Cuando los pobres le ganan a los ricos

Los ricos siempre ganan y por eso son ricos es un axioma capitalista que dejó de ser válido en lo que ha democracia significa. Durante decenios la democracia manipulada por ellos, por su poder, por sus medios masivos de comunicación, fueron la democracia que manipuló a los pueblos acostumbrados a elegir entre quienes lo explotaban. Eso cambió para siempre: los pueblos entendieron su poder, el poder de elegir como arma que ha derrotado continuamente al imperio de los burgueses en nuestro continente emergente. Aquí no ganan más los ricos por más que compren con su dinero sucio los medios hipnóticos que actuaban sobre la ignorancia y la alienación que mantenían, aquí ahora los pueblos saben que pueden elegirse a si mismos como conductores de sus gobiernos. Sobran los ejemplos luego de la victoria de Chávez en el año 1,998: Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Uruguay y Argentina son referentes de lo que digo.

Los ricos no ganarán en Venezuela. Los ricos no son mayoría, los pobres si. Esta matemática no podrá ser alterada y por tanto en Venezuela las clases populares darán un lección histórica a los señores del dinero. Aquí ganamos porque ganamos, porque somos la inmensa mayoría que despertó hace 14 años y que no podrá votar por el pasado ni se dejará engañar por aquellos que destrozaron la patria para llenar sus cuentas bancarias con fardos de dólares saqueados a nuestro patrimonio nacional.

El candidato burgués es por tanto el candidato de la burguesía y de esa minoría de clase media y clase baja que aun sigue envenenada con sus maniobras publicitarias. No hay manera, a pesar de que se disfracen de socialistas y hasta de chavistas, a pesar de que ofrezcan sus engañosas prebendas que antaño les servían para someternos. Basta salir un rato a cualquier calle y ver lo que sucede. La fiesta de victoria ya se respira en nuestra gente y la derrota arruga las caras de quienes apuestan a los apátridas.

Aquí no ganará Capriles y su clase burguesa y explotadora a pesar de recorrer pueblo por pueblo. A Venezuela no la engañarán con su campaña majunche y no hay manera de obtener una victoria ante el pueblo despierto que entiende muy bien todo lo que se está jugando en estas elecciones. Aquí no gana el billete de los galanes del country ni el que les manda el imperio, Eso es matemático e irrefutable.

En Venezuela los pobres le volverán a dar una paliza a los señoritos de las clases altas. No hay más camino señores majunches, ustedes ya lo saben. Esto escribió Julio Borges de primero Justicia

en un correo enviado a un señor Eric Ekvall lo siguiente: “Lo del fraude es una simple leyenda urbana, las elecciones se ganan con votos día a día. El esfuerzo de Henrique (Capriles) es sobrehumano, esta luchando contra un acorazado que no se deja penetrar. La mayoría del pueblo está con el candidato oficialista y eso algo que no se puede negar (..) si la brecha es corta, luego de algunas lágrimas y decepciones, nos quedará reconocer el triunfo de Chávez y concentrarnos en las alcaldías y gobernaciones que es donde más gente tenemos".

¡iViremos y venceremos!!!!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.


VE N