Crítica, crítico, el auto del oportunismo y mis Autochismocríticas

De acuerdo con la posición de algunos entendido y algunas entendidas en la materia, y de algunos y algunas cuantos y cuantas, investigadores e investigadores, autores y autoras, se establece de manara explicita, que la autocritica se entiende como la capacidad que tenemos los seres humanos para  distinguir nuestros  propios defectos, para poder enfrentándolos de tal manera que nos podamos proponer en hacer lo mejor posible para que los mismos no se sigan reproduciendo, y también sostienen estos señores y estas señoras que se puede entender la autocritica; como la capacidad de auto evaluarnos y de comportarnos con autentica sinceridad con nosotros  mismo, admitiendo que nadie es superior que los demás, y que todos cometemos faltas graves, por lo que tenemos la imperiosa necesidad de esforzarnos para ser mejores personas y así, con la autocrítica, se poder ir madurando cada día más en cuanto a nuestra actuaciones ante la vida.

Esto,  puesto y visto de esta forma tan filosóficamente hablando suena, se ve y se oye sumamente bello y hermoso, pero cuando viene un mal agradecido como yo, y voltea la gallina, luego entonces la explicaciones se convierten en océanos enormes de confusiones e imprecisiones, porque en lugar de autocriticarme, vengo y meto la cuchara en el caldo y pongo el caldo de color mora´o (morado), es decir, en lugar de criticarme a mí mismo, vengo y me abrogo el sublime derecho de realizarle críticas mal intencionadas a mis compañeros y camaradas, tan solo por las ganas de hacerlos ver incapaces e ineficaces , pero ni por el carajo, me arriesgo llegar a decir, que mis actuaciones sencillamente son el reflejo de un resentido marginal, que nunca ha sabido aprecia5r el trabajo tesoneros de los dirigentes nuestros que solo han sabido, sacrificar parte de sus vidas, para que hoy en día, estemos luchando por la independencia total y absoluta de nuestra patria Venezuela. ¿Sera que tendré que pedir disculpas por eso error?

Ahora bien, sé y entiendo que durante mucho tiempo me he comportado como un verdadero patán de la comunicación en los medios alternativos y comunitarios, y eso debo asumirlo como unas de mis realidades, lo que no soporto, ni voy a soportar es que algunos de estos personajes que se dicen llamar dirigentes o líderes locales y/o comunitarios, vallan a coger "La autocritica" solicitada por nuestro camarada presidente, para hacer su bastión de lucha y o como herramienta de destrucción de los camaradas que ellos consideren sus enemigos en virtud de procurar subir los peldaños en la escala de la escalera del escenario   de la vida política del país; porque no puede ser posible que los mismos engañadores de siempre, se pretendan adueñar de la voluntad de los pueblos, tan solo por apetencias personalísimas y por un oportunismo emanada de la anticultura que nos han impuesto, desde tiempo inmemorables.

Hay quienes que con total y absoluta alevosía, tratan y pretenden de pescar en rio revuelto y de ahí, que hoy vemos como mediante un discurso edulcorado con artilugios y subterfugios, bajo la sombra de una metáfora famélica en sabiduría, dar pasos agigantados hacia un objetivo especifico donde con mañas y complicidades, revertir el avance emancipador de nuestra revolución o proceso político de cambios profundos, ¿Es la primera vez que esta vaina se ha visto en Venezuela? Sabemos que no, pero el enemigo ha sofisticado sus estrategia, y por lo tanto nos corresponde a los CHAVISTAS desmontar la patraña discursiva del enemigo y de nuestros adversarios ideológicos, para que luego no me vengan a joder con que ¡Nos engañaron!

¿Alguien en su sano juicio me entendió?

CHÁVEZ es el camino, CHÁVEZ  es la razón

Sin CHÁVEZ no habrá ¡Patria! ni Revolución


[email protected]




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1521 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /oposicion/a153630.htmlCUS