Capriles "ecce homo"

Voy a comenzar con una vieja expresión latina utilizada por Poncio Pilatos cuando miró a Jesús atado, azotado y coronado de espinas. Ante el lamentable espectáculo, enfrente de aquella caterva de enardecidos el prefecto de Judea exclamó: "ecce homo", que traducido a nuestro idioma quiere decir "he aquí el hombre". Manteniendo la distancia y la época y con el perdón de Poncio y de Chuíto, voy a valerme de aquel veredicto para continuar el artículo. 

   Pareciera que, cuando la derecha internacional conoció a Capriles algún conspicuo representante de esta élite en tono estentóreo gritó: "ecce homo" o "he aquí el hombre" o mejor dicho, "he aquí el candidato". A partir de esa sentencia comenzó la historia de amor y dolor del escogido y se convirtió, por secula seculorum, en candidato y ex candidato. A tal grado es su desempeño que, cuando tenga que llenar una solicitud de ingreso en un reputado club inglés, en el renglón de "profesión u oficio" el referente escribirá: CANDIDATO.

   Henrique, en su continuo ejercicio de la profesión ha logrado captar para sí las virtudes de sus contendientes y la de algunos de sus asesores, algo así como las esponjas cuando absorben el líquido. Por ejemplo, posee la magia de Luis Giusti, su mentor en materia de crudo, quien convirtió el petróleo en "guate" como diría un margariteño. Lo alumbra el concepto de justicia del zagaletón Diego Arria; el hombre todavía recorre La Haya arrastrando una pesada maleta Sansonite full de documentos para acusar al  dictador Hugo ante el Tribunal Internacional. Según le informan los magistrados, está en lista de espera.   Ostenta la sensibilidad de la mujer representada dignamente por  María Corina. Esta aristócrata aseveró que las muchachas de las misiones del gobierno revolucionario pululan por las carreteras como verdaderas prostitutas, vendiendo a los camioneros su honra y sus vergüenzas. Capriles aceptó como suyo la misericordia cristiana del Arzobispo de Coro, su asesor espiritual. El piadoso abate  calificó a las misiones que dignifican la condición de la mujer, como la misión "abre las piernas". Herique se arrogó la cordura de Pablo Medina, otro de sus contrincantes, con la seguridad que lo ayudará a pagar la deuda que mantiene con la MUD. De Pablo Pérez asimiló la templanza en la bebida, con la certeza que nunca le dará la espalda al marabino, a pesar de la confianza entre ambos. De Teodoro, su consejero de campaña, tomó para sí su comedimiento en el hablar y sobre todo, su veracidad. Es un erudito economista que nunca miente y su  desempeño durante la Cuarta República fue prodigioso. Del chamo Pompeyo, Capriles se empeñó de imitar su graciosa sonrisa para conquistar votos. Armandito le transfirió su tenaz inteligencia, cuyas sugerencias le permitió a Henrique enfrentar a sus contrincantes con verdadero éxito. De Hugo, lamentablemente "ecce homo" no aprendió nada y continúa metiendo la pata para enfrentar a Elías.

 Henrique, el ex candidato y ahora candidato, después de conquistar un honroso segundo puesto, casi un "cabeza a cabeza" según sus asesores, simplemente por una minuciosa diferencia de más de millón y medio de votos, está dispuesto a competir con Elías. Para lograr su triunfo basta ofrecer lo mismo que ofreció hace cuatro años y no cumplió. Así se ejerce el oficio de candidato. Para qué pensar en otras promesas si ya tiene el guión redactado. Pareciera que Capriles II se está enfrentado a Caprles I, este último no cumplió nada de lo prometido en su campaña anterior, por esa razón tendrá que derrotarlo.

    Ciertamente, el apolíneo de la política, mi comandante Hugo, nunca fue adversario  de Henrique en esos menesteres. Ahora, como  "ecce homo", el eterno escogido pretende enfrentarse a Elías. Mientras el candidato de la revolución a la gobernación de Miranda durante su juventud combatió, dentro y fuera de la universidad, a los gobiernos de la Cuarta República en la búsqueda de reivindicaciones  estudiantiles y en las luchas sociales, el candidato de le derecha se paseaba por las calles de Boston, Mayami, New York, Madrid disfrutando de la fiestas de Halloween. Su disfraz favorito era el de candidato. La burguesía pedigüeña  lo estaba preparando para tal desempeño. En sus juergas por las diferentes ciudades norteamericanas y europeas lo acompañaban Leopoldo y Julio. Para esa época la casa de Tradición Familia y Sociedad estaba clausurada. A pesar de que el trío prestó juramento a esta cofradía debieron abandonarla, no sin los plañidos y las congojas ajustadas que estas tristes rupturas causan. 

   Tal como afirmé, el eterno candidato de la derecha tiene dos contendientes, Capriles I quien no hizo absolutamente nada durante su gobernación y Elías, un  veterano funcionario que ha dado muestra de probidad y tenacidad durante su desempeño al lado de líder de la Revolución. De nuevo, el escogido por la burguesía parásita volverá a buscar sus antiguos asesores, quienes pasado el adolorido y mal parto post electoral lo consuelan:

"Henrique no perdiste, lo que pasa es que Hugo ganó".

"Henrique, no perdiste, lo que pasa que la revolución sacó más votos".

"Henrique, si tu oponente no hubiese sido Hugo seguro hubieses ganado".

"No abandones tu profesión de Candidato, cuando pierdas la gobernación de Miranda te lanzas para alcalde, ese es tu trabajo. Así lo hizo Rosales".

"Y pensar que el mismo Consejo Nacional Electoral que  asesoró a la MUD, ahora nos hizo unas cuantas triquiñuelas. La victoria era tuya Capriles".

 "No te preocupes Capriles, no ganaste, pero fue un honroso empate técnico. Chávez está "cagao", ahora media Venezuela es nuestra".     

   Quizás no recuerdo otras de las recomendaciones de los insignes asesores, pero no cabe duda, todas están impregnadas de la inteligencia y sapiencia de Teodoro, quien para la candidatura de alcalde le hará un precio menor en materia de asesoría electoral. La alcaldesa de Maracaibo, la señora Eveling Trejo, le sugirió  que consulte a Rosales en materia electoral, aquel candidatazo que perdió con Hugo, simplemente por la mala leche del zuliano juyío.

   Quizás por aquella razón Capriles II no quiere absorber ninguno de los méritos de Rosales, dado que al igual que él, el zuliano fue candidato a presidente, a gobernador, alcalde y en el futuro, un candidato a privado de libertad, en caso de regresar a Venezuela. Henrique teme que esa mala leche sea contagiosa y su próxima candidatura sea a la de un juicio por malversación de fondos. Porque Henrique es "ecce homo".

   Otro más. ¡Ah mundo  nuestra oposición! primero se arrechan porque Venezuela se retira de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA y ahora, se arrechan mucho más porque Venezuela ingresó como miembro al Consejo de los Derechos Humanos de la ONU. Según María Corina la votación en el Organismo Internacional se hizo con el capta huellas del CNE. No cabe duda, estamos en presencia de un fraude en el ámbito planetario.  Definitivamente, el triunfo de Chávez los volvió locos.         

[email protected]                                                                       


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /oposicion/a154331.htmlCUS