Que sí se van, que no se van

Ellos dicen que se van pero no terminan de hacerlo, si te soy sincero yo sí quisiera que se fueran, que agarraran sus maletas y vivieran lejos de aquí, y que vivan la realidad de afuera para que aprendan, que sepan de verdad verdad lo que es humillación, lo que es pelar bolas, pasar trabajo y vivir en zozobra, que se vayan a Colombia, a España o a Miami, que aprendan lo que son los efectos del neoliberalismo, que vuelvan a sus Caracazos que hoy vive Europa y medio mundo, que se vayan, no a hacer turismo sino a vivir.

Ellos dicen que se van pero no terminan de irse a ninguna parte, que si hay dictadura, que no les alcanza para vestir a la moda, que si los dólares, la delincuencia, expropiaciones y un sinfín de cosas más, pero bien relajaos que van a las tres de la mañana a rumbear sin restricciones ni reservas, viajan fuera del país a disfrutar del mundo (alcanza con mercado negro y todo) y defienden al otro, a sus ricos explotadores, a sus verdugos y colocan muchas fotos de alegría en el Facebook al mismo tiempo que se quejan de esta dictadura.

Son indios, negros y feos, son igual a nosotros pero jalabolas, le acarician la mano al rico y se creen ricos, aparentan ser clase media, medio pobre medio pendeja; ojalá se fueran a trabajar doble turno, 25 horas diarias y 8 días a la semana; pero que de verdad se fueran lejos y agarraran vuelo bien apartados de nuestras fronteras, que se fueran lejos a cumplir sus sueños, a ganar en euros que allá no alcanza un carrizo pero aquí es alguito, que se vayan y vuelvan aprendidos, que vuelvan a la dictadura que los amarga, a la dictadura de la vida, de la igualdad y felicidad, a esta dictadura de oportunidades, la dictadura de la independencia y de la esperanza de un mundo nuevo, que se vayan y vuelvan, porque la mejor escuela no es la que se imparte sino la que es vivida; que se vayan, que vuelvan.

edwin.bachi.velasquez@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 698 veces.


VE N