.
 
En España, existe desde 1988 un Comité Coordinador de Centros de Medicina Hiperbárica.[2] Un miembro del CCCMH es delegado médico de España en el European Diving Technology Committee (EDTC). El CCCMH representa en España al European Committee for Hyperbaric Medicine (ECHM). El CCCMH mantiene relaciones regulares con la Undersea & Hyperbaric Medical Society(UHMS), con la European Underwater and Baromedical Society (EUBS), con la Fundación del International Congress on Hyperbaric Medicine, y con Divers Alert Network Europe (DAN-Europe).
 
En EE.UU., la Sociedad Médica Subacuática e Hiperbárica: UHMS, tiene un Comité de estudio y seguimiento de las indicaciones de la Oxigenoterapia hiperbárica. Este Comité elabora un documento de consenso en el que se exponen las distintas indicaciones así como las que están en fase de estudio o a la espera de resultados concluyentes. Entre las indicaciones en las que la Oxigenoterapia Hiperbárica es el tratamiento de elección se encuentra:
 
 
Intoxicación por monóxido de carbono complicado por envenenamiento por cianuro[6][7][8]
 
 
En EE. UU., la OHB está reconocida por los Seguros Médicos Medicare como un tratamiento reembolsable sin discusión para las 14 "condiciones aprobadas" por la UHMS. Los médicos estadounidenses pueden prescribir OHB para otras indicaciones como enfermedad de Lyme,[36]accidente cerebrovascular[37][38][39] y migrañas.[40][41][42] En el Reino Unido muchas cámaras se financian por la National Health Service, aunque algunas, como las de los "Centros de Terapia de Esclerosis Múltiple", son sin fines de lucro. En España, la Seguridad Social dispone en algunas Comunidades Autónomas de Servicios de Medicina Hiperbárica en Hospitales propios o concertados (Comunidad Valenciana: Hospital Perpetuo Socorro (Alicante), Hospital General de Castellón (Castellón), Cataluña: Hospital Cruz Roja (Barcelona) y Hospital de Palamós (Gerona), Comunidad Andalucía: Hospital El Ángel (Málaga) y Hospital Naval (San Fernándo-Cádiz). Santander: Marqués de Valdecilla. Galicia: Hospital Naval del Ferrol., Mallorca (Clínica Juaneda), Canarias: Hospital Clínico (Tenerife), Región de Murcia: Hospital de la Caridad (Cartagena). En la página web de OXYNET, auspiciada por la Comunidad Económica Europea con el proyecto COST B14 y el Comité Europeo de Medicina Hiperbárica puede consultarse un listado de cámaras en otros países de la Comunidad Europea.
 
Otras aplicaciones incluyen:
 
 
Las cámaras hiperbáricas pueden clasificarse en monoplazas y multiplazas. Existen importantes diferencias tanto de manejo, metodología como de los tipos de tratamientos que se pueden aplicar en cada una de ellas. Generalmente las multiplazas son las más apropiadas desde todos los puntos de vista, pues además de poder comprimirse con aire, permiten que los médicos y demás personal sanitario puedan acompañar a los pacientes y poder suministrar los cuidados necesarios (incluso los de terapia intensiva).
 
Bases de la terapéutica
 
Cuando respiramos oxígeno puro a una presión por encima de 1.4 ATA, se consigue, según la Ley de Henry, un incremento importante del oxígeno disuelto en el plasma. Para hacernos una idea del incremento debemos pensar que cuando respiramos aire la Presión Parcial de Oxígeno (PpO2) en sangre arterial es de unos 90 mm de Hg. Pues bien, cuando respiramos oxígeno puro durante el tratamiento en cámara hiperbárica, esta PPO2 puede llegar a ser de hasta 2000 - 2400 mm de Hg a 3 ATA. Con este aumento importante del transporte de oxígeno podemos conseguir que aquellas áreas del organismo que estén en hipoxia (falta de oxígeno) y que no pueda ser corregida de otra manera, se beneficien de este oxígeno y puedan poner en marcha las rutas metabólicas y aquellos mecanismos fisiológicos deprimidos por la situación de hipoxia.
 
Indicaciones
 
Los principales componentes de la acción terapéutica de la oxigenoterapia hiperbárica son dos:
 
  • En primer lugar, garantizar el transporte de oxígeno a los tejidos incluso cuando la hemoglobina y los glóbulos rojos no se encuentren en condiciones de hacerlo, como ocurre en el curso de situaciones de anemia o de intoxicaciones por gases como el monóxido de carbono (CO).
  • En segundo lugar, se trata de favorecer la difusión del oxígeno de los capilares a las células, donde por cualquier causa exista una disminuida perfusión sanguínea. Por consiguiente, la oxigenaterapia hiperbárica está también indicada en todas aquellas patologías en las que exista hipoxia tisular. A este grupo pertenecen patologías como:
 
  • La intoxicación por monóxido de carbono.
  • Gangrena gaseosa, Mionecrosis clostridial.
  • Pie diabético diabetes
  • Fascitis necrosantes.
  • Lesiones postradioterapia (Osteoradionecrosis, Cistitis rádica)
  • Enfermedad descompresiva.
  • Aeroembolismo o Embolia de aire traumática.
  • Osteomielitis Crónica Refractaria.
 
Otras aplicaciones
 
Existen testimonios científicos de la influencia positiva del oxígeno hiperbárico en relación a los procesos de reparación de los tejidos lesionados, con especial referencia al tejido óseo y al cutáneo, especialmente después de quemaduras o trasplantes. En otras formas clínicas, la oxigenoterapia hiperbárica puede conducir a la curación al reactivar procesos metabólicos deficitarios.
 
Asociado a otros tratamientos, la oxigenoterapia hiperbárica representa una ayuda valiosísima en las siguientes condiciones:
 
  • Insuficiencia arterial periférica en pacientes no revascularizables.
  • Tratamientos pre y postoperatorios en tejidos irradiadoscirugía ortopédica.
  • Tratamientos pre y postoperatorios en cirugía vascular.
  • Sordera Súbita.
  • Oclusión de la arteria central de la retina.
  • Encefalopatias postanóxicas, Parálisis Cerebral.
  • Autismo.
  • Esclerosis Múltiple.
 
Consideraciones especiales
 
Los médicos que se dedican a esta técnica están en posesión de Títulos de Especialistas Universitarios y/o Máster en Medicina Subacuática e Hiperbárica con entrenamiento en Cuidados Intensivos y Reanimación.
 
Con las adaptaciones específicas, prácticamente se puede aplicar en el interior de la cámara hiperbárica los mismos cuidados que se aplicarían en una Unidad de Cuidados Intensivos. Generalmente el Servicio de Medicina Hiperbárica está asociado en el Hospital a los servicios de Cuidados Intensivos, Anestesia y Reanimación.
 
La OHB en Europa
 
Aun cuando hoy en día algunos profesionales la consideran como una novedad científica, existen referencias de que ya en el año 332 a.n.e. Alejandro el Grande utilizó cámaras de presión 4 y de que en 1662 Henshaw, fisiólogo británico, realizó el primer intento de construir una cámara de aire comprimido como proceder terapéutico, para lo cual usó una caja de madera a la que ajustó un par de fuelles de órganos en sus extremos, que comprimían y enrarecían el aire en su interior; 1, 2, 4 pero el empleo de los términos ?oxigenación hiperbárica? data del siglo XVIII (1774-1775), cuando Larvisier y Priestly descubrieron el oxígeno, aunque Pasteur (1761) había confirmado previamente la existencia de los procesos aeróbicos y anaeróbicos.
 

La OHB en Cuba

 
A partir de los años 60, el proceder fue extendiéndose a otras naciones y continentes. En 1967, el profesor cubano Manuel Castellanos participó en Francia en la Jornada Nacional de OHB y Fisiología Subacuática, donde obtuvo toda la información pertinente sobre las indicaciones clínicas del método, que rápidamente introdujo en Cuba, y luego se dio a la tarea de traducir Principios y práctica de la medicina hiperbárica, de J. H. Baxie.
 
En 1969, el Dr. Rafael Castellanos Gutiérrez defendió su tesis sobre el tema (Castellanos Gutiérrez R. Oxigenación hiperbárica. Su aplicación en la gangrena gaseosa [trabajo para optar por el título de especialista de I Grado en Angiología y Cirugía Vascular]. 1969. Hospital ?General Calixto García?, La Habana); pero fue en 1983 cuando el Ministerio de Salud Pública, a raíz de atender a buzos nicaragüenses con secuelas neurológicas por accidentes en el buceo, decidió crear un grupo de coordinación para el desarrollo de la OHB en Cuba, así como enviar a algunos de sus integrantes para ser entrenados al respecto en la antigua Unión Soviética y otros países de Europa del Este.
 
En 1986 se inauguraron 2 servicios de OHB con cámaras monoplazas soviéticas y 1 Dragüer alemana: uno en el hospital ?Luis Díaz Soto? de Pinar del Río y otro en el ?Hermanos Ameijeiras? de La Habana, y en este último se inició en 1987 la formación de especialistas en esa labor. Un año más tarde se crearon servicios similares en Cienfuegos (Villa Clara) y en 1993 se hicieron extensivos a las restantes provincias, de manera que actualmente ya suman 19, regidos por la Comisión Nacional en Ciudad de La Habana.
 
Pero retomemos nuestra batalla de ideas dentro de nuestro país y leamos las declaraciones del Doctor Sunil Daryanani en la televisora opositora Globovisión:
 
 ?El doctor Sunil Daryanani, oncólogo del Hospital de Clínicas Caracas, Médico oncólogo en el Hospital de Clínicas Caracas. (Egresado de la Universidad Central De Venezuela. Completó postgrados en Oncología Médica y Transplante de Médula Ósea y Medicina Interna bajo la supervisión del Royal College of Physicians de Londres en el St George´s Hospital de Londres y el Queen Elizabeth Hospital en Birmingham, y una Maestría en Inmunología Médica en la Universidad de Londres. Es autor de numerosos trabajos originales publicados. Miembro del Comité Editorial de Annals of Oncology y del Comité de Guías Clínicas en Cáncer de Mama GLICO-NCCN.) explicó a Globovisión.com en qué consiste la oxigenación hiperbárica, luego de que el presidente Hugo Chávez notificara a la Asamblea Nacional a través de una carta que se realizaría sesiones de ese tratamiento como parte del "proceso de acompañamiento de fortalecimiento de la salud" que ha experimentado desde que fue diagnosticado con cáncer en junio de 2011.
 
Daryanani señaló que la oxigenación hiperbárica es un tratamiento complementario con fisioterapia, que consiste en "tratar de aumentar la presión parcial de oxígeno en determinada zona del cuerpo". Usualmente es utilizado para las enfermedades generadas en los buzos por ascensos rápidos o para problemas de circulación, derivados de la gangrena (muerte de células de la piel) o injertos de piel.
 
El doctor Daryanani indicó que el uso de este tipo de tratamiento en el área oncológica es considerado "no convencional", pues no ha sido científicamente probado para cáncer. Sin embargo, explicó que desde hace varios años se ha aplicado en pacientes que reciben o han recibido sesiones de radioterapia. Ello se hace para evitar complicaciones tardías, como es el caso de la osteonecrosis, enfermedad que resulta de la pérdida de sangre en los huesos.
 
En el caso del presidente Chávez, el médico explicó que no se sabe a ciencia cierta con qué fin se va aplicar el tratamiento, pues hasta el momento se desconoce si ha habido complicaciones tras la aplicación de las sesiones de radioterapia.
 
El oncólogo insistió en que hasta el momento no se ha demostrado que la oxigenación hiperbárica tenga beneficios en pacientes con cáncer.?
 
Vean ustedes apreciados aporreadores como la guerra asimétrica no hay que tomarla a la ligera, doctores de las mas disímiles especialidades se agrupan bajo el estandarte de empujar el carro de la presunta crisis terminal del mandatario Hugo Chávez y vierten al espacio cualquier cosa que impacte en el espíritu combativo de nosotros como pueblo, hacia acá van dirigidos esos megadardos. Los opositores nos subestiman una vez más. Aquí van entonces, por lo menos dos posiciones diferentes a la entrevista realizada por Globovisión.com, posiciones exentas de cualquier tipo de politización de la medicina pero imbuidas de una política concreta en ellas, como es, la sanación del ser humano por sobre todas las cosas.
 
Año 2008?Participan expertos internacionales como Pedro Lazo-Zbikowski, Sydney M. Evans y Peter Sminia, entre otros. La Unidad de Terapia Hiperbárica del Hospital General de Castelló organiza un seminario de la UIMP:
 
· El tema que tratará el curso será la ?Hipoxia tumoral y el oxígeno hiperbárico?
 
· Se desarrollará entre el 9 y el 11 de julio de 2008
 
Castellón (6-07-08).- La Unidad de Terapéutica Hiperbárica (UTH).del Hospital General de Castelló, organiza el próximo mes de julio un seminario que se enmarca dentro del plan de formación de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP). El curso tendrá por título ?Medicina hiperbárica y subacuática: Hipoxia tumoral y oxigeno hiperbárico?.
 
En esta ocasión, los encargados de preparar y dirigir estas jornadas formativas han sido los doctores Manuel Salvador, jefe de la UTH del Hospital General de Castellón, y Carlos Ferrer, director del Instituto Oncológico Dr. Vicente Altaba del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.
 
Las jornadas que se desarrollarán entre el 9 y el 11 de julio de este año, comenzarán con la participación de expertos de renombre internacional como Pedro Lazo-Zbikowski, perteneciente al instituto de Biología Molecular y Celular del Cáncer de la Universidad de Salamanca. En su intervención tratará sobre la Base molecular de la respuesta celular del Cáncer, neoangiogénesis tumoral. La siguiente de las intervenciones versará sobre la repercusión clínica y las posibilidades de corrección de la Hipoxia Tumoral que impartirá Bernardino Calvo, procedente del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario de Gran Canaria ?Doctor Negrín?. La conferencia que cerrará la primera de las jornadas estará a cargo del director de Investigación del Departamento de Radiación Oncológica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, Sydney M. Evans. En ella, tratará la Evaluación y conocimiento de la hipoxia en los cánceres de cerebro, cabeza y cuello.
 
La segunda jornada de este seminario, la más internacional, comenzará con la participación de Peter Sminia, del Departamento de Radiación Oncológica del Hospital Universitario de Amsterdam, quien explicará la actuación del oxígeno como radiosensibilizador. Patogénesis y caracterización del estado de oxigenación de los carcinomas del cuello uterino, cabeza y cuello, y en gliomas?, impartido por Peter Vaupel, del Instituto de Psicología y Patofisiología de la Universidad de Mainz, Alemania. La última de las ponentes en participar en esta jornada del curso de la UIMP será Ramona Mayer, directora médica de EBG MedAustron GmbH, de Austria, cuya intervención versará sobre los protocolos clínicos con oxígeno hiperbárico como radiosensibilizador.
 
 
 
Radioterapia
 
La jornada del 11 de julio reunirá a expertos nacionales tratando temas como la Importancia de la anemia en Oncología Radioterápica, por Felipe Ángel Calvo, el Impacto de la valoración de la hipoxia por técnicas de imagen en Radioterapia, impartido por Carlos Ferrer y la valoración de la toxicidad por radioterapia, tratamiento médico, realizado por Antonio J. Conde. El jefe de la UTH del Hospital General de Castelló, Manuel Salvador, explicará el tratamiento con oxígeno hiperbárico de las lesiones radioinducidas, tomando como referencia la casuística del Hospital General.
 
Talleres de Medicina Hiperbárica
 
El seminario de la UIMP en este centro hospitalario del Departament de Salut 2-Castelló, tendrá dos principales temas, el taller de medicina hiperbárica y el taller de radioterapia. En el primero de ellos, se hablará sobre la cámara de hiperbárica y las formas de administración de oxígeno hiperbárico, al tiempo que se trata la oximetría transcutánea ?TcpO2- un método no invasivo. En cuanto a la radioterapia, los organizadores del curso instruirán a los participantes en la planificación de este tratamiento en la hipoxia tumoral.
 
Y vamos a la segunda posición muy distante del entrevistado Doctor Daryanani de Globovisión?
 
Terapia de oxigenación hiperbárica en radionecrosis de cabeza y cuello. Hyperbaric oxygenation therapy in head and neck radio-necrosis.
 
C Celedón , R Nazar , M Medrano , K Walker , J Pomes , M Contreras .
 
RESUMEN
 
La terapia de oxigenación hiperbárica se ha utilizado en radionecrosisis de cabeza y cuello, ya sea como indicación profiláctica o para su manejo terapéutico. El presente trabajo tiene como objetivo presentar la experiencia del Servicio de ORL del Hospital Clínico de la Universidad de Chile con el uso de la cámara hiperbárica en pacientes con radionecrosis de cabeza y cuello. Se presenta una casuística de 8 pacientes. En 5 casos la indicación de oxigenación hiperbárica fue terapéutica y, en 3 de ellos, profiláctica. En todos quienes fueron sometidos a oxigenación terapéutica se resolvió la radionecrosis. En los pacientes con indicación profiláctica no hubo radionecrosis del colgajo. Se concluye que la terapia de oxigenación hiperbárica es una herramienta coadyuvante terapéutica o profiláctica en la necrosis por radiación de cabeza y cuello.
 
Palabras claves: Radionecrosis; terapia de oxigenación hiperbárica.
 
Como podemos leer el debate puede estar a la luz del momento e informar al país, no de la supuesta enfermedad, que no es tal, del Presidente, sino de los beneficios a la población de este invento mundial. Han salido a la palestra pública los opinadores fascistas de oficio tildando a la oxigenación hiperbárica como moda (caso Vladimir Villegas en Globovisión de nuevo) cuando sabemos que por mas de 200 años se ha venido progresando en la cualificación de este método de sanación médica para encuadrarlo en la mejor forma de prevención y coadyuvante en enfermedades de la mas variadas patologías. En Venezuela se viene haciendo creciente la puesta en marcha de diferentes centros hiperbáricos, tanto públicos como privados, con muy buena recepción por parte de las usuarias y usuarios que por diferentes causas acuden a los referidos centros ubicados, tanto en las regiones como Táchira, Miranda, próximamente en Guayana y Anzoátegui como en la Gran Caracas. Solo en la Gran Caracas existen 7 centros hiperbáricos monoplazas y multiplazas, así como también en los Altos Mirandinos. Dos de estos centros emplazados en Fuerte Tiuna y en el Hospital Naval de Catia la Mar. No es nuevo en Venezuela, lo que si es lamentable que nuestro Gobierno y Revolución no hayan hecho una buena labor de comunicación e información sobre este método médico importantísimo para una población que debe estar siempre sana, pues nuestra posición en el mundo hace que estemos en todo momento fuertes y sanos para asumir cualquier tarea en cualquier plano. Somos un pueblo hermoso, deportista, musical y por encima de todo debemos ser un pueblo sano.
 
Complemento de estas sesiones: reposo mental y corpóreo, meditación y unas ligeras vacaciones laboriosas.
 
Para nadie es un secreto, ni aquí ni en buena parte del mundo, que estos 28 años de revolución han tenido como conductor a un ser humano con una carga de fuerza espiritual muy importante?decimos 28 pero antes de eso el hecho de motivarse a un cambio de país y estructuras desde que era un teniente de este ejercito libertario, hace que en la mente se produzca un cansancio acumulado que se torna luego en un peso importante para toma de decisiones. Hemos venido observando con mucho más énfasis en estos últimos años, la meditación del Comandante, del pensar hasta cuando nos cepillamos los dientes, de no pasar por esta vida sin filosofar y de cambiar la realidad para mejor. Por eso y para concluir se requiere en esta etapa mucho mas reposo mental y corpóreo, mucho ejercicio, meditación y alerta
 
 
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2845 veces.